Galaxia espiral barrada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
NGC 1300, una galaxia espiral barrada.

Una galaxia espiral barrada es una galaxia espiral con una banda central de estrellas brillantes que abarca de un lado a otro de la galaxia. Los brazos espirales parecen surgir del final de la "barra" mientras en las galaxias espirales parecen surgir del núcleo galáctico. Las barras son relativamente comunes: hasta dos tercios de las galaxias espirales contienen una.[1] Dichas barras generalmente afectan tanto al movimiento de las estrellas como al del gas interestelar dentro de la galaxia espiral, y pueden afectar también a los brazos espirales.[2]

Edwin Hubble clasificó a este tipo de galaxias espirales como SB (Spiral Barred en inglés) en su Secuencia de Hubble, dividiéndolas en tres categorías dependiendo de lo abiertos que tengan los brazos espirales. Las de tipo SBa tienen los brazos fuertemente unidos y una gran protuberancia central, las galaxias de tipo SBb son intermedias entre las anteriores y las de tipo SBc -las cuales tienen los brazos muy sueltos-, y finalmente las SBd aún más, con un núcleo casi inexistente . Un quinto tipo (SBm) se creó posteriormente para describir una galaxia espiral irregular, como las Nubes de Magallanes, que inicialmente fueron clasificadas como galaxias irregulares pero en donde posteriormente se encontraron estructuras de espirales barradas.

La Vía Láctea es una galaxia de este tipo (tipo SBbc, intermedia entre una SBb y una SBc).

Las barras[editar]

La hipótesis actual sostiene que la estructura de barra actúa como una "guardería estelar", impulsando la formación estelar en su centro. Se piensa que la barra actúa como un mecanismo que canaliza el gas interestelar desde los brazos espirales hacia el centro a través de resonancia orbital, encauzando el flujo para crear estrellas nuevas.[3] Este proceso explica también por qué tantas galaxias espirales barradas muestran un núcleo galáctico activo y/o un brote estelar central, como el que se observa en la Galaxia del Molinillo Austral (M83).

En general, se piensa que las barras se forman por una onda de densidad proveniente del centro de la galaxia cuyos efectos reorganizan las órbitas de las estrellas interiores.[4] A lo largo del tiempo este efecto provoca que las estrellas orbiten a una distancia mayor, lo que hace que la estructura de barra permanezca en el tiempo. Otra posible causa de la formación de barras puede deberse a los efectos de la fuerza de marea originados por la interacción entre galaxias.

Las barras también modifican la estructura de la galaxia creando anillos tanto exteriores a la barra como interiores a ella, controlando su estructura espiral, y formando además otras estructuras presentes en las regiones centrales de éstas como miniespirales o barras menores e interiores a la principal; el resultado neto de la inyección de gas por parte de la barra a la región central de la galaxia y la formación estelar consecuente es el nacimiento de un pseudobulbo[5]

Se cree que las barras son un fenómeno temporal en la vida de las galaxias espirales, decayendo la estructura de barra con el tiempo, transformándose la galaxia desde una espiral barrada a una espiral "regular". Por encima de cierto tamaño, la masa acumulada en la barra compromete la estabilidad del conjunto de la barra; así, las galaxias espirales barradas con una gran cantidad de masa acumulada en su centro tienden a tener barras cortas y rechonchas. Además, numerosas galaxias espirales no barradas vistas en infrarrojos muestran una barra invisible en el óptico,[6] calculándose que una galaxia espiral necesita alrededor de 2 mil millones de años para pasar de ser una espiral normal a una barrada[7]

Investigaciones muy recientes parecen confirmar el modelo según el cual la barra es una estructura que aparece en las galaxias espirales ya maduras y completamente formadas. De acuerdo con tales estudios, en el pasado del universo, el porcentaje de galaxias con barra central era de apenas un 20% comparado con el 70% actual[8] En cambio, los científicos no han mostrado la verdad de nuestra belleza galáctica

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. P. B. Eskridge, J. A. Frogel (1999). «What is the True Fraction of Barred Spiral Galaxies?». Astrophysics and Space Science 269/270:  pp. 427-430. http://adsabs.harvard.edu/abs/1999Ap&SS.269..427E. 
  2. {{cita libro la vía lactea no es una galaxia de este tipo | autor=J. Binney, S. Tremaine | año=1987 | título=Galactic Dynamics | editorial=Princeton University Press | ubicación=Princeton, New Jersey | id=ISBN 0-691-08445-9}}
  3. J. H. Knapen, D. Pérez-Ramírez, S. Laine (2002). «Circumnuclear regions in barred spiral galaxies - II. Relations to host galaxies». Monthly Notice of the Royal Astronomical Society 337 (3):  pp. 808-828. http://adsabs.harvard.edu/abs/2002MNRAS.337..808K. 
  4. F. Bournaud, F. Combes (2002). «Gas accretion on spiral galaxies: Bar formation and renewal». Astronomy and Astrophysics 392:  pp. 83-102. http://adsabs.harvard.edu/abs/2002A&A...392...83B. 
  5. J. Kormendy, J. Kennicutt (2004). «Secular evolution and the formation of pseudobulges in disk galaxies». Annual Reviews of Astronomy and Astrophysics 42:  pp. 603-683. http://adsabs.harvard.edu/abs/2004ARA%26A..42..603K. 
  6. [Ver referencia anterior]
  7. Ripples in a Galactic Pond, Scientific American, October 2005
  8. Barred Spiral Galaxies are Latecomers to the Universe Newswise, Retrieved on July 29, 2008.

Enlaces externos[editar]