Mondadientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palillos de plástico.
Mondadientes de madera.
Un palillo del estilo Japonés 爪楊枝(Tumayouji).
Imagen típica de un bar español: una tapa y una caña con un palillero.

Un mondadientes o palillo de dientes (también llamado escarbadientes) es un objeto de madera u otro material como el plástico usado para quitar las sobras, generalmente trozos de comida (paluegos), de los dientes, normalmente después de una comida. En los bares y restaurantes se sirve de mondadientes de forma gratuita a los comensales.

Características[editar]

Los mondadientes suelen tener uno o dos extremos acabados en punta para meterlo entre los dientes y proceder a su limpieza. Se suelen emplear también como sustituto de la cubertería en algunos platos y raciones, como las tapas en los bares españoles. La gran utilidad del mondadientes se hace notoria en el hecho de que la versión de plástico de este pequeño instrumento es un firme componente de la navaja suiza. Hoy en día existen versiones en plástico que poseen formas ergonómicas capaces de hacer la misma función que las variantes clásicas en madera.

Historia[editar]

El mondadientes ha existido durante miles de años y es probablemente el instrumento de limpieza dental más antiguo. Los mondadientes son bien conocidos por todas las culturas. Antes de que el cepillo de dientes fuera inventado, la gente se limpiaba los dientes con pequeños trozos de madera. Los mondadientes hechos de bronce han sido encontrados enterrados en tumbas prehistóricas del norte de Italia y en los Alpes Orientales. También eran conocidos en Mesopotamia.

Se dice que el tirano Agatocles fue asesinado en el 289 a. C. mediante un veneno de acción lenta, que un esclavo le daba en sus mondadientes. Los hay delicados, ejemplos artísticos de plata hechos en la antigüedad, como los hechos de lentisco por los Romanos. En el siglo XVII se utilizaban los mondadientes como objetos de lujo o como joyas. Estaban hechos de metales preciosos y decorados con piedras preciosas, artísticamente estilizados y esmaltados.

A día de hoy, desde la llegada de la odontología moderna, el uso de mondadientes se ha reducido mucho, y otros utensilios como la seda dental y los cepillos de dientes son mucho más utilizados. Sin embargo, debido a la reciente brecha en tecnología del sabor, el mondadientes sigue siendo popular entre mucha gente.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]