Maestros campioneses

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Giovanni da Campione, Bergamo, Basílica de Santa María la Mayor (Bérgamo), león stiloforo
El pontile de los maestros campionesi en la catedral de Modena
Monumento fúnebre de Bernabò Visconti, escultor Bonino da Campione

Se denominan como maestros campioneses (en italiano: maestri campionesi{) a un conjunto de escultores italianos oriundos de Campione d'Italia activos durante el tardo medioevo y estilísticamente adscriptos al arte gótico.

Las maestranzas comasco-ticinesas[editar]

Los escultores durante la Edad Media se reunían frecuentemente en corporaciones llamadas maestranzas, en el caso que nos ocupa se trata de una maestranza activa especialmente en Lombardía, Emilia, Liguria, el Véneto y el Trentino desde el siglo XII hasta el siglo XV.

En lo que respecta a los maestros campioneses estos constituyeron una de las maestranzas provenientes de la diócesis comasca la cual, durante la Edad Media correspondía a los territorios del actual cantón mayormente italoparlante de Suiza: el Ticino, abierto geográficamente a la llanura padana, y en particular a la Lombardía, en tal diócesis las maestranzas se sucedieron en el curso de los siglos y fueron apeladas según los principales lugares de proveniencia, así cronológicamente se pasó de los maestros comacinos activos durante la Alta Edad Media y adscriptos aún en el arte románico, a los antelamicos y, por último a los campioneses.
Los primeros trabajos notorios de los representantes de este grupo lombardo son del siglo XIII y corresponden a las esculturas realizadas por el maestro Anselmo da Campione en la catedral de Módena, a mediados del mismo siglo los hermanos Guido y Lanfranco da Como se destacaron en Toscana al realizar en 1246 la fuente bautismal del baptisterio de la catedral de Pisa; casi paralelamente Adamo d'Arogno y su familia trabajaron en el Trentino y en Austria.
En el momento concluyente y tardío de este conjunto de artistas se destacó la familia apellidada da Campione: Ugo y su hijo Giovanni fueron los autores de los pórticos en la iglesia de Santa Maria Maggiore de Bérgamo, mientras que Bonino se hizo conocer por sus monumentos en el Castello Sforzesco de Milán y el monumento a Cansignorio Scaliger en Vérona, por su parte Matteo da Campione laboró en la cartuja y en el Duomo de Milán hacia 1428.

Siendo aún artistas góticos y con influencias alemanas, sin embargo los maestros campioneses anticipan (formando parte del gótico tardío) al incipiente Renacimiento italiano.