Gunter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pintura de Peter von Cornelius de un tema del Cantar de los nibelungos: Gunter manda a Hagen que devuelva el oro al Rin. 1859.

Gunter (Gunther o Gunnar) es un personaje de la leyenda épica germánica, el Cantar de los nibelungos. Es el ficticio rey de Borgoña, y su castillo estaba en la ciudad de Worms, a orillas del Rin.

Referencias históricas[editar]

El rey Gunter del Cantar de los nibelungos está basado en un rey de los burgundios: Gundahario.

Gunter en el Cantar de los nibelungos[editar]

Gunter era un rey diestro en la batalla, y tenía una hermana, llamada Krimilda, de singular belleza. El héroe Sigfrido entró a su servicio y bajo su mando llevó a cabo numerosas hazañas. La principal fue conseguir que la reina de Islandia, Brunilda se casara con su señor Gunter. Para ello tuvo que luchar contra la reina, ayudando al rey, puesto que ella sólo accedería a casarse con quien la derrotara en un duelo y completase una serie de pruebas.

A cambio de este acto, Gunter concedió al héroe la mano de su hermana Krimilda, los cuales ya se amaban de antemano. La vida con Brunilda no fue sin embargo agradable para Gunter, pues Brunilda sospechaba de lo ocurrido, y envidiaba a Krimilda por tener como esposo al famoso héroe.

Unido a esta incomodidad, estaba la persona de Hagen, un noble caballero de la corte de Gunter, que llegó a convencerle para que matara a Sigfrido, del que estaba envidioso, para así poder quedarse con el tesoro de éste, que le pertenecía al héroe por habérselo arrebatado a los nibelungos. Gunter acabó dando permiso a Hagen, que durante una cacería hirió a Sigfrido en el único punto de su cuerpo donde podría hacerlo, un punto en su espalda que quedó cubierto con una hoja de tilo cuando se bañó en la sangre del dragón Fafner (que había derrotado), la cual le había hecho invulnerable en donde le había tocado.

La muerte del héroe sería a la larga la causa de la desgracia de Gunter. Su hermana, ahora viuda, lloró a su esposo hasta que el rey Etzel (Atila) la pidió en matrimonio. Ella accedió, esperando con esto hallar la venganza contra Hagen y Gunter, de quienes conocía sus actos.

Años después, Krimilda invitó a Gunter, Hagen, y una gran séquito al palacio que compartía con Etzel. Allí se valió de intrigas para que se iniciara una prolongada lucha de la cual sólo sobrevivieron Gunter y Hagen. Gunter fue decapitado para que su cabeza fuera mostrada a Hagen, buscando que así revelara el paradero del tesoro que había robado a Sigfrido. Al no hacerlo, Hagen fue decapitado, en este caso por Krimilda, que en vista de sus actos, fue a su vez muerta por un caballero del rey Etzel, para acabar con aquella historia de venganzas.

Enlaces externos[editar]