Nacionalismo económico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Nacionalismo económico es un término usado para describir las políticas económicas guiadas por la idea de proteger el consumo interno, el trabajo y la formación de capital en el interior de una economía o mercado nacional en pos de la eliminación de la dependencia, aunque esto requiera la imposición de restricciones a los movimientos del trabajo, bienes o capital, como los aranceles.

Se opone a la globalización en muchos puntos, o al menos en los relativos a los beneficios del libre comercio sin restricciones. El nacionalismo económico suele incluir doctrinas como el proteccionismo y la sustitución de importaciones. Y debido a la gran injerencia del Estado es centralista por naturaleza.

Patriotismo económico[editar]

Patriotismo económico es el comportamiento coordinado de consumidores y compañías, tanto privadas como públicas, promovido conscientemente, en el sentido de favorecer los bienes y servicios producidos en su país. Puede practicarse tanto a través de estimulación de la demanda (pidiendo a los consumidores que compren esos bienes y servicios en vez de los del extranjero) o a través de la protección de suministros, la protección del mercado interior frente a la competición extranjera con aranceles o cuotas (proteccionismo). Una forma reciente de patriotismo económico es el proteccionismo financiero: la hostilidad contra las adquisiciones de grupos extranjeros de compañías consideradas estratégicas (sector estratégico) para la economía del país.[1]

Objetivos[editar]

Los objetivos del nacionalismo económico son:

  • Apoyar la actividad económica.
  • Promover la cohesión social.
  • Sus partidarios lo describen como una autodefensa de los intereses económicos locales

Críticas[editar]

La preferencia del consumidor por productos locales da a los productores locales más poder de mercado y les permite elevar los precios obteniendo mayores beneficios o manteniendo costes de producción más elevados, mayores salarios o procedimientos obsoletos o no competitivos con el exterior. Los consumidores que favorecen productos locales pueden verse explotados por una política de maximización de beneficios de los productores locales.

Ejemplos recientes[editar]

Ejempos de nacionalismo o patriotismo económico pueden ser la Escuela americana de Henry Clay, el uso del MITI por Japón para «elegir ganadores y perdedores», la imposición de Malasia de control de disposición de capitales durante la crisis asiática de 1997, el cambio controlado del yuan en China, la política de Argentina sobre aranceles y devaluación de la moneda en la crisis económica argentina del 2001, y el uso de aranceles por los Estados Unidos para proteger la producción interior de acero.

Estos ejemplos se hicieron más visibles desde 2005 y 2006 con la intervención de varios gobiernos para prevenir la adquisición de empresas nacionales por empresas extranjeras:

  • La proyectada adquisición de Arcelor (Francia y Luxemburgo) por Mittal (India).[2]
  • El fallido intento del gobierno italiano de prevenir la adquisición de Banca Antonveneta (Italia) por ABN AMRO (Países Bajos).[3]
  • La clasificación de Danone (Francia) como una industria estratégica para impedir una potencial adquisición por PepsiCo (EE.UU.).[4]
  • La bloqueada adquisición de Autostrade, un operador de autopistas italiano por la compañía española Abertis.[5]
  • La propuesta adquisición de ENDESA (España) por E.ON (Alemania) en respuesta a la de Gas Natural (España),[6] y que terminó con la adquisición por la eléctrica italiana Enel.
  • La adquisición propuesta de SUEZ (Francia) por Enel (Italia), y el contra ataque de Gaz de France (Francia).[7]
  • La oposición del Congreso de los Estados Unidos a la adquisición de Unocal (EE.UU.) por CNOOC (China), y la subsiguiente adquisición por Chevron (EE.UU.).[8]
  • Oposición política a vender la gestión de los seis principales puertos de Estados Unidos a la compañía DP World (Emiratos Árabes Unidos) en 2006.
  • Legislación restrictiva al acceso de compañías extranjeras a los recursos naturales y a determinadas empresas de Rusia, a comienzos del 2007.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «"La France veut mieux protéger ses entreprises face aux OPA"» (en ?francés). Associated Press. 21 de septiembre de 2005. Consultado el 11 de abril de 2007. 
  2. «"Arcelor: Villepin en appelle au "patriotisme économique""» (en francés). Associated Press. 31 de enero de 2005. Consultado el 11-04-2007. 
  3. «"ABN Amro opens up Italian banking with acquisition of Antonveneta"». AFP. September 2005. Consultado el 12-04-2007. 
  4. «"La mobilisation se poursuit autour de Danone"». Associated Press. 21 de julio de 2005. Consultado el 11-04-2007.  Texto «francés» ignorado (ayuda)
  5. «"Abertis and Autostrade joint statement"». Marketwire. diciembre de 2006. Consultado el 12-04-2007. 
  6. «"Dominique de Villepin annonce une fusion Suez-GDF"» (en francés). Associated Press. 25 de febrero de 2006. Consultado el 11-04-2007. 
  7. «"La saga Endesa divise politiques, industriels et analystes"» (en francés). Associated Press. 27 de marzo de 2007. Consultado el 11-04-2007. 
  8. Abraham, Kurt S. (Septiembre de 2005). «"Chevron wins control of Unocal as CNOOC backs down"». World Oil. Consultado el 12 de abril de 2007. 

Para el nacionalismo económico manifestado bajo el fascismo en sus distintas formas, véase Baker, David, The political economy of fascism: Myth or reality, or myth and reality?, en New Political Economy, Volume 11, Issue 2, junio de 2006, pgs 227 - 250

Enlaces externos[editar]