Profanación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama profanación al uso irresponsable o irrespetuoso de cosas, objetos, edificios/instituciones o, incluso personas a las cuales se considera como sagradas ("valiosísimas").

Profanación de la eucaristía[editar]

La profanación de la eucaristía es el acto de arrojar o retener la hostia eucarística y por extensión cualquier acto voluntario de abierto desprecio hacia la misma.[1]

Se asocia, entre otros, a sectas y personas identificadas con el satanismo o lo oculto. Las hostias sagradas son profanadas para celebrar diversos ritos como ritos paganos, brujerías e inclusive misas negras.

En la Iglesia latina quien sea encontrado culpable de profanación recaerá sobre él, la pena de la excomunión "latae sententiae".

El Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Legislativos aclara el Canon 1367 del Código de Derecho Canónico como sigue: Queda excomulgado automáticamente no sólo quien "arroja" o "retiene" indebidamente hostias o vino consagrados, sino también, quien, "sin sacarlas del sagrario, de la custodia o del altar, las hace objeto de un acto externo, voluntario y grave de desprecio”. En este caso la excomunión no requiere el pronunciamiento del obispo o del tribunal eclesiástico.

Juan Pablo II ordenó la publicación de esta interpretación del Código de Derecho Canónico en una audiencia ofrecida a monseñor Herranz el 3 de Julio de 1999.

Profanación de instituciones[editar]

Los edificios o instituciones no son ajenos a la profanación. Muchos de ellos al ser saqueados y quemados, y sus elementos sagrados destruidos o robados, prácticamente pasan por la profanación. Escuelas, conventos, iglesias, monasterios, mezquitas, sinagogas y otras edificaciones religioso-espirituales son "profanadas" en la medida que son dañadas o "usadas" con otros fines distintos a los que inicialmente fueron construidas.

Referencias[editar]

  1. ¿Qué debe entenderse por profanación de la Eucaristía?, El teólogo responde. Respuesta de P. Miguel Ángel Fuentes, I.V.E.