José Custódio de Faria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Abate Faria (también escrito Abbé), o Abate José Custodio de Faria, (1746-1819) fue un pintoresco monje indo-portugués, de los primeros pioneros en el estudio científico del hipnotismo. Faria entendió, a diferencia de sus predecesores, que el hipnotismo estaba basado en el poder de la sugestión, y en el siglo XIX introdujo la hipnosis oriental en París.

Fue el primero en acentuar la importancia de la sugestión en el hipnotismo, y en demostrar la existencia de la autosugestión. Afirmaba que dentro del hipnotismo, el magnetismo era tan solo una forma de sueño; todo el proceso se llevaba a cabo en la imaginación del paciente y era provocado por la sugestión.

Faria también cambió la terminología del mesmerismo, el cual antes se enfocaba a la concentración del paciente. Gracias a Faria, el operador se convirtió en el concentrador, y el sonambulismo se vio como un sueño lúcido.

José Custódio de Faria nació en Candolim, en Goa de la India portuguesa, el 31 de mayo de 1746. Su padre se unió al seminario para completar sus estudios como Padre que había interrumpido para casarse, y su madre se hizo monja y se unió al convento de Santa Mónica.

El padre de Faria tenía grandes expectativas en su hijo y logró enviarlo a Roma para que estudiara un doctorado en teología. Finalmente, de Faria obtuvo su doctorado y dedicó su tesis a la reina de Portugal, Mary I, y otro de sus estudios en el Espíritu Santo lo dedicó al Papa. El Papa, impresionado del trabajo de de Faria, le invitó a predicar un sermón en la capilla Sextina, y él mismo estuvo presente.

Faria terminó dando cátedras en una universidad de Francia y después regresó a París, en donde el hipnotismo ganaba importancia. Allí dio cátedras en su nueva doctrina. Murió en París el 30 de septiembre de 1819 de un paro cardíaco.

José Custodio de Faría (1756-1819). Nativo de Candolim (Goa, India portuguesa), llegó a Europa a los 15 años de edad, junto a su padre y nunca regresó a su tierra natal. Ordenado sacerdote (1780) volvió a Lisboa y cuando su padre fue encarcelado por disidencias políticas se fue a París (1788). Adquirió notoriedad en la Francia post-revolucionaria (1811-1819), abrió un gabinete de magnetizador (1813) y ofrecía cursos. Iniciaba sus demostraciones adormeciendo a quienes ya habían experimentado antes lo que el llamaba “sueño lúcido”. Solicitaba personas predispuestas que se presten de buena fe. Con buena disposición natural y quieran experimentarlo. El abate de Faría, fue discípulo del marqués de Pueységur (1751-1825) [describió el “sonambulismo magnético” (1784): particular estado o condición de hipnosis (bastante completo) con amnesia posterior]. Quien a su vez, lo fue de Mesmer (1734-1815), el carismático, exitoso y cuestionado médico alemán que creía en la existencia de un “fluido” universal y desarrolló su doctrina del “magnetismo animal”. Son formas de conductas surgidas durante la interrelación natural entre las personas, tal como se entiende la actual hipnosis. Nada esotérico ni sobrenatural. El abate lusitano realizó agudas y racionales observaciones y despojó a este fenómeno empírico de toda influencia externa y del “supuesto poder” del hipnotizador sobre el hipnotizado. Falleció de un accidente cerebrovascular (ACV) mientras estaba en prensa su libro. Fuente: Abbé Faría, De la cause du Sommeil lucide ou ètude sur la nature de l`homme, 1ª ed. París, 1819; 2ª ed. pref. por Dalgado, Paris, 1906. En: Egas Moniz, El abate Faría en la historia de la hipnosis, Rescate, Bs. As., 1987

El abate Faria en El Conde de Montecristo[editar]

Alejandro Dumas se inspira en Faria para la creación de uno de sus personajes en El Conde de Montecristo. Este personaje es comúnmente llamado el "Abate Faria" y es un monje que se topa con el protagonista (Edmundo Dantés) al cavar el muro que separa sus celdas en el Castillo de If. El abate Faria es un hombre extremadamente culto (tiene conocimientos profundos de química, de filosofía, de leyes, de matemáticas, de astronomía, de política, habla alemán, español, francés, inglés, griego e italiano) y es muy inteligente. Faria transmite sus conocimientos a su joven aprendiz una vez que se encuentran juntos y en el final de sus momentos le facilita un mapa que revela la ubicación de un tesoro importante que estuvo oculto durante siglos.

Enlaces[editar]

  1. Moniz, A. Egas, O Padre Faria na história do hipnotismo, Lisboa, 1925.
  2. copia digital del manuscrito principal del abate Faria titulado "De la cause du sommeil lucide" (F) - París 1906