Ivy Compton-Burnett

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Ivy Compton-Burnett (Pinner, Middlesex, 5 de junio de 1884Londres, 27 de agosto de 1969) fue una novelista inglesa de original estilo y densidad. Muy apreciada por ciertos lectores cultivados, fue premiada en 1955 por su novela Mother and Son con el James Tait Black Memorial Prize.

Trayectoria[editar]

Compton-Burnett, escritora londinense, era hija de un médico homeópata. Tuvo once hermanos, y vivió con su familia hasta los 28 años en su enorme y poco bella mansión victoriana, de un modo en apariencia convencional. Eso sí, recibió una sólida formación en el Royal Holloway College de Londres, donde se licenció en letras y en humanidades clásicas. Salió de la casa paterna para vivir con Margaret Jourdain, hasta la muerte de ésta en 1951. Ivy Compton-Burnett llevó una vida reservada, pues siempre le gustó ocultarse.[1]

Empezó a escribir pronto; publicó su primera novela, Dolores, en 1911, Aún era defectuosa, y no había encontrado el tono futuro de sus libros. Su verdadera producción empieza con la siguiente novela, que meditó durante bastantes años: Pastors and Masters de 1925. A partir de entonces, Compton-Burnett fue elaborando un grupo de novelas —diecinueve en total— de las cuales destacan especialmente las escritas entre 1937 (Daughters and Sons) y 1949 (Two Worlds and Their Ways), según suele decirse, si bien las restantes son muy notables. Todas ellas configuran lo que se ha denominado el «estilo Compton-Burnett».

El tema fundamental de su obra es la familia y el poder. Pese a que sus personajes excluyan a las clases menesterosas, siempre hay, a través de los criados, una descripción muy crítica con respecto a las formas de crueldad y de frialdad sentimental de las figuras que tienen la palabra: la alta clase media. Se ven ante todo los protagonistas presos de la formalidad. Así, Criados y doncellas, donde el ingenio es afiladísimo, gira en torno a un tiránico Horace Lamb, opresor de su mujer e hijos, de su primo y sirvientes; vive en una mansión en la que se llevan a cabo esas vejaciones, y en donde todas las figuras de la violencia (parricidio, adulterio, agresión psíquica) tiene su despliegue; es la obra más optimista de la serie, según Sergio Pitol (la más trágica sería Mayores y mejores).

En Una herencia y su historia narra las luchas familiares mediante tres generaciones que se ven oprimidas por el longevo y solterón jefe de la estirpe, que finalmente se casa, rompiendo todas las expectativas del resto. Su obra póstuma, Los últimos y los primeros, gira en torno a la tiranía de Eliza Heriot, manifestada en el dinero, la envidia y el resentimiento) hasta que es derrocada por su hijastra.

Balance[editar]

Las obras de Compton-Burnett están formadas por diálogos continuos, casi inagotables; son frases sarcásticas, acres y desilusionadas, en cuyo ingenio a veces brutal, sin embargo, cabe el humor. Sus relatos, entre apacibles y vertiginosos, están llenos de asociaciones de ideas, de entrecruces verbales de sus protagonistas, al principio caóticos pero que van cobrando poco a poco su sentido.

Compton-Burnett ha sido alabada por los más importantes escritores. Fue calificada por el mexicano Sergio Pitol, que revisó Criados y doncellas, como «la mayor novelista trágica de la literatura inglesa contemporánea».[2] El tenebroso y sarcástico escritor italiano Giorgio Manganelli (en La literatura como mentira, Feltrinelli, 1967), la consideraba como la primera novelista inglesa de su tiempo por su poder iluminativo y provocador.[3]

Más aún, Compton-Burnett influyó claramente en el llamado nouveau roman francés, especialmente en Nathalie Sarraute por esas corrientes de lenguaje, tan introspectivas y vertiginosas, de sus novelas.[4]

La gran novelista estadounidense Mary McCarthy, amiga de Sarraute, escribió que los ambientes victorianos de Ivy Compton-Burnett no impiden que sus libros sean diferentes a los demás libros, que ella es en el fondo una pensadora radical, una hereje moderna, una excéntrica que usa un relato casi documental para diseccionar su sociedad.[5] Natalia Ginzburg asimismo escribió un ensayo sobre su curiosa personalidad literaria.

Obras[editar]

  • Dolores (1911).
  • Pastors and Masters (1925).
  • Brothers and Sisters (1929).
  • Men and Wives (1931).
  • More Women Than Men (1933).
  • A House and Its Head (1935). Trad.: Una casa y su dueño, Barcelona, Lumen, 2009.
  • Daughters and Sons (1937).
  • A Family and a Fortune (1939). Trad.: Una familia y una fortuna, Buenos Aires, La Bestia equilátera, 2010.
  • Parents and Children (1941). Trad.: Padres e hijos, Barcelona, Anagrama, 1985.
  • Elders and Betters (1944).
  • Manservant and Maidservant (1947. Trad.: Criados y doncellas, Barcelona, Lumen, 2008.
  • Two Worlds and Their Ways (1949)
  • Darkness and Day (1951)
  • The Present and the Past (1953)
  • Mother and Son (1955)
  • A Father and His Fate (1957)
  • A Heritage and Its History (1959). Trad.: Una herencia y su historia, Barcelona, Lumen, 2007.
  • The Mighty and Their Fall (1961)
  • A God and His Gifts (1963). Trad.: Un dios y sus dones, Barcelona, Libros de la Frontera-J. Batlló, 1974.
  • The Last and the First (póstuma, 1971). Trad.: Los últimos y los primeros, Barcelona, Planeta, 1973.

Referencias[editar]

  1. Cf. Hilary Spurling, Ivy: The Life of Ivy Compton-Burnett, Nueva York, Columbia University, 1995
  2. Sergio Pitol, «Prólogo» a Criados y doncellas, Anagrama, 1983
  3. Cf. Giorgio Manganelli, «En honor de Ivy Compton-Burnett», prólogo a Padres e hijos, Anagrama, 1985
  4. Nathalie Sarraute, «Conversación y sub-conversación en el obra de Ivy Compton-Burnett», prólogo a Una herencia y su historia, Barcelona, Lumen, 2007
  5. Mary McCarthy, «Las invenciones de Ivy Compton-Burnett», en Escrito en la pared, Lumen, 1972