Mutismo selectivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mutismo selectivo
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F94.0
CIE-9 309.83 313.23
MedlinePlus 001546
eMedicine ped/2660
MeSH D009155
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

El mutismo selectivo es un trastorno de la comunicación verbal de origen emocional que consiste en que los afectados, en determinados contextos o circunstancias, no pronuncian ni una sola palabra.

Los datos disponibles refieren una incidencia de entre un 0,1 y un 1,9 por ciento entre los menores de 15 años, aunque se supone que las cifras reales son más altas por la dificultad de detectar el problema.

Descripción[editar]

En el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, el mutismo selectivo es descrito dentro del capítulo de Trastornos de inicio en la infancia y la Adolescencia, como un trastorno en el cual la persona parece mudo ante situaciones sociales o cuando se espera que hablen, pero son perfectamente capaces de hablar y de comprender el lenguaje. Funcionan normalmente en otras áreas de comportamiento y aprendizaje, aunque se privan severamente de participar en actividades de grupo. Es como una forma extrema de timidez, pero la intensidad y duración la distingue. Como ejemplo, un niño puede pasar completamente callado en la escuela, por años, pero habla libremente o excesivamente en casa.

Este trastorno no se considera como un problema de la comunicación, en que la mayoría de las personas se comunica a través de expresiones faciales, gestos, etc. En algunos casos, el mutismo selectivo es un síntoma de un trastorno de desarrollo o un trastorno psicótico.

Hay que realizar diagnóstico diferencial con Autismo o síndrome de Asperger. La diferencia fundamental es que en estos dos trastornos el individuo no habla independientemente del contexto, ya que está gravemente alterada la comunicación y la interacción social.

El mutismo selectivo es caracterizado por:

  • Fracaso consistente para hablar en situaciones sociales específicas (por ejemplo, en la escuela, donde existe expectación al hablar) a pesar de expresarse bien en otras situaciones.
  • Interfiere con los logros educacionales o laborales, o con la comunicación social.
  • El fracaso para hablar no se debe a la falta de conocimiento del idioma hablado requerido en la situación social.

Se considera que el mutismo selectivo, si no es bien tratado, será el antecesor de una futura fobia social y/o trastorno de personalidad por evitación.

Causa[editar]

No se han establecidos las causas del todo pero, se cree puede tener causa en hechos (reales o imaginados) ocurridos a principios de la infancia. También hay evidencia de que existe un componente hereditario[1] y que también es más común en mujeres que en hombres. Tiene un entorno idealizado, de experiencias familiares por un trato especial, he instruido de las normas de lo que debe ser. Y en el lugar de estudio no se desarrollan los eventos, de acuerdo a su deber ser; para el no pertenece a ese ambiente. Pero cuando esta en un ambiente al que si pertenece si se desenvuelve en el. El no participar en el medio ambiente social con mayor peso de aprendizaje lo hará propenso a trastornos con déficit social.

Aspectos positivos y negativos[editar]

Negativos[editar]

  • Encuentran difícil tener contacto visual.
  • Con frecuencia no sonríen y tienen expresiones vacías.
  • No pueden manejar situaciones donde se espera que hablen normalmente, como saludar, despedirse o agradecer.
  • Tienden a preocuparse más de las cosas que el resto de las personas.
  • Pueden ser muy sensibles a la luz, ruido y al gentío.
  • Encuentran difícil hablar sobre sí mismos o expresar sus sentimientos.
  • Se mueven de manera rígida y torpe
  • Tienen sensaciones de cerrarse, huir o suicidas

Positivos[editar]

  • Contrariamente a lo que se cree, muchos investigadores apuestan por una inteligencia normal-alta o superior al promedio en gente con mutismo selectivo. No está demostrado de forma fiable que derive de una forma de autismo, como sucede con el S. de Asperger (aunque se parecen tienen diferencias).
  • Perciben más fácilmente que otras personas los pensamientos y emociones de los demás (empatía).
  • Tienen gran poder de concentración y de percepción.
  • Algunos llegan a ser muy intuitivos (relacionado con la empatía), son muy curiosos.
  • Con frecuencia tienen un buen sentido de lo que es correcto, incorrecto y justo.

Sugerencias para su atención

  • Utilice comunicación alternativa (Escritura o Dibujos). Son muy creativos.
  • Observe y tenga presente sus intereses.
  • No se desespere por que no hable, suelen percibirlo con facilidad, más que otras personas.
  • Evite calificaciones respecto a su retraimiento, del mismo modo si se las hacen a él ("este niño no habla", "¿te mordió la lengua el gato?"). Sólo agravará la situación.

Bibliografía en español[editar]

  • Ahne, Verena, «Mutismo selectivo», Mente y Cerebro, 38, 2009, págs. 14-19.
  • American Psychiatric Association, "DSM-IV-TR". Mutismo Selectivo, Características Diagnósticas.
  • Olivares Rodríguez, J. (1994). El Niño con Miedo a Hablar. Madrid: Pirámide.
  • Olivares Rodríguez, J., Rosa Alcázar, A. I. y Olivares Olivares, P. J. (2007). Tratamiento Psicológico del Mutismo Selectivo. Madrid: Pirámide.
  • CD: Ruiz Talavera M.A. (2007) ¿Qué es el miedo desproporcionado a hablar? Mutismo Selectivo. Háblame ediciones. Colección Didáctica.

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]