Klára Lenz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Klára (Clara) Mária Hermina Lenz (Budapest, 30 de junio de 1924- Madrid, 16 de febrero de 2013) artista húngara de gobelinos, que emigró a Colombia tras la Segunda Guerra Mundial.

Biografía[editar]

Vida de Klára[editar]

Escudo de armas de la familia Lenz (bordado por la propia Klára)

Klára (Clara) Lenz nació el 30 de junio de 1924 en Budapest en la residencia familiar del número 22 de la calle Városmajor en el distrito XII, en el seno de una familia húngara católica pudiente que se dedicaba al comerció. Su padre era József Lenz (1897–1965) y su madre Klára Topits (1901–1993). Del matrimonio nacieron tres hijos varones y una niña (Klára). Ella terminó sus estudios en Budapest y en Suiza, siendo tomada como esposa a temprana edad por el militar de alto rango de origen noble Endre Farkas de Boldogfa (1908-1994) con quien tuvo dos hijos. Luego de terminada la Segunda Guerra Mundial, Hungría fue invadida por los ejércitos soviéticos que luchaban contra las tropas nazis que tras un golpe de Estado se habían hecho con el control del país. De esta manera, la situación se tornó crítica e incierta, tras lo cual József Lenz, un asesor comercial del régimen de Nicolás Horthy, optó por marcharse junto a su familia a Suiza.

Luego de pasar cerca de dos años en Zurich, la familia Lenz siguió su camino hacia Venezuela junto con el esposo de Klára, Endre Farkas. Ahí fundaron la compañía "Comercial Helvetia C.A.", que dirigida por József Lenz existió hasta 1951 comerciando con joyas y relojes entre Caracas y Bogotá. Eventualmente la familia Lenz separándose de Endre Farkas se marchó a Colombia donde continuó comerciando hasta el fallecimiento de József en 1965.

Klára hasta el momento ya naturalizada como venezolana (nunca tomó la ciudadania colombiana) había comenzado su carrera trabajando en atención al cliente para Avianca y diversos hoteles. Igualmente trabajó por varias décadas en el aeropuerto internacional de Bogotá. Klára difícilmente pudo acostumbrarse a su nueva vida y a aceptar la perdida del nivel social y económico que disfrutó en Hungría. Sin embargo nunca se vieron mermados sus sentimientos de amor por su hogar y la cultura propia húngara.

Hasta el final de su vida elaboró cerca de 100 gobelinos encerrada en su hogar en Bogotá, aislada del mundo, irónico hecho considerando que fue una dama de refinados modales, profundos conocimientos culturales que hablaba fluidamente en seis idiomas (húngaro, alemán, español, inglés, francés e italiano) y que visitó 83 países.

En 1975 Klára recibió en Bogotá junto a su madre Klára Topits y sus hermanos al cardenal húngaro József Mindszenty, quien sufrió torturas y prisión durante el régimen soviético en Hungría. El cardenal representaba una esperanza para los húngaros en exílio y tenía como misión de vida transmitir un sentimiento de unidad a todos los húngaros fuera de las fronteras de su patria. Previo a su visita a Colombia el cardenal Mindszenty había visitado a la comunidad húngara en Venezuela, siendo recibido por el clero venezolano en pleno junto al Cardenal Quintero. Antes de partir de Venezuela el Cardenal Mindszenty presento sus respetos al Presidente Carlos Andres Pérez y le agradeció la hospitalida que brindo el pueblo venezolano a los refugiados húngaros.

En 1994 el Dr. Ferenc Matits, historiador de arte, publicó en Budapest un libro sobre Klára que ilustraba sus obras más famosas las cuales fueron donadas a un museo de Münich, Alemania y a la Casa Cultural (Művelődési ház) de Nyékládháza, Hungría. En este asentamiento al este de Hungría era donde el padre de Klára tenía extensos cultivos de árboles frutales y una residencia, cerca a su mansión de veraneo ubicada en Debrecen. José Lenz financió enteramente la construcción, en estilo neogótico, de la iglesia católica en Nyékládháza, donde fue enterrado su hijo fallecido en 1942 durante la Segunda Guerra Mundial.

Esperando su muerte, Klára ordenó la construcción de su propio mausoleo en la hacienda familiar conocida como "Nueva Debrecen" en Colombia, en el departamento de Boyacá. Pudiendo hacer esto ya que su padre József Lenz había recibido permiso papal para tener un cementerio familiar en su propiedad. Igualmente, Klára mantuvo su ataúd en el sótano de su casa en Bogotá por varios años. Luego su salud empeoro, perdió parcialmente su visión y no siempre reconocia a sus ayegados. Su familia vendió su casa y fue trasladada a Madrid, donde vivió en casa de su hija desde el 2007 hasta su muerte el 16 de febrero del 2013.

Personalidad[editar]

Es digno de mencionar que los dioses y culturas indígenas colombianos, peruanos y mexicanos atraparon la fantasía de Klára, reproduciéndolos en muchas de sus obras, así como también a animales de caza, animales mitológicos e incontables aves. La dama de fino gusto, que combinaba elegantes motivos europeos, motivos tradicionales húngaros florales y rasgos indígenas locales, que no solo se reflejaban en sus obras sino en la decoración de su casa bogotana, donde era común ver costosos espejos de ancho marco de madera curbiertos con una capa de oro junto vajillas de motivos indígenas colombianos.

Doña Klára siempré cuidó en exceso de su figura, realizando dietas extremas, lo que se contraponía por su pasión por los helados, cuya preparación casera era una arraigada tradición familiar desde su infancia en Hungría. Se entregó al arte y a la producción de sus gobelinos, en muchos casos descuidando a su familia, y a sus propios hijos quienes posteriormente se mudaron a Venezuela a casa de su padre. Klára contaba con un fuerte carácter, que a veces según algunas personas resultaba intimidante. Cuando la dama húngara-colombiana aparecía en un recinto "inmediatamente atrapaba las miradas de todos por su lujo y elegancia, por su muy alta y esbelta figura", siendo altamente respetada en la pequeña comunidad de inmigrantes de la ciudad. Igualmente siempre fue conocida por su convicción religiosa, heredada de sus padres, sabiendose que rezaba diariamente.

Klára tenía como hobby coleccionar "sapitos" de todos los materiales y formas.

Bibliografía[editar]

  • Matits, F. (1994). Lenz Klára művei. Budapest, Magyarország. Országos Széchényi Könyvtár.