La Saga de los Confines

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Saga de los Confines es el título de una colección de tres libros escritos por la autora argentina Liliana Bodoc, y cuyos títulos son Los Días del Venado, Los Días de la Sombra y Los Días del Fuego. Esta obra se inscribe en el género de la épica fantástica y se desarrolla en un mundo imaginario llamado Las Tierras Fértiles, aunque parte de la acción transcurre en las Tierras Antiguas. El eje de la saga es la lucha de los pueblos de las Tierras Fértiles contra las huestes del perverso Misáianes.

La historia[editar]

En Los Confines, el extremo sur de las Tierras Fértiles habita el pueblo de los "husihuilkes", uno de cuyos hombres más característicos es Dulkancellin, guerrero y padre de una familia numerosa. Él es convocado para representar a su pueblo en un Concilio que se reunirá en la lejana ciudad de Beleram, y en el que estarán presentes todas las civilizaciones del continente. El motivo de este concilio es decidir lo que debe hacerse ante un acontecimiento inquietante; señales mágicas y códices antiguos hablan de la llegada de extranjeros del otro lado del mar, y hablan del perverso Misáianes, hijo de "la Muerte" y síntesis del "Odio Eterno". Cuando finalmente se produce el encuentro, la guerra llega a las Tierras Fértiles y sus habitantes deben defender no solo su tierra, sino toda la forma de vida que conocen, pues todo esto está amenazado de extinción.

Personajes[editar]

  • El personaje principal de Los Días del Venado era Dulkancellin, guerrero de la tribu husihuilke y alma de la lucha contra los invasores.
  • Sin embargo toda su familia tiene gran protagonismo. Thungür, el mayor, también es actor central de la guerra, y figura principal en Los Días de la Sombra y Los Días del Fuego. Vieja Kush, madre de Dulkancellin, y abuela de los hijos de este, participa activamente a lo largo de toda la saga. Cucub es un personaje de una raza denominada zitzahay que aporta las dosis de humor, y que se convierte en héroe contra su voluntad.
  • También hay personajes mágicos, como el brujo Kupuka y los demás Brujos de la Tierra: el Masticador, el Ahijador, el Padrecito del Paso, Tres Rostros y Welenkín, los cuales luchan con sus propias armas contra los conquistadores. La magia juega una parte importante en la trama de las tres novelas.
  • La mayoría de los personajes interviene en los tres volúmenes de la Saga, aunque hay algunos que adquieren más participación en determinado momento. En Los Días del Fuego nos encontramos con muchos personajes nuevos de las Tierras Antiguas.
  • En cuanto a las fuerzas del mal, Misáianes es el personaje clave. Es encarnación del Odio Eterno e hijo de la Muerte, personaje dantesco que tras sojuzgar a las Tierras Antiguas pretende hacer lo mismo con las Tierras Fértiles.
  • La Muerte tiene un papel central en Los Días de la Sombra. Ella es quien, desobedeciendo el mandato de no engendrar vida, concibe a Misáianes.
  • Otro personaje maligno es Drimus, El Doctrinador, mago que sirve a Misáianes y que enfrenta sus poderes malignos a los Brujos de la Tierra. Entrena feroces y sangrientos perros muy útiles en las batallas y para la caza de personas.
  • Los conquistadores son llamados "sideresios", colectivo que no permite saber si se trata de una raza o un gentilicio nacional. Son simples peones de Misáianes y no tienen casi protagonismo individual, aunque las descripciones que de ellos se hacen los muestran como seres embrutecidos y crueles, aunque débiles y cobardes. (Vale aclarar que en la obra se menciona que los sideresios son el conjunto de varias razas entorno al servicio a Misáianes)

Referencias históricas y culturales[editar]

Aunque pertenece el género de la épica fantástica, la Saga de los Confines tiene paralelos con la realidad en cuanto a aspectos históricos y culturales.

  • El eje central de la obra es la invasión de Las Tierras Fértiles por parte de ejércitos llegados a través del mar desde otro continente, las Tierras Antiguas. Esto nos remite a la conquista de América llevada a cabo por ejércitos llegados desde Europa, llamado el "Viejo Mundo".
  • Las similitudes con ese hecho histórico son numerosas, tanto en la reacción de los pobladores del mundo amenazado como en las intenciones de los conquistadores. También las armas y la forma de luchar son similares, aunque son solo referencias, pues la Saga de los Confines no es una ficción de la Conquista de América, sino una historia de literatura fantástica que se nutre de elementos variados como todas las de este género.
  • La cartografía también referencia en cierto modo la forma del continente americano y también del europeo. Los lugares geográficos tienen en su mayoría nomenclatura en castellano. Los nombres de personajes son variados, y abundan los de raíz indígena, como Dulkancellin, Kush, Kupuka y Shampalwe.
  • Existen referencias a culturas precolombinas en el modo de vestir, en las relaciones entre los personajes, en la arquitectura y también en la forma de gobierno y la economía.
  • Por último, las enfermedades que llegan con la conquista y que diezman a la población nativa son otro reflejo de lo que, algunos dicen, ocurrió en América a partir de 1492.

Aspectos fantásticos[editar]

  • La Saga de los Confines es una historia de la lucha entre fuerzas del bien y del mal. No es solamente una historia de resistencia armada contra conquistadores extranjeros. Misáianes es el Mal en sí mismo y su conquista no persigue meros fines económicos ni políticos, sino que busca la aniquilación misma.
  • La magia es un elemento poderoso que se utiliza en la historia, aunque en esta Saga está condimentada con las prácticas de interpretación astrológica que conocían los pueblos originarios americanos. Los Brujos de la Tierra son capaces de movilizar a la naturaleza contra los conquistadores.
  • Uno de los Brujos de la Tierra, el Halcón Ahijador, desarrolla junto a uno de los hijos de Dulkancellin una historia paralela que es muy rica dentro del género fantástico.

Enlaces externos[editar]

Ilustraciones Oficiales de La Saga de Los Confines

Análisis de la obra de Liliana Bodoc en "Imaginaria"