Habitación de Ames

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Habitación de Ames.jpg

Una Habitación de Ames es una habitación distorsionada que es usada para crear una ilusión óptica. Fue inventada por el oftalmólogo estadounidense Adelbert Ames, Jr. en 1946 basado en el concepto de Hermann Helmholtz.

Descripción[editar]

Habitación de Ames

Está construida de manera tal que vista de frente aparenta ser una habitación ordinaria de forma cúbica, con una pared trasera y dos laterales paralelas entre si y perpendiculares con el plano horizontal del suelo y el techo. Sin embargo, esto es un truco de perspectiva visual ya que en realidad la habitación es trapezoidal: las paredes están inclinadas al igual que el suelo y el techo, y la esquina derecha está más cerca para el observador frontal que la esquina izquierda (o viceversa).

Como resultado de una ilusión óptica, una persona de pie en una esquina aparenta en la observación ser un gigante, mientras que una persona de pie en la otra esquina parece ser un enano. La ilusión es bastante convincente, pues una persona caminando hacia adelante y hacia atrás desde la esquina izquierda a la derecha parece que aumenta o disminuye.

Las investigaciones han demostrado que la ilusión puede ser creada sin usar paredes ni techo; es suficiente con colocar un aparente horizonte (que en realidad no es horizontal) contra un telón de fondo, y el ojo se basa en la aparente relativa altura por encima de un objeto que esté en el horizonte.

Uso en películas[editar]

Una habitación de Ames aparece en la película de 1971 Charlie y la fábrica de chocolate, adaptación de la novela Willy Wonka y la fábrica de chocolate de Roald Dahl. Asimismo, las producciones de El Señor de los Anillos y la La trilogía de el Señor de los Anillos utilizan varios conjuntos de habitaciones de Ames en las secuencias para modificar las alturas de los hobbits y hacerlos parecer más pequeños cuando están junto a Gandalf. En 1960, el show de televisión Viaje al fondo del mar usó una habitación de Ames en uno de los episodios para mostrar el intento de provocar que dos personajes (cada uno de pie en cada lado de la habitación) extravíen sus mentes. En la película Temple Grandin se enseña una habitación de Ames en una clase, y Temple Grandin construye una.

Habitaciones de Ames en el mundo[editar]

En casi todos los países existen museos o centros de Ciencia que tienen dentro de sus atracciones la habitación de Ames, en los Estados Unidos es muy visitada la de El museo de San Francisco en California, en Latinoamérica el canal educativo argentino Paka Paka creo una habitación amplia que se puede ver en http://www.youtube.com/watch?v=aS-vzPuZzuk, en Colombia solo existen dos: la de el parque explora de Medellín dada a conocer al público como la caja cuadriculada y la de Yopal Casanare impulsada por el investigador educativo Humberto Castellanos y que se puede ver en http://www.youtube.com/watch?v=64hoxw317Os *

La fascinación de la habitación de Ames[editar]

Tomado de: http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/habitacion-brain-story.html

La ilusión óptica de la habitación de Ames y las niñas (del documental Brain Story) The Room Illusion [YouTube, 90 seg.] es uno de los más asombrosos e impactantes fragmentos del maravilloso y altamente recomendable documental Brain Story (2000). Es una ilusión óptica de las mejores que haya visto nunca. No hay trucos digitales ni de post-producción: es una escena real, rodada de una forma... especial. Es una ilusión tan buena, tan buena, que puedes verla una, y otra, y otra vez mientras los ojos engañan a tu cerebro continuamente. En la secuencia, las niñas parecen cambiar de tamaño al moverse por la habitación. ¿Qué está sucediendo? En realidad se trata de una habitación construida de una manera... peculiar: su perspectiva está tremendamente deformada, incluyendo los muebles que contiene, el lado izquierdo que es más grande que el derecho y hasta algo de pendiente. Pero el ángulo de cámara se ha elegido cuidadosamente para que parezca normal en cada toma. Nuestros ojos ven la escena y el cerebro interpreta que está ante una habitación, «y todas las habitaciones son rectas». Los movimientos de las niñas confunden al cerebro, porque parecen cambiar de tamaño, pero el cerebro tiene grabado tan profundamente que esa habitación«ha de ser como todas las demás habitaciones» que la mente prefiere creer... ¡que las niñas cambian de tamaño! Lo que explica la narradora es que, en nuestra limitada percepción del mundo exterior, es tan importante lo que el cerebro espera ver como lo que realmente ve. Un ejemplo asombro de cómo nuestra memoria visual y nuestra imaginación pueden literalmentee influir en cómo pericibimos lo que tenemos delante de nuestros ojos., Es tan difícil salir de esta ilusión óptica de la habitación deformada que mucha gente sigue sin entender lo que sucede realmente, o cómo es la habitación, aun viéndolo muchas veces. Esta construcción se llama La habitación de Ames (en la Wikipedia:Ames Room, con un plano de cómo se construye el efecto). Fue el oftalmólogo Adelbert Ames quien la creó en 1946 a partir de un concepto del médico y físico Hermann von Helmholtz. Una aplicación práctica de esta perspectiva forzada fue usarla en El Señor de los Anillos para conseguir que los hobbits parecieran pequeñitos al lado del mago Gandalf, especialmente en las secuencias de interiores. (¡Ah, y que no se diga que esas tiernas miradas de las gemelas en el momento 1:15 no son... escalofriantes!)

Notas[editar]

Referencias[editar]

  • http://www.ilusionario.es/GEOMETRICAS/form_tam.htm Sitio Ilusionario con ilustraciones sobre la habitación de Ames
  • Behrens, R.R. (1987). The Life and Unusual Ideas of Adelbert Ames Jr. (en inglés) en Leonardo: Journal of the International Society of Arts, Sciences and Technology, 20," 273-279.
  • Behrens, R.R. (1994). Adelbert Ames and the Cockeyed Room (en inglés) en Print magazine, 48:2, 92-97.
  • Behrens, R.R. (1997). Eyed Awry: The Ingenuity of Del Ames (en inglés) en. North American Review, 282:2," 26-33.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]