Minería del oro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Minería de oro»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Panning de oro en Bonanza Creek, Dawson, Yukon.

La minería del oro consiste en extraer oro del suelo. Hay varias técnicas de extracción.

Técnicas de extracción del oro[editar]

Bateo[editar]

Se utiliza un recipiente cóncavo de poca profundidad, similar a un plato hondo, de unos 25 a 35 centímetros de diámetro. Antiguamente estos recipientes o bateas eran de metal, pero actualmente se usan también los de plástico, pues con un detector de metales puede saberse de antemano si el material contendrá oro o no.

El procedimiento consiste en llenar el recipiente con la arena y gravilla que contiene oro, sumergirlo en agua y agitarlo. Como el oro es más denso que la arena o la roca, se asienta en el fondo.

El material generalmente es obtenido a orillas de los arroyos o ríos, aprovechando la misma agua para separar el oro. Pero también suelen hallarse yacimientos en lechos de arroyos o ríos secos, en cuyo caso es necesaria una fuente auxiliar de agua.

Para determinar la riqueza en oro en los minerales de las vetas o filones se utiliza una pequeña batea de unos 20 cm de diámetro, similar a un cucharón, que en Chile y Argentina se suele llamar poruña; se muele el mineral medianamente fino, se coloca un puñado en la poruña, se agita con agua, y el oro se asienta en el fondo. De esta manera se puede calcular la cantidad de oro que contiene el mineral.

El bateo o panning es la técnica más sencilla para la búsqueda de oro, y suele usarse en forma individual, pero no es comercialmente viable para extraer el oro de los grandes depósitos, salvo que los costos laborales sean muy bajos. A menudo se comercializan como atracción turística en las primeras compañías de oro.

Detector de metales[editar]

Con un detector de metales, una persona puede caminar alrededor de un área de exploración y sistemáticamente por debajo de la superficie. El sensor puede dar una medida positiva de una cantidad de oro a una profundidad de hasta un metro por debajo de la superficie. Como el dispositivo es fácil de operar y de gran movilidad, este método de prospección es muy popular entre los excavadores de oro.

Proceso con cianuro[editar]

La extracción de oro con cianuro se puede utilizar en zonas donde se encuentran finas rocas que contienen oro. La solución de cianuro de sodio se mezcla con rocas finas, ya que ha sido comprobado que pueden contener oro y/o plata, para lograr que se separen de las rocas en forma de solución de cianuro de oro y/o cianuro de plata. Se le añade zinc a la solución, lo que precipita los residuos de zinc y también metales deseados como el oro y la plata. Se elimina el zinc con ácido nítrico o ácido sulfúrico, dejando la plata y / o barros de oro, que generalmente se funden en un lingote que luego son enviados a una refinería de metales para su transformación final con agua regia a metales puros en 99,9999%. Medgold fue una de las primeras empresas en utilizar este método.

Avances en los años setenta han promovido el uso del carbón en la extracción de oro de la solución de filtración. El oro es absorbido por la matriz porosa del carbono. El carbón activo tiene una superficie interna tan grande que, quince gramos (media onza) podrían cubrir 18,000 m².[1] El oro puede ser separado del carbono mediante el uso de una solución fuerte de alcohol soda cáustica y cianuro. A esto se le conoce como la elución o desorción. El oro está entonces chapado a lana de acero por medio de electro-obtención. Unas resinas de oro específicas también pueden ser utilizadas en lugar de carbón activo, o donde se requiere la separación selectiva de oro, de cobre y de otros metales disueltos.

La técnica con cianuro es muy simple y sencilla de aplicar y también es un método muy popular para el procesamiento de oro y plata de bajo grado. Como en la mayoría de los procesos químicos industriales, existen riesgos ambientales que se presentan con este método de extracción, además de la alta toxicidad del cianuro en sí. Una situación en la que este problema se presentó fue en el desastre ambiental que hubo en Europa Central y Oriental en el año 2000 (Derrame de cianuro de Baia Mare de 2000), cuando durante la noche del 30 de enero, una presa en una instalación de reprocesamiento de una mina de oro en Rumania se liberaron aproximadamente 100.000 m³ de aguas residuales contaminadas con metales pesados de hasta 120 toneladas de cianuro en el río de Tisza. El proyecto se diseñó para procesar residuos procedentes de antiguas actividades mineras que eran causa de graves problemas ambientales. Para hacerlo económicamente viable se extraía el oro de esos residuos. Para reducir costos, en vez de neutralizar el cianuro se reciclaba el agua cianurada, que fue la causa de la alta concentración de cianuro al romperse la presa. Si bien el método de extracción de oro con cianuro es el más utilizado, las autoridades deberían ejercer un riguroso control sobre las medidas de seguridad para minimizar los riesgos, pues aunque el cianuro se degrada en la naturaleza, es letal en muy bajas concentraciones.

Por amplia mayoría, los eurodiputados dictaron una resolución que cuestiona duramente la extracción de minerales con cianuro. Advirtieron sobre los riesgos para la salud y el ambiente. Y pidieron la “prohibición total” del uso del cianuro en los 27 Estados miembro.[2] [3] Peticiones semejantes se dan en diversos países latinoamericanos como Argentina,[2] Uruguay y Perú, llevados adelante por organizaciones ambientalistas. Por otro lado los gobiernos de la región, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay y Ecuador, con la adhesión de Brasil, firmaron en Buenos Aires la Declaración Minera del Mercosur, que rechaza las restricciones comerciales e industriales impulsadas por la Unión Europea a actividades productivas como la minería.[4]

Las grandes compañías de oro[editar]

Barrick Gold, Goldcorp y Newmont Mining Corporation son las tres empresas más grandes del mundo en minería de oro.

Las operaciones pequeñas de minería[editar]

Mientras que las grandes corporaciones producen la mayor cantidad de oro, decenas de miles de personas trabajan de forma independiente en las operaciones artesanales más pequeñas, en algunos casos de manera ilegal. Entre ellos están los galamseys (nombre de los trabajadores independientes en Ghana) cuya cantidad oscila de 20,000 a 50,000. A estos trabajadores se les llama Orpailleurs en los países francófonos vecinos. El alto riesgo de esas empresas se observó en el derrumbe de una mina ilegal en Dompoase, Región Ashanti, Ghana el 12 de noviembre de 2009, cuando murieron 18 trabajadores, entre ellos 13 mujeres. Muchas mujeres trabajan en las minas, como cargadoras. Este fue el peor desastre minero en la historia de Ghana.[5]

La extracción de oro en la cultura popular o minería en pequeña escala[editar]

Los minerales extraídos de las vetas o filones que tienen una buena concentración de oro, especialmente de partículas libres y granuladas, se mezclan con agua y se muelen en unas piedras llamadas quimbaletes, las que tienen una concavidad que permite usarlas como un mortero. A continuación se agrega mercurio para formar una amalgama con el oro, la que es separada del resto colándola a través de una tela fina. Luego se refoga o quema la amalgama para evaporar el mercurio, quedando el oro en forma de bolas, cuyo tamaño depende de la cantidad de metal existente en el mineral. Este procedimiento no solamente es nocivo para el minero que lo practica, quien aspira parte de los vapores del mercurio eliminado durante el calentamiento, sino también para las zonas aledañas, pues el mercurio evaporado se condensa contaminando tierras y aguas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]