Interferencia radial provocada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Interferencia radial provocada es la transmisión señales de radiocomunicación, por lo general de forma deliberada, para perturbar la transmisión de otra señal de radio mediante ruido. La interferencia no intencional sucede cuando un operador transmite en una frecuencia ocupada sin verificar si esta ya estaba ocupada o cuando el equipo accidentalmente emite accidentalmente otro tipo de señal (como por ejemplo, una empresa de televisión por cable que perturba una frecuencia aérea de emergencia). El concepto puede emplearse en una red inalámbrica para pertuebar el flujo de información.[1] Es una forma de censura aplicada en países totalitarios para evitar que señales del exterior lleguen a su país..

"Jamming" e "interferencia"[editar]

A veces suele emplearse el término inglés "jamming" para describir este tipo de interferencia para diferenciarla de la que es accidental..

Métodos[editar]

Estas interferencias van encaminadas a señales radiales incómodas. Un radiotransmisor sintonizado en la misma frecuencia y modulación de la señal enemiga puede, si tiene la suficiente potencia, sobreponerse en el receptor.

Algunos de los tipos más comunes de esta interferencia son ruido aleatorio, pulso aleatorio, CW, tonos, pulsos y chispas. Esto puede detectarse sintonizando un receptor, por ejemplo la República Popular China emplea la transmisión de ópera tradicional china para interferir emisoras propagandísticas contra su régimen. La antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas también empleó transmisores que interferían señales occidentales mediante emitir el ruido de los generadores de diesel que proporcionaban energía a dichos transmisores.

Historia[editar]

Durante la Segunda Guerra Mundial operadores terrestres trataban confundir a pilotos enemigos mediante falsas insrtrucciones en sus propios lenguajes.

Las interferencias de señales radiales extranjeras ha sido empleada durante la guerra (o de tensión política) para evitar que los ciudadanos se informen de lo que dice el enemigo, Sin embargo también esto ha ocasionado que los enemigos cambien de frecuencias, agreguen frecuencias adicionales y/o aumenten la potencia del transmisor

Otros países[editar]

  • Cuba ha interferido Radio Martí, Radio República y La Voz de los Estados Unidos.
  • Corea del Norte interfiere las señales de Corea del Sur y viceversa tanto en radio como en televisión, aunque en esta última usan sistemas de trasmisión incompatibles entre sí (NTSC en el sur y SECAM en el norte.)
  • Alemania interfería durante la Segunda Guerra Mundial desde la Holanda ocupada las señales provenientes de los holandeses exiliados en Reino Unido.
  • Las frecuencias de la estación iraquí "La Madre de todas las Batallas" fueron interferidas durante la Primera Guerra del Golfo Pérsico por la coalición de los Estados Unidos.
  • Radio Pekín transmitía en la misma frecuencia de la Voz de China Libre en algunas de sus emisiones en español para Sudamérica.[2]
  • La Unión Soviética ha interfirió a Deutsche Welle y en ocasiones a Radio Vaticano, Kol Yisrael y Radio Canada International.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. NIST 800-97 Establishing Wireless Robust Security Networks: A Guide to IEEE 802.11i
  2. Jaime Báguena, Lista Mundial de Emisoras en Español, Radio Nederland.
  3. «Russian Jammers». The Laughing Policeman Wireless Society. The Laughing Policeman Wireless Society. Consultado el 22 de mayo de 2012.

Enlaces externos[editar]