Pholcus phalangioides

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Pholcus phalangioides
Pholcus.phalangioides.6908.jpg
Pholcus phalangioides
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Arachnida
Orden: Araneae
Suborden: Araneomorphae
Superfamilia: Pholcoidea
Familia: Pholcidae
Género: Pholcus
J.K. Füssli, 1775
Distribución
Distribution.pholcus.phalangioides.1.png

La araña de patas largas (Pholcus phalangioides) también llamada araña calavera por la apariencia del cefalotórax, es una araña de la familia Pholcidae. Las hembras tienen una longitud corporal de 9 mm; los machos son ligeramente más pequeños. Sus patas son de 5 a 6 veces de la longitud de su cuerpo (llegando a 7 cm de envergadura en las hembras). Acostumbra a vivir en el techo de las habitaciones, cuevas, garajes o las bodegas, lo que le da uno de sus nombres comunes. Se consideran beneficiosas en algunas partes de mundo porque puede matar y comer a otras especies, incluyendo a algunas que son venenosas para los humanos como la Tegenaria campestre o la espalda roja.[1] [2]

Originaria de una especie restringida a zonas templadas del paleártico occidental, gracias a los humanos, este sinántropa está repartida por todo el mundo. Es capaz de vivir en climas fríos, y por tanto, se limita a vivir en casas sólo en algunas zonas.

Esta es la única especie de araña descrita por el entomólogo suizo Johann Kaspar Füssli, que la registró en 1775. A veces se puede confundir por su nombre con la araña tigre.

La Pholcus phalangioides acostumbra a agitar su telaraña violentamente cuando es molestada como método de defensa ante depredadores. Pueden cazar y comer fácilmente a otras arañas (incluso a las que son más grandes que ella, como la Tegenaria duellica), mosquitos y otros insectos, y cochinillas. Cuando escasea el alimento, practica el canibalismo.

Como son originarias de los trópicos, parecen no estar influenciadas por los cambios estacionales y se reproducen en cualquier época del año. La hembra sostiene de 20 a 30 huevos en sus pedipalpos. Las crías son transparentes, con patas cortas y mudan de 5 a 6 veces hasta que maduran.

Veneno[editar]

Una leyenda urbana afirma que las Pholcidae son las arañas más venenosas del mundo, pero se ha demostrado lo contrario. Investigaciones recientes muestran que su veneno tiene un efecto relativamente débil en insectos.[3] En un episodio de Cazadores de mitos han mostrado que las arañas tienen unas mandíbulas (0,25 mm) que pueden penetrar la piel humana (0,1 mm), pero solo sintió una leve sensación de ardor durante unos segundos.[4]

Referencias[editar]