Gramática del alemán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Este artículo trata sobre la gramática del alemán centrándose en el alemán estándar.

Generalidades[editar]

El alemán es una lengua indoeuropea, que al igual que la mayoría de lenguas de esta familia, el alemán es una lengua sintética que exhibe rasgos flexión en el nombre y el verbo. Sintácticamente en alemán es predominantemente de núcleo final, siendo de tipo V2-SOV, aunque como las mayoría de lenguas indoeuropea tiene preposiciones (es decir el sintagma adpositivo tiene núcleo inicial). En general la media del número de morfemas por palabra es más elevada que en otras lenguas indoeuropeas, por lo que algunos autores la clasifican como "altamente aglutinante", aunque realmente sus flexión tiene fuertes tendencias fusionantes, por lo que no siempre es posible una segmentación totalmente limpia de las palabras en morfemas.

El nombre y el sintagma nominal[editar]

El alemán dispone de tres géneros: masculino (männlich), femenino (weiblich) y neutro (sächlich). En la gran mayoría de las ocasiones el género difiere del utilizado en castellano. Por ejemplo:

der Stein ('la piedra') es un nombre masculino en alemán (mientras en español piedra es femenino).
das Mädchen ('la chica') es un nombre neutro en alemán (mientras en español chica es femenino).

Esto se debe a que tanto en alemán como en español, el género depende ante todo de la forma fonológica de la palabra (y al ser diferentes las palabras hay muy poca correlación entre las dos lenguas). Este sistema de "género gramatical" se denomina fonológicamente determinado (sólo unos pocos nombres animados que designan generalmente humanos están motivados semánticamente). Mädchen por ejemplo es el diminutivo de un arcaico nombre alemán femenino die Magd que significa mujer joven. Sin embargo, todas las palabras que terminan con el diminutivo -chen son siempre neutras. La naturaleza arbitraria del género gramatical puede verse con los cubiertos. La palabra para 'cuchillo', das Messer es neutra; la palabra para 'tenedor', die Gabel es femenina y para 'cuchara', der Löffel es masculina. Para aprender alemán, por tanto, hay que estudiar siempre los nombres con su correspondiente género gramatical.

Los casos son nominativo (Nominativ), genitivo (Genitiv), dativo (Dativ) y acusativo (Akkusativ). El caso de un sustantivo particular, y por tanto el final del nombre, depende de la función gramatical de dicho sustantivo en la oración.

  • Nominativo: El sujeto de la oración. La cosa que hace la acción.
  • Genitivo: El poseedor de algo. O el objeto de algunas preposiciones.
  • Dativo: El objeto indirecto, como cuando un objeto es dado a alguien. O el objeto de algunas preposiciones.
  • Acusativo: El objeto directo, la cosa que recibe directamente la acción. O el objeto de algunas otras preposiciones.

El caso de un sustantivo después de una preposición se decide por esa preposición. Ninguna preposición requiere el caso nominativo. Sin embargo, pueden regir cualquiera de los otros casos. Por ejemplo la preposición für (para) rige el caso acusativo; la preposición mit (con) rige dativo y la palabra wegen (a causa de) viene seguida por el caso genitivo (aunque en el habla coloquial y con los pronombres se usa normalmente el dativo). Algunas preposiciones pueden regir tanto acusativo como dativo dependiendo de que el uso implique posición (p.e. in der Küche = en la cocina, caso dativo) o dirección (p.e. in die Küche = a la cocina, caso acusativo).

La declinación de los adjetivos, por su parte, no depende solo del género, número y caso del nombre que modifica. Sino también de si se usa un artículo indefinido, un artículo definido o no se usa un artículo con él. La siguiente tabla muestra los dos casos que ejemplifican los tres casos.

Masculino nominativo singular Femenino dativo singular
artículo definido der schöne Mann vor der verschlossenen Tür
artículo indefinido ein schöner Mann vor einer verschlossenen Tür
sin artículo schöner Mann vor verschlossener Tür

El uso del genitivo se está perdiendo en el alemán hablado. Frecuentemente lo sustituyen por el dativo en las conversaciones. Sin embargo, su uso es obligatorio en la comunicación escrita y en las locuciones públicas en alemán. Un libro alemán llamado "Der Dativ ist dem Genitiv sein Tod" ("El dativo es la Muerte del genitivo") alude a este fenómeno en su título. En alemán estándar el título debería ser "Der Dativ ist des Genitivs Tod". Como es de suponer el libro usa la forma más moderna y casual de hablar empleando el caso dativo en vez del genitivo. El autor intenta mostrar lo que percibe como un declive de la lengua alemana. Aunque se ha vuelto muy común no usar el caso genitivo cuando realmente se requiere la mayoría de los alemanes sabén cómo usarlo y generalmente lo hacen. Especialmente entre la gente con un nivel educativo alto se considera un error menor usar el dativo de forma incorrecta.

Formas de plural[editar]

El alemán tiene once formas diferentes de formar el plural entre ellas -e, -(e)n, -er y -s (las dos primeras frecuentemente se combinan con umlaut en la vocal precedente si es a, o, u). Además del género los estudiantes de alemán como lengua extranjera deben aprender el plural de cada palabra aprendida. Aunque muchos nombres femeninos son muy regulares a la hora de formar el plural, muchos masculinos y neutros no lo son.

Estructura del sintagma nominal[editar]

Un sintagma nominal en alemán puede tener varios constituyentes con el siguiente orden:

  1. numeral (cardinal u ordinal)
  2. adjetivo(s)
  3. nombre
  4. atributo genitivo
  5. sintagma preposicional
  6. cláusula reflexiva
  7. pronombre reflexivo.

En un sintagma nominal cualquiera puede faltar alguno de los elementos anteriores, pero no el nombre que hace de núcleo sintáctico del mismo. Un sintagma determinante consiste en un determinante que precede a un sintagma nominal. Un ejemplo de sintagma determinante es:

[SD Die [SN dritte umwerfende Vorstellung des Schillerdramas in dieser Woche in Hamburg] ]
'La tercera imponente representación del drama de Schiller esta semana en Hamburgo'.

Por supuesto, la mayoría de las sintagmas determinantes no son tan complicadas, pudiendo faltar muchas de ellas excepto el nombre y el determinante. Una sintagma nominal contiene al menos un número cardinal, un adjetivo, un pronombre y un nombre. Siempre tiene un artículo, excepto cuando es un nombre plural indefinido o se refiere a un incontable:

Die Drei
'Los tres'
Der große Mann
'El hombre grande'
Der Mann
'El hombre'

Si el substantivo es incontable no se usa un artículo. De otra forma el significado de la oración cambia.

  • "Ich kaufe billiges Bier" (Compro cerveza barata)
  • "Ich kaufe ein billiges Bier" (Compro una botella/jarra... de cerveza barata)
  • "Ich habe Geld" (Tengo dinero)
  • "Ich habe das Geld" (Tengo el dinero) o (Tengo suficiente dinero para...)

Una frase nominal puede ser utilizada como una unidad. Tiene un caso, un número y un género. El caso y el número depende del contexto. Mientras que el género se determina por el nombre principal.

El atributo genitivo[editar]

Una frase nominal puede tener un atributo genitivo para, por ejemplo, expresar posesión. Este atributo se puede ver meramente como otra frase nominal en caso genitivo la cual puede llevar otra frase nominal.

  • "Der Beruf des alten Mannes" (La profesión del hombre mayor)
  • "Die Hütte des Häuptlings des Stammes" (La choza del jefe de la tribu)
(la frase en genitivo tiene su propia frase en genitivo). Esto es poco frecuente en alemán moderno. En vez de eso se diría: "Die Hütte des Stammeshäuptlings"

En el temprano alto alemán el atributo genitivo podía consistir en un pronombre personal en su caso genitivo. En alemán moderno no se suele usar esta construcción. En vez de eso se usa el pronombre posesivo correspondiente.

ANTES: "Die Gnade seiner" (su gracia)
AHORA: "Seine Gnade"

Posición[editar]

Una oración nominal puede contener una "oración posicional". Esta puede verse simplemente como otra oración nominal con una preposición (o una postposición) o un adverbio preposicional.

  • "Eine Wolke am Himmel" (una nube en el cielo)
  • "Der Bundeskanzler während des Bürgerkriegs im Kongo" (El Canciller durante la guerra civil en el Congo)
(la oración posicional tiene su propia oración posicional)
  • "Der Regen im Dschungel im Sommer" (la lluvia en la jungla en verano)
(Varias oraciones posicionales)
  • "Der Berg dort" (la montaña de allá)

Sustantivos[editar]

En alemán los sustantivos tienen la particularidad de que la primera letra siempre se escribe en mayúscula. Tienen uno de los tres géneros gramaticales específicos (masculino, femenino o neutro) y pertenecen a una de las tres declinaciones. Estas características permanecen inalteradas por la inflexión pero deben ser consideradas en el proceso. El género gramatical influye en los artículos, los adjetivos y los pronombres que le preceden.

El número y el caso deben ser tomados en consideración a la hora de hacer la declinación.

La declinación puede ser más difícil que en otras lenguas como el latín. Porque no solo cambia el final de la palabra, sino que también puede verse alterada la raíz.

Artículos y determinantes[editar]

Los artículos tienen una característica llamada "fuerza" que influye en la declinación de los adjetivos. Existen artículos fuertes, débiles y otros que tienen casos tanto fuertes como débiles. A veces esta característica no es constante.

La forma de la inflexión depende del número, caso y género del substantivo correspondiente. Los artículos tienen la misma forma plural para los tres géneros. La siguiente tabla resume las formas básicas del artículo definido:[1]

SINGULAR PLURAL
masculino femenino neutro m. / f. / n.
Nominativo der die das die
Acusativo den die das die
Dativo dem der dem den
Genitivo des der des der

Adjetivo y sintagma adjetival[editar]

Para utilizar adecuadamente los adjetivos también hay que tener en consideración el caso, número y género de la oración nominal junto con el artículo del substantivo. Normalmente los adjetivos van antes del substantivo al que están modificando. La finalización del adjetivo suele ser la letra -e en la forma singular y la -en en la forma plural.

Como los artículos usan el mismo final para los plurales de los tres géneros.

Ein lauter Krach (un ruido alto)
Der laute Krach (el ruido alto)
Der große, schöne Mond (la gran y bella luna)

Los participios pueden usarse como adjetivos y son tratados de la misma forma.

En contraste con las lenguas romances los adjetivos sólo se declinan en la posición de atributo, es decir, cuando se usan para describir directamente a un substantivo. Los adjetivos predicativos no se declinan y son indistinguibles de los adverbios.

(incorrecto) *Die Musik ist laute
(correcto) Die Musik ist laut
'la música está alta'

Como en muchas lenguas, existen tres grados de comparación: positiva, comparativa y superlativa.

Números cardinales[editar]

Los números cardinales se sitúan siempre antes de cualquier adjetivo. Si el número no es muy alto no se suele combinar con un artículo indefinido plural (como einige o 'mehrere). Los pronombres personales de primera y segunda persona se sitúan delante de los números. Sin embargo los pronombres personales de tercera persona no se pueden usar con números.

"Drei Hunde" (tres perros)
"Die vier apokalyptischen Reiter" (los cuatro jinetes del Apocalipsis)
NO: "Einige fünf Äpfel" SINO: "Einige Äpfel" o "Fünf Äpfel" (algunas manzanas, cinco manzanas)
"Ein paar tausend Euro" (un par de miles de euros)
"Wir vier" (nosotros cuatro)

Al igual que el castellano si se usa un número cardinal se debe usar el plural para formar la oración nominal, al contrario que otras lenguas como el turco y el húngaro.

NO: "Zehn Pferd" (turco. "On At")
SINO: "Zehn Pferde" (diez caballos)
EXCEPCIÓN: "Zehn Bier", "Zehn Biere" (ambos casos son posibles en algunos casos como las bebidas aunque gramáticalmente es incorrecto.)

Los números zwei (dos) y drei (tres) tienen terminaciones diferentes en algunos casos. Donde un adjetivo debería tener terminaciones débiles los números no tienen terminaciones. Si un adjetivo tiene terminaciones fuertes estos números pueden tener también terminaciones fuertes en el genitivo.

"das Haus zweier junger Frauen" (la casa de dos chicas jóvenes)

Si no hay otra palabra que lleve el final fuerte del genitivo plural este debe recaer en el número.

"die Reise dreier Schwestern" (el viaje de las tres hermanas)

Si los números son parte central de una frase nominal en el dativo plural y no hay otra palabra que lo lleve también deben llevar el final del dativo.

"Ich habe zweien Bananen gegeben" (Les llevo plátanos a los dos) (antigua pronunciación)

Pronombres[editar]

Los pronombres personales de la primera persona se refieren al hablante, las de segunda persona al oyente y las terceras personas pueden ser usadas para sustituir a oraciones nominales.

Pronombres personales[editar]

Los pronombres personales, no posesivos, son:

Pronombres personales
1º s 2º s 3º s 1º pl 2º pl 3º pl 2º formal
Nominativo ich du er sie es wir ihr sie Sie
Acusativo mich dich ihn sie es uns euch sie Sie
Dativo mir dir ihm ihr ihm uns euch ihnen Ihnen
Genitivo* mein dein sein ihr sein unser euer ihr Ihr
  • Nota: la forma genitiva se usa como adjetivos y finalizan siguiendo las reglas normales. Esto incluye a 'unser' y 'euer' independientemente del hecho del que ya terminen en -er.

Los posesivos coinciden en alemán con la forma de genitivo de los pronombres personales. Sintácticamente los posesivos son determinantes que encabezan el sintagma determinante y por tanto proceden a todo el sintagma nominal al que acompañan.

Pronombres deícticos[editar]

Pronombres relativos[editar]

El verbo y el sintagma verbal[editar]

Como en inglés y en neerlandés, los verbos alemanes pueden dividirse bien en dos clases principales: débiles (con una inflexión en la consonante dental) o fuertes. La mayoría de estos tipos son regulares, aunque existen algunos subgrupos y anomalías. El único verbo completamente irregular es "sein" (ser, estar). De todos modos la mayoría de los libros de texto para estudiantes de lengua extranjera clasifican los verbos fuertes como irregulares. Hay menos de 200 verbos fuertes e irregulares. Y cada vez se tiende más a convertir los verbos fuertes en débiles, por ejemplo 'backte' (de 'backen', freír) en lugar de 'buk', o 'fragte' (de 'fragen', preguntar) en lugar de 'frug'. Esta última forma está todavía corriente en neerlandés ("vroeg").

El alemán tiene 6 tiempos gramaticales en el indicativo (más 6 otros tiempos para describir lo que alguien está haciendo, estaba haciendo o estará haciendo), un imperativo, el condicional, tres tipos del subjuntivo (cada uno de esos tres típos puede formar todos los 6 tiempos en el subjuntivo) y dos típos del voz pasiva (la diferencia entre "la casa está vendida" (Das Haus ist verkauft) y "la casa es vendida" (Das Haus wird verkauft) existe también en el alemán. El perfecto, el pluscuamperfecto, el futuro II y el condicional II son formados, como en francés también que usa los verbos "être" y "avoir", con los dos verbos "haben" y "sein" (en castellano se usa solamente el verbo "haber", como en inglés se usa solamente "to have" ).

El verbo werden.

En alemán se utiliza el verbo werden (en español, llegar a ser), para poder crear oraciones en tiempo futuro. Para eso werden, debe conjugarse según el pronombre personal, seguido de un verbo en modo indicativo.

Ej: Ich werde hier sein (Estaré aquí)

Partículas modales[editar]

Las partículas modales (Abtönungspartikel) son una parte frecuente del alemán hablado. Estas palabras afectan al tono de la oración en vez de hacerlo específicamente al sentido. Algunos ejemplos típicos de estas palabras son doch, mal, halt, eben, nun, schon, eh o ja. Algunas de estas palabras también tienen un significado básico y específico (p.e. ja, sí; schon, ya) pero en su uso modal este significado no se expresa directamente.

Tipos de verbos[editar]

Existen diversas clasificaciones de los verbos en alemán. Desde el punto de vista morfológico se pueden dividir en verbos fuertes (irregulares) y verbos débiles (regulares y semirregulares). Desde el punto de vista sintáctica los verbos se pueden clasificar según el tipo de complementos que requieren (según este complemente sea un sintagma en acusativo, dativo, etc.).

Argumentos del verbo[editar]

Preposiciones[editar]

  • Ab que significa fuera, desde o de
  • An que significa junto o en
  • Auf que significa a, en, sobre, encima o arriba
  • Bei que significa en o cerca
  • Bis que significa hasta, para o a

Estas son algunas de las preposiciones más importantes entre otras muchas que existen en el Alemán

Sintaxis y orden oracional[editar]

El orden dentro de las oraciones en alemán es bastante más complicada que en otras lenguas. Aunque tienen un orden bien establecido para sus elementos, estos se invierten en las preguntas y las oraciones subordinadas. Esto se debe a que el alemán es una lengua SOV-V2. Más concretamente en alemán es su estructura profunda, pero bajo ciertas condiciones el verbo asciende a la "segunda posición" o más exactamente la posición de núcleo del sintagma complementante. En una oración subordinada dicha posición está ocupada por un relativo o una conjunción subordinante por lo que le verbo conjugado no puede pasar a dicha posición, en las oraciones no subordinadas el verbo conjugado pasa a esa posición, mientras que el especificador suele ser ocupado por el sujeto, el tópico u otro elemento focalizado que precede estructuralmente al verbo:

(1) Johann kaufte ein Buch
NProp comprar.PAS un libro
'Juan compró un libro'
(2) [Ein Buch] kaufte ich
un libro comprar.PAS 1ªSG
'(yo) Compré un libro'

En la oración (2) el elemento ein Buch 'un libro' está focalizado al inicio de la oración. En el caso de las oraciones (1) y (2) los árboles sintácticos acordes a la propuesta de la gramática generativa especificada en las reglas anteriores resulta ser:

SynTree German01.png
SynTree German02.png

Donde ti y tj son las "trazas" o "huellas sintácticas" de movimiento dejadas por los movimientos desplazados (que son importantes para la explicación generativista de como se asigna el caso gramatical de acuerdo con la teoría del caso abstracto). Obsérve que el subíndice usado para cada huella coincide con los subíndices usados para los elementos desplazados correspondientes.

La obligatoriedad de que el núcleo sintáctico del sintagma complementante esté ocupado y qué elemento lo ocupa en cada tipo de la oración, explican el orden en las oraciones enunciativas o interrogativas parciales directas el verbo aparece en segunda posición, pero no en otras. La explicación de la gramática tradicional alemana es más compleja, y en ella el a veces la posición de espeficador mencionada se suele llamar campo anterior, que precede al paréntesis oracional.

Oraciones subordinadas[editar]

Una oración subordinada (Nebensatz) siempre está incorporada en otra oración. Una oración subordianda usualmente, comienza con una palabra especial, una conjunción subordinante (Subjunktion), relacionándola con la oración de mayor jerarquía. Esta palabra especial ocupa la posición de núcleo sintáctico de un sintagma complementante lo que va a condicionar la posición del verbo conjungado (respecto a lo que se encuentra en las oraciones principales). Tras la palabra especial que introduce la subordianda, suele venir el sujeto, mientras el verbo conjugado es puesto al final de la oración:

Ich hoffe, er kommt mit. (sin conjunción suboridante)
Ich hoffe, dass er mitkommt. (con conjunción suboridante dass)

Nótese que el prefijo separable permanence junto con el verbo conjugado en la proposición subordinada.

“Er kommt nicht, denn er hat seine Arbeit noch nicht gemacht.” “Er kommt nicht, weil er seine Arbeit noch nicht gemacht hat.” (Nótese que la partícula denn no es una onjunción subordinante. En realidad, es un nexo coordinante que puede traducirse como “porque”. La traducción de la primera frase sería: “Él no viene porque aún no ha hecho su trabajo.”) “Wir haben genug Geld, um diese CD zu kaufen.” “Ich weiss nicht, ob wir genug Geld haben, um diese CD zu kaufen.” En la oración anterior, “dass”, “weil” y “ob” son conjunciones subordinantes. Éstas palabras significan en este contexto “que”, “porque” y “si” respectivamente. ¿Por qué weil es una conjunción subordinante si, al igual que “denn”, significa “porque”? En gramática alemana, se define que weil es una conjunción subordinante aún cuando su significado sea el mismo que denn. Después del sujeto, el verbo es puesto al final de la oración y, si es separable, se lo combina con su prefijo. Las palabras interrogativas (en el ejemplo siguiente, “wohin”) tienen el mismo efecto que una conjunción subordinante. “Wohin ist er gelaufen?” “Niemand wisste, wohin er gelaufen ist.” (¿A dónde ha corrido? Nadie supo a dónde) Nótese que en alemán, todas las oraciones subordinadas son separadas de la oración principal con una coma “,”.

Estructura de las oraciones subordinadas[editar]

Al igual que en español, una oración subordinada puede ser usada al inicio de una expresión o al final de la misma. En español se pueden usar tanto:

Iré contigo, si puedo.
Si puedo, iré contigo.

En alemán:

(1) Ich komme mit, wenn ich kann.
(2) Wenn ich kann, komme ich mit.

Nótese que cuando en alemán, la oración independiente se encuentra después de la subordinada, el verbo conjugado se escribe antes del sujeto (En el ejemplo, “komme” se encuentra antes de “ich”). Esto obedece a la norma de las lenguas V2 como el alemán y el neerlandés que establece los verbos siempre se deben escribir en el segundo lugar de la oración. En este caso, la oración subordinada actúa como un solo conjunto. Por eso, se dice que el verbo ocupa el segundo lugar. Una manera de verlo es suponer que en (2) el sintagma complementante de la oración principal está ocupado por wenn ich kahn lo que impide que ich aparezca delante de komme. En cambio en (1) el constituyente wenn ich kann ocupa una posición de adjunto sintáctico sintagma verbal (que está al final de la frase).

Oraciones con “dass”[editar]

Las oraciones subordinadas que comienzan con dass, habilitan al hablante a utilizar construcciones como frases nominales o pronombres. Estas oraciones son singulares, neutras y nominativas o acusativas. En este caso, el verbo de la oración subordinada se ubica al final de la oración. “Dass Spinnen keine Insekten sind, ist allgemein bedannkt.” (Es bien sabido que las arañas no son insectos) “Das ist allgemein bedannkt.” (Eso es bien sabido) “Ich weiss, dass Spinnen keine Insekten sind.” “Ich weiss das” (Yo sé que las arañas no son insectos. –Yo sé eso.)

Preguntas indirectas con “ob”[editar]

Mientras que la palabra “dass” indica que la construcción es un hecho, “ob” inicia una pregunta indirecta del tipo Sí/No:

Ich weiss nicht, ob ich fliegen soll.
yo saber 1ªSG no, si yo volar deber 1ªSG
'No sé si debería viajar'

Oraciones Relativas[editar]

La frase nominal a la que la frase de relativo se refiere, puede ser cualquier frase nominal en cualquier caso (Nominativo, dativo, acusativo o genitivo). La oración comienza con una forma del pronombre relativo derivada de los pronombres definidos (der/die/das), o de los interrogativos (Welche/welcher/welches). “Der Mann, der/welcher seiner Frau den Hund schenkt.” (Sujeto nominativo) (El hombre, el cuál da a su esposa el perro.) “Der Hund, den/welchen der Mann seiner Frau schenkt.” (Acusativo) (El perro, el cuál el hombre da a su esposa.) “Die Frau, der/welcher der Mann den Hund schenkt.” (Dativo) (La mujer a la cuál el hombre regala el perro) “Der Mann, der/welcher ich bin” (Predicativo) (El hombre que yo soy) La frase nominal exterior puede también ser poseedora de un sustantivo dentro de la oración subordinada. En este caso, se usa el genitivo del pronombre relativo concordando con el sujeto principal en género y número. "Der Mann, dessen Auto auf der Straße parkt" (El hombre cuyo auto está estacionado en la calle.) "Die Person, deren Auto ich kaufe" (La persona cuyo auto compro) "Das Auto, dessen Fahrer ich helfe" (El auto a cuyo conductor estoy ayudando) "Die Kinder, deren Lehrer ich kenne" (Los niños cuyo profesor conozco) Se pueden incluir preposiciones en estas frases en caso de ser necesario. “Das Haus, in dem ich leve.” (La casa en la cuál vivo.) "Die Person, derentwegen ich hier bin" (La persona a causa de la cual estoy aca) "Das Haus, durch dessen Tür ich gegangen bin" (La casa a través de cuya puerta entré) Si el pronombre relativo es idéntio al artículo definido, varias formas idénticas pueden sucederse. "Der, der der Frau, der ich schon Honig gegeben hatte, Honig gab, muss mehr Honig kaufen" (El hombre quién dio miel a la mujer a quién yo ya había dado miel, debe comprar más miel). Tales construcciones son generalmente evidatas usando formas de “welch-“ como pronombres relativos. “Der, welcher der Frau, welcher…” O mejor, “Derjenige, welcher der Frau, de rich…” En alemán hablado, el pronombre interrogativo “wo” puede ser usado para indicar lugar y, a veces, tiempo. Es difícil de encontrar esto en la lengua escrita.

“In dem Geschäft, wo man auch Brot kaufen kann, kaufe ich Bier.” (En el local en el que uno puede comprar también pan, yo compro cerveza.)

(En que casos usar der, welcher o was, será añadido)

oraciones adverbiales Una oración adverbial comienza con una conjunción, definiendo su relación con el verbo o frase nominal descripta. "Als ich auf dem Meer segelte." (Cuando navegaba en el mar.)

Ejemplos de conjunciones: als, während, nachdem, weil

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Castell, Andreu (2001). Gramática de la lengua alemana (3ª edición). Editorial de Idiomas, S. L. ISBN 84-8141-015-2. 

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Gramática sucinta de la lengua alemana. Herder. 1978. p. 5. ISBN 84-254-0095-3.