Guerra civil de Costa Rica de 1948

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guerra Civil de Costa Rica»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra civil de Costa Rica
Fecha 12 de marzo-24 de abril de 1948
Lugar Costa Rica
Resultado Victoria rebelde del ELN
Beligerantes
Gobierno de Costa Rica
Fuerzas calderonistas
Vanguardia Popular
Fuerzas somozistas
ELN
Legión del Caribe
Fuerzas ulatistas
Comandantes
Teodoro Picado Michalski
Rafael Calderón
Manuel Mora Valverde
Anastasio Somoza
José Figueres Ferrer
Frank Marshall Jiménez
Otilio Ulate Blanco
Bajas
~2.000 muertos entre ambos bandos (cifra sin confirmar)

La Guerra civil de Costa Rica es conocida dentro de la historiografía costarricense como Guerra del 48 o Revolución del 48. Esta se dio entre marzo y mayo de 1948, duró 44 días y cuya causa inmediata fue la anulación de las elecciones presidenciales realizadas en febrero de ese año por parte del Congreso, las cuales, presuntamente, fueron ganadas por Otilio Ulate Blanco tras derrotar al Partido Republicano liderado por Rafael Ángel Calderón Guardia y que terminó con el establecimiento de la Junta Fundadora de la Segunda República presidida por José Figueres Ferrer[1] . El desconocimiento de las elecciones presidenciales se debió a que las papeletas para presidente perecieron en un fuego cuyo origen nunca fue establecido[2] .

Antecedentes: Conflictos de los años 40[editar]

En 1940 llega al poder el Dr.Rafael Ángel Calderón Guardia en medio de una ola de popularidad muy grande con el beneplácito de la oligarquía gobernante: inmediatamente en el poder abandona a dicho grupo y, en alianza con la Iglesia Católica y el Partido Comunista Costarricense,el ministro de justicia Andrés Rivera Solórzano aplica una serie de medidas que mejoraron las condiciones de los trabajadores costarricenses; promulga entre otros el Código de Trabajo, las Garantías Sociales y funda la Caja Costarricense de Seguro Social a la postre una de las instituciones responsables de los buenos índices de desarrollo humano que goza el país hoy en día. Sin embargo, la época era muy difícil y en el contexto de la Segunda Guerra Mundial la popularidad de Calderón Guardia fue descendiendo debido a rumores sobre corrupción de su Gobierno y sus funcionarios. Sin ser una figura política al momento de los hechos, José Figueres Ferrer (posteriormente Presidente de la República) denuncia el 8 de julio de 1942, actos irregulares y de corrupción por parte del gobierno, en un discurso radiofónico. Antes de poder concluir su discurso, autoridades oficiales tomaron la radioemisora y Figueres es apresado y encarcelado. Cuatro días después es exiliado a El Salvador. Un año después se le permitió la entrada al país.

En 1944 llega a la presidencia el maestro Teodoro Picado Michalski. Miembro del Partido Republicano Nacional que llevó al poder al Dr. Calderón Guardia quien lo promueve en el cargo, pero en medio de elecciones cuestionadas por la oposición. El presidente Picado Michalski promulgó una serie de garantías electorales para las elecciones de medio periodo en 1946, lo que produjo que la oposición aumentara su representación en el Congreso. El Partido Acción Demócrata de Figueres (quien regresó a Costa Rica en 1944) se une a las fuerzas opositoras y continúa las duras críticas al gobierno argumentando ya no solo los actos de corrupción y mal manejo de los fondos públicos por parte del Gobierno, sino la impureza de las elecciones.

En las elecciones del 8 de febrero de 1948 se obtuvieron resultados favorables al candidato de oposición Otilio Ulate Blanco, basándose en los resultados enviados por telegrama. Sin embargo, ante un incendio no esclarecido donde se quemaron las papeletas para presidente, el congreso oficialista declara presidente al candidato de gobierno, el Dr.Rafael Ángel Calderón Guardia.

Guerra Civil del '48[editar]

El 12 de marzo los revolucionarios toman San Isidro de El General. El coronel gubernamental Rigoberto Pacheco es asesinado, con lo cual la Unidad Móvil pierde poder de respuesta. En San Ramón mueren los figueristas Catalino Murillo y Federico Arce. Al día siguiente los figueristas toman San Cristóbal Sur y llega al país Horacio Julio Hornes, comandante de la Legión del Caribe, a apoyar a Figueres. El 15 de marzo los rebeldes toman San Marcos de Tarrazú y Santa María de Dota, lugar en el que se instaura el cuartel general de los revolucionarios. En los días siguientes hay una intensa actividad bélica alrededor de San Isidro del General y El Empalme. El 4 de abril el gobierno captura a Jorge Manuel Dengo Obregón y lo encarcela. Dos días después los picadistas toman Buenos Aires. El 9 de abril arranca la Marcha Fantasma, una gran operación militar que condujo a las tropas figueristas escondidas entre las montañas desde la Zona de los Santos hasta Cartago. Llegan el 12 de abril y toman Paraíso y Cartago. Al día siguiente la Legión Caribe bombardea Limón y los figueristas la toman por tierra. En El Tejar se produce una horrible batalla que acaba con victoria figuerista. El 14 de abril los figueristas toman Moín y asedian Tarbaca y San Ignacio de Acosta. El 16 de abril Picado pide ayuda al gobierno de Somoza y al día siguiente la Guardia Nacional Nicaragüense estaba invadiendo Los Chiles, La Cruz y Quesada. [cita requerida]El 19 de abril los figueristas recuperan San Isidro de El General, lo que representa la última batalla de la guerra. Calderón Guardia es obligado a salir de Costa Rica y encuentra refugio en Nicaragua. Los somocistas derrotados empiezan a huir. Al día siguiente Santos León Herrera toma el poder y Teodoro Picado se va a Nicaragua[3] .

Post Guerra[editar]

Gobierno de 18 meses[editar]

Se produjo el Pacto Figueres-Ulate, que le daba dieciocho meses al Ejército para reformar el Estado e iniciar la transformación de la sociedad costarricense.

El 8 de mayo de 1948 se instala bajo la presidencia de José Figueres Ferrer la Junta Fundadora de la Segunda República. La guerra duro 44 días. Cientos de decretos de ley formaron la nueva organización del país y en noviembre de 1949 se emitió la Constitución Política.

En diciembre de 1948 Somoza volvió a invadir Puerto Soley, [4] donde los vigías del puesto fronterizo son asesinados y la demás gente llevada presa. En San Carlos cinco cruzrojistas son asesinados. La respuesta figuerista es rápida y la soberanía es defendida.

En abril el ministro Edgar Cardona Quirós y Fernando Figuls Quirós quienes habían defendido desde un principio la abolición del ejército, Cardona se apoderó del cuartel de Artillería mientras Fernando Figuls tomó el Bellavista con un grupo de efectivos de la Inspección de Hacienda, pero sus seguidores fueron derrotados por las tropas figueristas y las de Frank Marshall. Cardona fue obligado a renunciar. Ese suceso se conoce como el Cardonazo.

Víctimas y Memorias[editar]

El conflicto armado duró únicamente cinco semanas (del 12 de marzo al 19 de abril de 1948) algunos estiman que murieron más de dos mil personas, [cita requerida]cifra que por el bajo número de combatientes y la corta duración de las batallas parece ser desproporcionadamente alta.

Esta cifra suma los muertos y heridos desde las elecciones de 1944 por el constante enfrentamiento entre los partidarios de los diferentes bandos. Una fecha importante a recordar es el domingo 21 de julio de 1947 en Cartago donde autoridades estatales se enfrentaron a un grupo reaccionario dando como resultado víctimas mortales.[cita requerida]

Por su impacto, el conflicto de 1948 es considerado uno de los estallidos de violencia política más dramático de Costa Rica[5] [6]

Para honrar en su memoria a las personas que fallecieron en este conflicto, en el parque central de la ciudad de Santa María de Dota se encuentra el Monumento a los héroes caídos de la guerra civil de 1948, la cual es una de las obras más emblemáticas del artista costarricense Luis Umaña Ruiz.[7]

Críticas a la Revolución[editar]

Dentro de muchos círculos intelectuales de la época se manifiesta la idea de que la revolución era una salida innecesaria para los males que aquejaban a la nación.

Se habla también que la sospecha de Fraude electoral y la corrupción no llegaban a los límites necesarios para emprender una guerra civil.

Un aspecto negativo, es que la Junta de Gobierno que gobernó al país durante los 18 meses posteriores a la guerra, lo realizaron de un modo muy dictatorial, ya que controlaron el Poder Ejecutivo y Poder Judicial de Costa Rica; no así con el Poder Legislativo, presentando éste una férrea oposición por considerar muy revolucionaria la agenda de la Junta de Gobierno.[8]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]