Hircano II

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Juan Hircano II»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Hircano II (103 - 30 a. C.), era el hijo mayor del rey y Sumo Sacerdote Alejandro Janneo y de su esposa Salomé Alejandra, quien tras la muerte de Alejandro en el 79 a. C., lo sucedió en el gobierno de Judea y designó a Hircano como Sumo Sacerdote.

Lucha contra Aristóbulo II[editar]

Salomé designó a Hircano como sucesor y al fallecer ella, en el 67 a. C., Hircano se proclamó rey, apoyado por los fariseos, quienes habían cogobernado con Salomé. Los saduceos, quienes habían sido favorecidos durante el reinado de Janneo, pero fueron apartados del poder durante el gobierno de Salomé, apoyaron las pretensiones del hermano de Hircano II, Aristóbulo II, quien logró hacerse dueño de una parte del territorio y se erigió en rey.

Aliado con Aretas III, rey de los nabateos y con el gobernador idumeo, Antípatro, Hircano cercó Jerusalén, pero en el 65 a. C., el general romano Pompeyo le obligó a retirarse y Aristóbulo logró conservar transitoriamente el trono. Pompeyo marchó a luchar contra Tigranes de Armenia y una vez vencedor regresó a Damasco, Siria, en el 63 a. C., Pompeyo tomó partido aparentemente por Hircano II y marchó a Palestina, tomando Jerusalén, donde los romanos profanaron el Templo. Pompeyo llevó prisioneros a Roma a Aristóbulo y a sus hijos Alejandro y Antígono y restableció a Hircano II como Sumo Sacerdote, pero no como rey, ya que Judea pasó a ser en realidad un protectorado de Roma.

Alejandro logró escapar de Roma y en el 60 a. C. protagonizó una revuelta para derrocar a Hircano II y aunque inicialmente tuvo éxito, fue derrotado por Aule Gabini, procónsul romano de Siria. Arsitóbulo II logró escapar en 56 a. C. y se enfrentó infructuosamente a Gabini, hasta que éste marchó a combatir a Egipto en 56 a. C., lo que aprovechó Aristóbulo para derrotar Hircano. De vuelta Gabini derrotó de nuevo a Aristóbulo, pero a partir de allí el poder político de Hircano fue meramente nominal y Antípatro fue el verdadero jefe de gobierno a órdenes de los romanos y el país fue dividido en cinco territorios administrativos.

Poder de Antípatro[editar]

En el 53 a. C. el poderío romano en Asia decayó tras la victoria del Imperio Parto sobre Craso en la batalla de Carrhae y luego, desde el 49 a. C., por la guerra civil entre Pompeyo y Julio César. Durante el conflicto, Aristóbulo II fue envenenado en Roma y su hijo Alejandro decapitado por óden de Pompeyo en Antioquía. Victorioso César, en el 47 a. C., nombró a Hircano II como etnarca de Judea, mientras que mantuvo a Antípatro como ministro principal y a Herodes, hijo de Antípatro, como "estratega" de Galilea. Cesar trataba de organizar el estado para contraatacar a los Partos.

Tras el asesinato de César en el 44 a. C. la expansión del poder Parto continuó, aprovechando los enfrentamientos entre los enemigos de César, dirigidos por Casio y Bruto y el segundo triunvirato. Triunfador éste, en el 41 a. C., Marco Antonio designó a Fasael y Herodes, los hijos de Antípatro, quien había sido envenenado dos años antes, como etnarcas, con lo cual liquidó toda función de Hircano II, que no fuera la de Sumo Sacerdote.

Lucha contra Antígono[editar]

En el 40 a. C., los Partos ocuparon Palestina e instauraron a Antígono como rey y Sumo Sacerdote. Fasael fue muerto, Hircano II sufrió la amputación de las orejas para que no pudiera participar de los servicios de Templo y fue confinado en Seleucia del Tigris y Herodes huyó. En el 37 a. C., el gobernador romano de Siria, Sosio logró derrotar a los Partos y en junio de ese año tomó Jerusalén, restableció el poder de Herodes, declarándolo rey efectivo. Herodes logró que Marco Antonio ordenara la ejecución de Antígono y se apresuró a nombrar a Hircano como su consejero principal, tras haber contraído matrimonio con Mariamne I, nieta a la vez de Aristóbulo y de Hircano.

Ejecución[editar]

Durante la guerra civil entre Octavio Augusto y Marco Antonio, Herodes tomó el partido de éste y tras su derrota en 31 a. C., se vio en problemas para mantener su posición ante el vencedor declarado Octavio Augusto. Entonces logró que el recién nombrado emperador lo mantuviera, en aras de sostener el poderío romano en Asia, pero vio un peligro en la posición de Hircano y lo acusó, en 30 a. C., de conspirar contra él junto con el rey nabateo Malik II y, condenó a muerte a ambos. Luego en el 29 a. C., Herodes hizo ejecutar a Mariamne I.

Fuentes[editar]

Guerra los Judíos I, 8-13.

Véase también[editar]


Predecesor:
Aristóbulo II
Rey de la Judea romana
Vasallo de Roma

63 a. C.-40 a. C.
Sucesor:
Herodes I el Grande