Santa Bárbara (Perú)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Mina Santa Bárbara»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La mina de Santa Bárbara es un yacimiento minero, fuente de cinabrio y de mercurio, ubicada en el cerro Chacllatacana a 2,5 km al sur de la ciudad de Huancavelica en Perú a una altura aproximada de 3972 msnm.

Historia[editar]

Se dice que los españoles comenzaron a explotar la mina de mercurio, en la zona de Huancavelica, hoy conocida como Mina Santa Bárbara en 1566, cuando, de acuerdo a la leyenda, un nativo llamado Ñahuincopa mostró al español Amador Cabrera de su existencia. Es muy probable que haya sido una mina explotada y abandonada en épocas anteriores a la Colonización europea de América. Los antiguos peruanos ya utilizaban el sulfuro de mercurio, que ellos llamaban “llimpi”, se utilizó para tratar el oro recolectado de las minas Incas y también para la realización de vistosas pinturas.

Se constituyó en una de las minas más imponentes de la época. Se sabe que a sus socavones se podía ingresar montado a caballo y que en el interior existía una verdadera ciudad, con casas, calles y hasta una plaza de toros de la que no quedan vestigios, los socavones fueron llamados Chaclatacana, San Francisco y Santa Bárbara, este último tenía una longitud de 501 metros de largo.

Una carta escrita en 1764 por el fiscal de la Real Audiencia de Lima, Diego de Holgado a los reyes de España, habla de que "La mina de Huancavelica, no produce plata, ni oro; pero produce el azogue, un ingrediente tan necesario, para el beneficio de todas las minas de oro, y plata del Reino. Es la única que se trabaja en este metal, y es propia, y perteneciente a Vuestra Majestad. Provee al Perú, y ha proveído a México, a donde en muchas ocasiones se han remitido cantidades crecidas de Azogue".

En 1786 dentro de sus socavones murieron más de 200 personas, entre indios y españoles, al derrumbarse parte de la mina. Por la alta toxicidad del mercurio, la mina de Santa Bárbara tuvo uno de los índices de mortalidad más elevados de toda América.

Época actual[editar]

Actualmente la mina puede ser visitada por el socavón conocido como Belén. Sin embargo la visita puede resultar muy peligrosa para las personas que no conocen la ruta. Solo a la mina se puede llegar, pero no se puede ingresar por que hay gases dormidos dentro de la mina y pueden causar la muerte. Por la peligrosa situación de la mina, está cerrada con una puerta y una pared del ladrillo. Desde afuera el visitante puede ver la antigua entrada a la mina con el escudo arriba. A seguir por el camino, uno llega al equipo de las minas más modernas y recién abandonadas. Unos metros más por el camino está el pueblo abandonado. En 2006 la diócesis y el Departemento estaban reconstruyendo la iglesia del pueblo.

Enlaces externos[editar]