Jiangling Landwind

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jiangling Landwind
Landwind at the IAA 2005.jpg
Fabricante Jiangling Motors
Período 2005-presente
Tipo Automóvil todocamino
Configuración Motor delantero
Relacionado Opel Frontera
Isuzu Rodeo

El Jiangling Landwind (chino: 陆风汽车) es un automóvil todoterreno del fabricante chino Jiangling Motors. También se vende en algunos mercados europeos, convirtiéndose en el primer vehículo chino exportado hacia Europa. Las primeras 200 unidades del modelo llegaron al puerto belga de Amberes hacia el 4 de julio de 2005.

Como otros muchos modelos venidos desde China, el Landwind es un derivado de tecnología y diseño anteriormente importado, siendo en este caso el Opel Frontera, vendido entre 1991 y 1998, siendo el modelo que ocupa acusado de plagio.

Los Landwind disponibles en los mercados europeos equipan motores de gasolina construidos por Mitsubishi y un motor diésel fabricado por Isuzu:

  • 2.0 L - 115 cv (84 kW)
  • 2.4 L - 125 cv (92 kW)
  • 2.8 L diésel - 92 cv (68 kW)

En China, la versión cerrada se vende como Baowei, y la versión pickup se llama Baodian.

Polémica[editar]

El Landwind ha sido objeto de polémica después de una serie de pruebas de seguridad. El automóvil llenó numerosos titulares tras que el club alemán ADAC mostrara en su test de choque, llevado a cabo para el EuroNCAP, que su conductor no sobreviviría a un choque frontal a una velocidad de 64 km/h.

El importador holandés del Landwind pidió una prueba del modelo a la agencia TÜV para demostrar que el modelo era suficientemente seguro para los estándares europeos. Estas pruebas son similares a las del EuroNCAP, pero se realizan a una velocidad de 56 km/h. Afirmó que los resultados eran injustamente negativos y sospechó de una posible influencia de la poderosa industria alemana automovilística, atemorizada por perder parte del mercado en favor de la competencia china. TÜV subsecuentemente confirmó que el Landwind supera los criterios de seguridad requeridos por el ECE R94 [1].

Sus oponentes dijeron que las pruebas del TÜV no son suficientes para garantizar la seguridad de un vehículo hoy en día. Dicen que el R94 está desfasado y solo garantiza que el conductor seguirá vivo después de una colisión, y no tiene en cuenta daños graves como amputación de piernas y demás. También es cierto que el R94 se lleva a cabo un poco más despacio.

Ron Zwaans, director general de JMC Europa, dice que su empresa está trabajando junto a ADAC para seguir mejorando la seguridad del modelo. Confirma que su meta es superar las pruebas más rigurosas del EuroNCAP.