Las puertitas del Sr. López

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Las puertitas del Sr. López
Horacio Altuna Signant - 2.jpeg
Altuna firmando un ejemplar del cómic (2014).
Publicación
Primera edición 10/1979-
Contenido
Tradición Argentina
Género Fantástica
Dirección artística
Guionista(s) Carlos Trillo
Dibujante(s) Horacio Altuna

Las puertitas del Sr. López es una historieta fantástica argentina creada por el guionista Carlos Trillo y el dibujante Horacio Altuna.[1]

Trayectoria editorial[editar]

Apareció en octubre de 1979 en la revista El Péndulo, y en 1980 pasó a la revista Humor, en el medio de una época de censura y dictadura.[1] Dos álbumes reúnen todas las historietas publicadas:

También fue publicado en España por Toutain Editor en dos volúmenes.[1]

Argumento[editar]

Construida como una denuncia de la Ultima dictadura cívico-militar, y sobre todo de la falta de libertad de expresión que se vivía en esa época, Las Puertitas de Señor López relata la agobiante y rutinaria vida del señor López, un empleado de oficina petiso y gordito que vive atormentado por sus jefes, sus vecinos, sus compañeros y su gruñona esposa. Cuando el mundo real se le hace intolerable, López utiliza como escapatoria su imaginación, mediante la cual viaja a un mundo alterno e interior, al que accede simplemente por la puerta de cualquier baño. Allí, según la oportunidad, se le ofrecen visiones paradisíacas o terroríficas, y allí López encuentra sus más grandes placeres y sus más profundos temores.

Legado[editar]

Llena de humor, picardía, excelentes guion y dibujos acompañados de un trazado en blanco y negro,[1] hoy en día Las puertitas del Señor López es considerada como uno de los hitos del cómic argentino, a la par de El Eternauta o Nippur de Lagash.

Adaptación cinematográfica[editar]

La historieta fue adaptada al cine en 1988, en el film Las puertitas del señor López, dirigida por Alberto Fischerman y con Lorenzo Quinteros en el papel del Sr. López, más un guion escrito por Carlos Trillo, Máximo Soto, Aldo Romero y el propio Fischerman.

Referencias[editar]

  1. a b c d Palmer y Frattini (1998), p. 13.

Bibliografía[editar]