La hojarasca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La Hojarasca»)
Saltar a: navegación, búsqueda
La hojarasca
Autor Gabriel García Márquez
Género Novela corta
Idioma Español
País Flag of Colombia.svg Colombia
Formato Impreso (pasta dura y pasta suave)
Serie
La hojarasca El coronel no tiene quien le escriba

La hojarasca es una novela corta escrita por Gabriel García Márquez, publicada en 1955. Es conocida por mostrar por primera vez Macondo, el pueblo ficticio hecho famoso en Cien años de soledad. La hojarasca es un terreno de pruebas para muchos de los temas y personajes más tarde inmortalizados en dicha obra.

La narración de La hojarasca cambia entre las perspectivas de tres generaciones de una familia (padre, hija y nieto), que se encuentran en un limbo espiritual luego de la muerte de un hombre odiado fuertemente por todo el pueblo, pero inexplicablemente relacionado con el patriarca de la familia.

Introducción al argumento[editar]

El padre, un hombre envejecido y medio ciego que posee el título de coronel en la aldea, siente la obligación de enterrar al fallecido doctor, a pesar del consenso que hay en Macondo de que debería pudrirse en la casa esquinera en la que él había vivido completamente aislado durante la última década. La hija, Isabel, es obligada a acompañar a su padre, sabiendo que ella y su hijo tendrán que hacer frente a la cólera de sus vecinos en Macondo. La narración del nieto, por otro lado, se enfoca en lo misterioso y lo maravilloso de la muerte.

Resumen del argumento[editar]

Al igual que muchas de sus historias, como El amor en los tiempos del cólera y Crónica de una muerte anunciada, Gabriel García Márquez introduce una escena dramática al inicio de su narración y entonces se mueve al pasado, contando hechos que van a guiar a la conclusión final. Con la narración se descubre que el eje central de la narración es un doctor que vino a Macondo. Su salvación es una carta de recomendación del Coronel Aureliano Buendía, un personaje hecho famoso en Cien años de soledad. Esta carta conduce al extraño a la familia que narra el drama que acontece.

El fallecido[editar]

Luego de retirarse de la práctica de la medicina y vivir a expensas de la familia por un tiempo extraordinariamente largo, el doctor se traslada a dos casas de distancia con Meme, la empleada indígena que vivía con la familia en ese entonces. Mientras que su actitud aislada y su atención lujuriosa a las mujeres no lo hacen impopular con los locales, el destierro final del doctor solo ocurre cuando cerca de una docena de hombres, heridos en una de las múltiples guerras civiles del país, son traídos en busca de atención médica. El doctor, habiéndose retirado de la práctica de la medicina, se rehúsa a salvarlos, como también se había rehusado a ayudar a Meme cuando estaba enferma, mientras ellos vivían con la familia.

Rastros de realismo mágico[editar]

En adición a los temas de ciclicidad e inversión que son las bases de la fluida narrativa de Cien años de soledad, La hojarasca muestra otras técnicas identificadas con el realismo mágico, como la manipulación del tiempo y el uso de múltiples perspectivas.

Véase también[editar]