Proteles cristata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Proteles cristatus»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Lobo de tierra
Proteles cristatus1.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Hyaenidae
Subfamilia: Protelinae
Género: Proteles
I. Geoffroy, 1824
Especie: P. cristata
Sparman, 1783
Distribución
Aardwolf area.png
Sinonimia
  • Proteles cristatus (Sparman), 1783
  • Proteles cristatus septentrionalis Rothschild, 1902
  • Proteles lalandi I. Geoffroy, 1824
  • Viverra cristata Sparman, 1783

El lobo de tierra o proteles (Proteles cristata) es un mamífero carnívoro de la familia Hyaenidae, que, al contrario que las demás hienas, es un tímido insectívoro solitario. Es el único miembro de su género y de la subfamilia Protelinae.

Existen dos poblaciones diferenciadas del lobo de tierra. La primera se distribuye en el sur de África: Botsuana, Namibia, Sudáfrica, sur de Angola, sur de Zambia y sudoeste de Mozambique. La segunda se encuentra en zonas que abarcan desde Tanzania central, Uganda, Kenia, Somalia hasta los desiertos de Etiopía, Sudán y el sur de Egipto.

Características[editar]

Mide en torno a los 70 cm y su peso ronda los 9 kg. En similitud con sus parientes más cercanos, sus patas delanteras son más largas y su cuerpo presenta un ligero declive desde la cabeza hacia la cola, característica que se acentúa con las crines en forma de cresta que van desde el cuello hasta los hombros y se erizan cuando el animal está alerta. Sus molares tienen forma de pequeñas clavijas y sus incisivos son similares a los de la hiena. La comida es molida por los músculos del estómago. Su pelaje es blanco amarillento, un poco grisáceo o rojizo con tres rayas negras verticales a ambos lados y diagonales en sus patas traseras y delanteras. Es de hábitos solitarios y nocturnos, por lo que durante el día descansa en galerías, frecuentemente excavadas por cerdos hormigueros, a veces por ellos mismos o agrandadas de las de animales de menor tamaño;[2] marca su territorio mediante la orina, heces y olores producidos por secreciones de la glándula anal.

Lobo de tierra descansando.

Alimentación[editar]

Muy de vez en cuando da caza a algún animal vertebrado, como aves o roedores, pero su dieta se compone casi en su totalidad de termitas que se alimentan en la superficie y atrapa con su viscosa lengua. También come larvas y gusanos entre otras criaturas de cuerpo blando. Esta dieta tiene la gran ventaja de prácticamente carecer de competidores que puedan hacer frente a este animal, además de gastar muy poca energía para obtenerla y sorprendentemente contiene un alto valor energético. Un solo ejemplar puede comer hasta más de 200 000 termitas.

Cría[editar]

Tras un período de gestación de 90 días nacen de 2 a 4 cachorros, que estarán preparados para salir de la madriguera a partir de las cuatro semanas. Se destetan a las 16 semanas.

Referencias[editar]

  1. Plantilla:IUCN 18372
  2. Matthews, L. Harrison (1977). La Vida de los Mamíferos. Tomo II. Barcelona: Ediciones Destino. pp. 541–542. ISBN 84-233-0700-X. 


Enlaces externos[editar]