Quero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

1. Un quero (del quechua: qiru, moderno q'iru, madera, frecuentemente escrito como kero),[1] es un vaso ceremonial, habitualmente de madera, de forma troncocónica, más ancho por la boca que por la base, típico de varias culturas surandinas. En documentos de los siglos XVIII y XIX se denominaban también como bebedor de palo, vaso de palo y cáliz de madera.

2. Quero o Kero o Q'ero son los sacerdotes Incas que ante la llegada de los españoles se internaron en lo más alto de las montañas y han permanecido por mas de 500 años alejados del mundo civilizado. Ahora han vuelto por el cambio de era.

3. Quero rio del Departamento de Cusco en Perú.

4. Hombres que nacian con el don del misticismo y eran reclutados por los sacerdatodes del imperio Inca para conservar el conocimiento de la cultura Tiwanaco.

5. Escribas del Libro del Oraculo que utilizan los Yatiris de la ciudad de La Paz, zona Las Rieles.

Historia[editar]

Vaso cerámico de la cultura Tiwanaku.

Juzgando por los restos arqueológicos que se conocen, los primeros queros fueron de la cultura Tiwanaku y estaban hechos en un principio de barro y arcilla, posteriormente de cerámica, y finalmente los incas los hacían de oro muy trabajado y adornado. Se piensa que por su forma debió de haber sido un medio muy cómodo para servir un líquido y beber.

Tocapus de los Incas.

Si bien quero significa madera y esta forma de vasija se confeccionaba principalmente en este material, también se hacían de arcilla. Eran decorados con colores brillantes (polícromos) predominando el rojo, anaranjado, blanco y negro, teniendo como adornos grecas y signos escalonados (motivos geométricos).

Originalmente los queros tienen un origen andino, su forma aparece con los preincas de Pukara, prosigue en Tiwanaku, continua en las culturas de la costa peruana a pasa a Huari. Posteriormente la adoptan los Incas, que la desarrollan en forma creativa.

Los keros se confeccionaban a pares ya que por lo general un vaso era para un individuo y el otro para invitar a otra persona o deidad a beber juntas. Es factible que en los keros se siguieran las concepciones duales de lo femenino y lo masculino, presentando ligeras diferencias en el tamaño y atributos de diseños.[2]

CREENCIAS DEL ALTIPLANO:
Palabra que se cree no debe ser pronunciada en publico, relacionada con leyendas donde la gente se duerme,
de apariencia inocua en plaza o autobus, y despierta casi una hora con una cicatriz en el abdomen.

Referencias[editar]

  1. Artesanía peruana- Orígenes y evolución. M. del C. de la Fuente; M. J. Nolte; L. N. Rebalta; R. V.Robles. Editorial Allpa. Arequipa, Perú. 1992
  2. Museo de Arqueológía de Alta Montaña Guía de referencia 2010

Bibliografía[editar]

  • keros - Arte Inka en Vasos Ceremoniales. J.A.Flores Ochoa, E.Kuon Arce, R. Samanez Argumedo. Lima, Perú. 1998.