Iberkeltia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Molinos de mano. Numancia (Soria)

Territorio Iberkeltia 2.0, en España es un proyecto de cooperación interterritorial que persigue el desarrollo sostenible del espacio donde se asienta la Celtiberia mediante la puesta en valor de sus recursos patrimoniales. De esta forma, se pretende mejorar las condiciones de vida de sus habitantes y promocionar el turismo rural de la zona para incrementar el número de visitantes.[1]

El proyecto aglutina a nueve grupos de desarrollo rural de cuatro comunidades autónomas: Jiloca-Gallocanta, Tierras del Moncayo y Calatayud-Aranda en Aragón; Manchuela Conquense, Molina de Aragón-Alto Tajo y Serranía de Cuenca en Castilla La Mancha; Noreste de Soria y Tierras Sorianas del Cid en Castilla y León; y La Rioja Suroriental en La Rioja.

El desarrollo de Territorio Iberkeltia supone la consolidación del trabajo realizado entre 2004 y 2009 con Paisajes de la Celtiberia, un proyecto financiado con fondos Leader,[cita requerida] y materializado en tres iniciativas: un plan de marketing territorial, una página web y la edición de fichas informativas sobre sus zonas de actuación. Durante este tiempo, se han acometido numerosas actuaciones para promocionar y dinamizar el patrimonio celtibérico en un territorio con una seña de identidad común: musealización y creación de aulas arqueológicas y centros de interpretación; exposiciones, talleres formativos y jornadas divulgativas; adaptación de rutas a las nuevas tecnologías; acondicionamiento de los recursos para facilitar las visitas; desarrollo de actividades relacionadas con la cultura celtíbera; edición de fichas, catálogos y folletos; señalización de los yacimientos.[cita requerida] El proyecto cuenta con una subvención del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de 750.000 euros para su desarrollo hasta 2012.[1]

Líneas de actuación[editar]

Territorio Iberkeltia 2.0 se puso en marcha en 2009 mediante «nuevas tecnologías», intentos por lograr la accesibilidad universal de su patrimonio y divulgación educativa. En 2010, se puso en marcha un gabinete de comunicación, se crearon redes sociales en Internet, se realizó un estudio de accesibilidad y se elaboró una plataforma didáctica virtual.[cita requerida] Durante 2009 y 2010, se llevó a cabo la asistencia técnica del proyecto a través de la contratación de los servicios de 3 empresas: «Estuco como gabinete de comunicación, Vía Libre Fundosa para el estudio de accesibilidad y Educaline para la constitución de una plataforma didáctica virtual con contenidos sobre la Celtiberia.»[1]

Historia de la Celtiberia[editar]

Los celtíberos se asentaron a través del Sistema Ibérico y Central, entre las cuencas del Ebro, el Duero y el Tajo

Con la caída de la ciudad de Numancia, en el año 133 a.C., llega a su fin la influencia de la cultura celtíbera, surgida en el siglo VI a.C. como resultado de la fusión de íberos y celtas. La Celtiberia no constituye una unidad política, sino que aglutina a un conjunto de grupos étnicos, como los arévacos, pelendones, titos, belos y lusones. Los celtíberos se agrupan en pequeños poblados de tipo castreño emplazados en lo alto de cerros férreamente defendidos por urallas y fosos. Con el tiempo, su organización se hace más compleja hasta desarrollar ciudades-estado que acuñan su propia moneda y controlan la organización social, política y económica de un territorio más amplio en el que se asientan otros núcleos de población más pequeños. Además de Numancia, asentamientos como Uxama, Clunia, Segeda, Termes o Contrebia Leucade dan testimonio del legado celtibérico. Su manifestación más destacada se encuentra en un ritual funerario basado en la incineración que procede de la cultura de los campos de urnas. La sociedad celtíbera estaba dominada por élites guerreras, con una economía basada en el pastoreo, la agricultura y la actividad minera, y un importante desarrollo tecnológico que se plasma en la introducción del torno de alfarero y una gran especialización en la metalurgia del hierro. Los celtíberos ejercen su influencia en una región dominada por el Moncayo que se extiende a través del Sistema Ibérico y Central, entre las cuencas del Ebro, el Duero y el Tajo.

La presencia celtíbera, y posteriormente romana, cristiana, musulmana y judía, propicia un gran desarrollo social y cultural en un territorio que presenta en la actualidad una de las densidades de población más bajas del interior de España.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Eguizábal León, David (2006). Isasa nº56, ed. La vivienda celtibérica de San Miguel. Arnedo. pp. 16 – 17. 
  • Eguizábal León, David (2007). Isasa nº57, ed. Poblado celtibérico de San Miguel: balance tras tres años de excavaciones arqueológicas. Arnedo. pp. 42 – 45. 
  • Hernández Vera, José Antonio (2003). Contrebia Leukade y la definición de un nuevo espacio para la Segunda Guerra Púnica (3 edición). Zaragoza: Saldvie. pp. 61 – 82. 
  • Hernández Vera, J.A.; Martínez Torrecilla, J.M.; Núñez Marcén, J. (2007). Contrebia Leucade. Guía arqueológica. Logroño. 
  • Chueca, Vicenta; Manrique, Malena; Martín, Francisco; Lozano, Jorge; Caballero, Carlos (2009). Asociación para el desarrollo interregional Adir Iberkeltia, ed. Paisajes de la Celtiberia en Aragón. Inventario de recursos y plan director del proyecto. Zaragoza. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Paisajes de la Celtiberia, sitio web creado a raiz del proyecto.
  • BOE, publicación de la aprobación del proyecto en el Boletín Oficial del estado (BOE) con fecha de 3 de noviembre de 2009.
  • REDR, sitio web de la Red Española de Desarrollo Rural.