Monumento nacional Cañón de Somoto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cañón de Somoto (Nicaragua)

Somoto es una ciudad que tiene variedad de recursos naturales, entre los cuales se destacan sus paisajes, flora, fauna y las deliciosas rosquillas somoteñas, cuyo sabor ha transcendido las fronteras de Nicaragua. Una región donde además del recién descubierto Cañón de Somoto, el uso de burros como medio de transporte, le dio el nombre de la Ciudad de los burros; así como los viñedos a la orilla del río que cruza el sitio a pocos kilómetros de la cabecera departamental.

Breve reseña histórica de Somoto[editar]

El origen del pueblo de Somoto procede de la tribu de los choroteganos y chorotegas, quienes penetraron a la actual región del departamento de Madriz por las rutas fluviales de los ríos Choluteca, Guasaule o Torondano o bien remontando las cabeceras del Río Negro, más tarde siguieron el curso del Río Coco, alcanzando la expansión poblada de la región de Telpaneca, de la conocida y desaparecida población comalteca y el actual municipio de San Juan del Río Coco. El primer nombre con que se conoció fue el de Tepesonate dado el nombre por estar a orillas del cerro con el mismo nombre que significa Cerro de Agua, el segundo nombre con que se conoció fue Santiago de Tepesomoto nombre dado por España, el tercer nombre y último con que se conoce es Somoto.

Ubicación geográfica[editar]

Somoto, cabecera departamental de madriz, es una tranquila y pacífica ciudad, situada a 216 kilómetros al norte de Managua, capital de Nicaragua.

Cañón de Somoto[editar]

El Cañón de Somoto, en Nicaragua, fue descubierto por geólogos checos. Durante sus investigaciones en Nicaragua hace unos cinco años, geólogos checos se encontraron, por casualidad, con un impresionante accidente geográfico, desconocido hasta el momento, por el pueblo y la comunidad científica.

Localización y acceso[editar]

El Cañón de Somoto, se localiza a unos 15 kilómetros al Oeste de la ciudad de Somoto, cabecera departamental de Madriz, a la cual se llega desde Managua por la Carretera Panamericana (NIC-1) que conduce a El Espino, un punto fronterizo aduanero con la vecina del norte, Honduras.

Estructura geológica[editar]

De acuerdo con el Instituto de Estudios Territoriales (INETER), la distribución y extensión geográfica de los diferentes tipos de depósitos y rocas que conforman la geología de ésta área, así como su relación estratigráfica y estructural se refleja en el mapa geológico, a escala 1:50,000; la cual se describe en orden de joven a antiguo. Otras estructuras geológicas son las carácter lineales (fracturas y fallas) y de morfología circular; asociadas a relictos de antiguos y recientes centros volcánicos:

  • 1 Depósitos aluviales del Cuaternario Reciente
  • 2 Rocas volcánicas piroclásticas del Terciarias (Mioceno

Superior)

Edad y origen del Cañón de Somoto[editar]

El cañón presenta formas rocosas irregulares debido a la acción erosiva de caudales torrenciales durante la época de lluvias que erosionan la base del talud y provocan la caída de bloques. La morfología del cauce del cañón es más bien sinuosa con puntos angostos y ensanchados, su ancho varía entre los 10 a 15 metros. Según versiones de INETER, Las paredes del cañón pueden alcanzar alturas entre 120 a 150 metros. Otras estructuras erosivas son las de fondo de lecho, en la que participa el trabajo abrasivo de la carga de fondo del río (cantos y gravas), que modelan en las rocas del lecho formas circulares cilíndricas hasta de un metro de diámetro. Estas formas se conocen como marmitas de gigante o pot hole. Se relaciona por tanto a su elevada dinámica fluvial que ha modelado laderas erosivas en los valles de los ríos Coco, Comalí y Tapacalí; muy bien representada en el cañón del río Coco en donde presenta paredes verticales. Los geólogos checos lo asocian mas a un proceso de erosión diferencial de tipo seudocárstico y con una edad que se asume de entre 15 a 5 millones de años, una edad geológica que se ubica entre los períodos Cuaternario y Mioceno del Terciario Superior. El resultado es un paisaje geológico de impresionante belleza y que ha llevado a considerarlo como Parque Nacional.

Bibliografía[editar]