Trastorno hidroelectrolítico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Trastorno hidroelectrolítico
Clasificación y recursos externos
CIE-10 E86-E87
CIE-9 276
MeSH D014883
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

Los trastornos hidroelectrolíticos son todas aquellas alteraciones del contenido corporal de agua o electrolitos en el cuerpo humano. Se clasifican según sean por defecto o por exceso. Sus etiologías son diversas, y se agrupan en función de la causa que las produce: aumento del aporte, alteración de la distribución o disminución de la excreción. Los trastornos hidroelectrolíticos severos o prolongados puede conducir a problemas cardiacos, alteraciones neuronales, malfuncionamiento orgánico, y en última instancia, la muerte.

Los electrolitos juegan un papel vital en el mantenimiento de la homeostasis dentro del cuerpo. Ayudan a regular las funciones del miocardio y neurológicas, el balance de líquido, la entrega de oxígeno, el equilibrio ácido-base y mucho más. Los disturbios electrolíticos más serios implican anormalidades en los niveles de sodio, potasio, y/o calcio. Otros desequilibrios del electrolito son menos comunes, y a menudo ocurren conjuntamente.

La especialidad médica encargada de estudiar y corregir estas alteraciones es la nefrología, dado que el riñón es el órgano principal de mantener la homeostasis o equilibrio de todas estas sustancias.

Nomenclatura[editar]

Hay una nomenclatura estándar para los desórdenes electrolíticos:

  1. El nombre comienza con un prefijo que denota si el electrolito está elevado («hiper-») o disminuido («hipo-»).
  2. La raíz de la palabra indica el nombre del electrolito.
  3. El nombre termina con el sufijo «-emia», que significa «en la sangre». Esto no implica que la alteración sea exclusivamente sanguínea, ya que usualmente los trastornos hidroelectrolíticos son patologías sistémicas. Sin embargo, puesto que se detecta usualmente en la prueba de sangre, se ha desarrollado esta convención.

Tipos de trastornos hidroelectrolíticos[editar]

Las principales alteraciones hidroelectrolíticas son las siguientes: