Juguete rústico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un juguete "rústico".

El concepto de juguete rústico tiende a reagrupar todos los juguetes que, en todos los tiempos y lugares fueron fabricados por y para los niños con medios caseros. Los modelos se transmiten a través de los mayores, se modifican según los gustos y los recursos naturales de los entornos y de las estaciones, o se crean al paso de la imaginación de cada uno.

¿Por qué "rústico"?[editar]

Porque rus en latín significa el campo, y estos juguetes proceden esencialmente del medio rural. La palabra rústico conserva pues aquí su significado noble, el que nos devuelve a nuestra raíces y nos relaciona con el medio natural.

¿Cómo se elaboran los juguetes rústicos?[editar]

Los juguetes rústicos son elaborados:

  • casi exclusivamente con elementos naturales, sobre todo madera: ramas derechas (retoños, rebrotes), aquenios (cáscaras de nueces, bellotas), agallas o verduguillos, cortezas y rebuscas diversas ;
  • a mano, como antiguamente lo hacían los pastorcillos ;
  • con herramientas sencillas, primero la navaja, luego otras fabricadas a la medida: pirograbadores, punzones, etc.

¿Para qué sirve el juguete rústico?[editar]

  • Para volver a conectarse con tradiciones y gestos milenarios.
  • Para educar la mano: el júbilo del corazón y la inteligencia de la mano.
  • Para dialogar con el entorno natural: en efecto, conviene conocer bien las maderas, las estaciones del año y los medios ambientes para realizarlo.
  • Para ser autónomo en todo el proceso de fabricación: selección (y modificación personal) de los modelos, fabricación de las herramientas, construcción de los juguetes, práctica de los juegos que van con ellos.

La actualidad de los juguetes rústicos[editar]

Debido a su adecuación a los gustos y a las necesidades universales de los niños, algunos han atravesado milenios y siguen inspirando las modas, sin hacerles la competencia ni sufrirla por parte de ellas.

Enlaces externos[editar]