Hiperfosfatemia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La hiperfosfatemia es un trastorno hidroelectrolítico en el cual hay un anormalmente elevado nivel de fosfato en la sangre. A menudo, los niveles de calcio son bajos (hipocalcemia) debido a la precipitación de fosfato con el calcio en los tejidos.

Se asocia con un hiperparatiroidismo secundario y se ve comúnmente en la falla renal crónica. Los altos niveles del fosfato pueden ser evitados con quelantes de fosfato y la restricción dietética de fosfato.

Véase también[editar]

En insuficiencia renal crónica el fósforo se acumula en sangre por la incapacidad del riñón para excretar dicha sustancia, produciendo como consecuencia una alteración de la parathormona produciendo alteraciones en la presión arterial así como una hipocalcemia y la activación de los osteoclastos, célula que fungirá como degradadora del hueso para la obtención del calcio. Para regular los niveles de fósforo es conveniente que se regulen los niveles de proteínas, una ingesta adecuada de proteína mejorará como consecuencia los niveles del fósforo, pero se declinaran los niveles de calcio por lo que se necesitará una suplementación en forma de carbonato o citrato de calcio, la suplementacion actuará como quelante del fósforo enlazándolo al calcio lo que impedirá que se produzca una absorción del fósforo a sangre. Para un enfermo de insuficiencia renal crónica la ingesta promedio de fósforo será de 8-12mg/Kg/día.

Enlaces externos[editar]