Hanno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Boceto de Hanno con un mahaut de Rafael, alrededor de 1514.
Grabado de Hanno en un panfleto de Filomates (Roma, alrededor de 1514).
Hanno, de la primera página de Leitura Nova.
Epitafio y boceto del fresco del memorial de Hanno.

Hanno (alrededor de 15108 de junio de 1516) fue el Elefante blanco mascota del Papa León X (bautizado como Giovanni de Medici), y el tema principal del libro "El elefante del Papa: En viaje de elefante desde la India profunda hasta el corazón de Roma" de Silvio A. Bedini. Fue el regalo del Rey Manuel I de Portugal por la coronación del Papa. El Rey Manuel lo recibió o bien como regalo del Rey de Kochi, o bien le pidió a Afonso de Albuquerque, su virrey en la India, que lo comprase. Se dice que Hanno era de color blanco, y viajó en barco desde Lisboa a Roma en 1514, a la edad aproximada de cuatro años. Inicialmente fue mantenido encerrado en el Belvedere, tras lo que sería trasladado a un edificio especialmente construido entre la Basílica de San Pedro y el Palacio Apostólico, cerca del Borgo Sant'Angelo. Su llegada fue recogida en la poesía y el arte. Pasquale Malaspina escribió:

Al Belvedere ante el gran Pastor

Fue conducido el elefante domado
Danzando con tal gracia y tal amor
Que difícilmente mejor podría haber bailado un hombre
Y con su trompa como una gran nariz
Hizo, que la plaza entera se ensordeciese:
Y estirándose en el suelo de rodillas
Y entonces se inclinó en reverencia al Papa,

Y a su séquito.

Hanno fue muy famoso en la corte papal y fue paseado en las procesiones. Finalmente enfermó súbitamente y murió el 8 de junio de 1516 junto al Papa. Hanno fue enterrado en el Cortile del Belvedere, tras dos años en Roma y a la edad de siete años.

El artista Raffaello Santi diseñó un fresco conmemorativo (que no se conserva), y el propio Papa compuso su epitafio:

Bajo esta gran colina yazco enterrado

Poderoso elefante que el Rey Manuel
Habiendo conquistado el Oriente
Envió cautivo al Papa León X
Donde al pueblo romano maravilló,
Una bestia no vista en largo tiempo,
Y en mi basto pecho percibieron sentimientos humanos
El destino me envió a mi residencia en la bendita Latium
Y no tuvo la pacienia de dejarme servir a mi señor tres años completos.
Pero deseo, oh dioses, que el tiempo que la Naturaleza me asignó,
y el Destino me arrebató
Lo añadáis a la vida del gran León.

He vivido siete años
He muerto de angina
He medido doce palmos de altura
Giovanni Battista Branconio dell'Aquila
Chamberlán privado del Papa
Y proboste de la custodia del elefante,
Ha erigido esto en 1516, el 8 de junio,
En el cuarto año del pontificado de León X

Que lo que la Naturaleza ha arrebatado

Rafael de Urbino con su arte ha restaurado.

Hay cuatro bocetos de Hanno, hechos en vida con riza roja, en la colección del Museo Ashmolean en Oxford.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]