Fuerzas policiales de Brasil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tarso Genro, ministro de Justicia, la máxima autoridad de las fuerzas de la Policía Federal.

En Brasil, la Constitución Federal establece cinco diferentes instituciones de aplicación de la ley: la Policía Federal, la Policía Federal de Caminos, la Policía Federal de Ferrocarriles, la Policía Militar Estatal y Cuerpo de Bomberos, y la Policía Civil Estatal. De estos, las tres primeras están afiliadas a las autoridades federales y las dos últimas están subordinadas a los gobiernos estatales. Todas las instituciones policiales son parte de la rama ejecutiva del gobierno ya sea federal o estatal.

Según el Supremo Tribunal Federal, las fuerzas de seguridad sólo se consideran unidades de policía por la ley brasileña son los enumerados en el artículo 144 de la Constitución Federal, es decir, las cinco fuerzas de policía antes mencionadas.[1]

Hay dos funciones primarias de la policía: mantener el orden y la aplicación de la ley. Cuando los delitos afectan a las entidades federales, las fuerzas de la policía federal llevan a cabo esas funciones. En los casos restantes, son las fuerzas de la policía estatal las que realizan actividades policiales.

Historia[editar]

Luiz Fernando Corrêa, actual director de la Policía Federal de Brasil.

Los primeros grupos asignados a tareas de seguridad en la fecha en territorio brasileño se remontan al siglo XVI. Pequeñas unidades incipientes fueron designadas en la costa brasileña, con la función principal de defenderse de enemigos invasores extranjeros. En 1566, fue reclutado el primer investigador policial de Rio de Janeiro.[2] En el siglo XVII, en la mayoría de las "capitanias" ya había unidades locales con funciones de aplicación de la ley. En 9 de julio 1775 un regimiento de Caballería fue creado en Minas Gerais para mantener el orden. A la vez, una intensa extracción de oro ha atraído la atención y la codicia de los exploradores, generando tensiones en la zona.[3]

En 1808, la familia real portuguesa se trasladó a Brasil, debido a la invasión francesa de Portugal. rey João VI buscaron redefinir la estructura administrativa de la colonia. Entre las varias reformas, se estableció la "Intendência Geral de Polícia" (Intendencia General de Policía), que se fusionaron las unidades de policía con funciones de investigación, llame a la actual Policía Civil. También creó una guardia militar con funciones de policía en 13 de mayo de 1809. Esto se considera una fuerza predecesor de las unidades locales de la policía militar. Más tarde, en 1831, cuando la independencia ya había sido declarada, cada provincia comenzó a organizar su "policía militar", con tareas de mantenimiento del orden.

El 31 de enero de 1842, se promulgó la ley 261, la reorganización de las oficinas de investigación, la actual "policía civil".

La primera fuerza de policía federal, la Policía Ferroviaria Federal, fue creada en 1852.

Por último, en 1871, la ley 2033 de la policía separó las funciones judiciales y judiciales, creando la estructura burocrática general y los mecanismos adoptados todavía hoy en día por las fuerzas de la policía local.[4] En 1944, se creó una institución de la policía federal. El actual departamento de la Policía Federal fue concebido a 16 de noviembre de 1964.[5] During the dictadura militar, algunas organizaciones de la policía política se mantuvieron, como la DOI-CODI.

Principales funciones[editar]

La aplicación de la ley y mantener el orden son las dos principales funciones de las unidades de la policía brasileña. En la legislación brasileña, para el mantenimiento se considera una actuación preventiva por el que soldados de la policía patrullan las calles para proteger a los ciudadanos y desalentar la actividad criminal. Aplicación de la ley consiste en la investigación penal, por lo tanto tienen lugar después de una infracción penal.[6]

La prevención y la investigación en el Brasil se dividen entre dos organizaciones distintas de la policía. Las fuerzas "policiales militares" sólo tienen funciones de mantenimiento del orden. Correspondientemente, las instituciones "policiales civiles" are son responsables exclusivos de la investigación criminal. Sin embargo, a nivel federal, la Policía Federal se encarga de las funciones preventivas y de investigación de delitos federales.[7]

Instituciones federales[editar]

Policía Federal de Caminos.

Hay tres instituciones de la policía federal en Brasil: La Policía Federal, la Policía Federal de Caminos, y la Policía Federal de Ferrocarriles.

  • La Policía Federal, oficialmente el "Departamento de Polícia Federal", es descrita por la Constitución como "un órgano administrativo permanente de la rama del gobierno Ejecutivo" federal. Tiene las principales funciones de prevención e investigación de delitos federales (los delitos que violan la ley federal). Por lo tanto, tiene tanto el mantenimiento del orden y las tareas de aplicación de la ley. Asimismo, patrulla los aeropuertos, las aguas marítimas, y las fronteras.[7] Está directamente subordinada al Ministerio de Justicia.
  • La Policía Federal de Caminos, también descrito como "un órgano administrativo permanente del Poder Ejecutivo federal", tiene la principal función de patrullar las carreteras federales. Mantiene el orden, pero no investiga los delitos.[7]
  • La Policía Federal de Ferrocarriles, la tercera y última fuerza policial federal. Al igual que las instituciones antes mencionadas, la Policía Federal de Ferrocarriles se describe como "un órgano administrativo permanente del Poder Ejecutivo federal" con la función principal de patrullar el sistema ferroviario federal. No investiga los delitos, sólo se centra en el mantenimiento del orden.[7]

Instituciones estatales[editar]

La Policía Montada, la rama de la Policía Militar del Distrito Federal, durante actividades de control de disturbios.

Hay dos tipos de instituciones de la policía estatal: la Policía Militar y Cuerpo de Bomberos, y la Policía Civil.

  • La Policía Militar y Cuerpo de Bomberos es la policía estatal con funciones de mantenimiento del orden. Patrulla las calles y encarcela a los sospechosos de actividades delictivas, los entregan a la custodia de la Policía Civil o, en caso de delitos federales, a la Policía Federal. Es una institución "militarizada" (gendarmería) porque se basa en los principios de la jerarquía, rangos, uniformes, disciplina, y ceremonial militares. Sin embargo, no es parte de las Fuerzas Armadas de Brasil. Es descrito por la Constitución como una "fuerza auxiliar del Ejército".[7] El Cuerpo de Bomberos Militar, en general, es una parte de la Policía Militar, a pesar de que no realiza funciones de policía tradicional. Está subordinado al gobierno del estado.
  • La Policía Civil es la policía del estado que ejerce las actividades de policía judicial, administrativa y de seguridad. Tiene la función de investigar los crímenes cometidos en violación de la ley penal brasileña.[7] No patrullan las calles y no usa uniforme. Al igual que la Policía Militar, está subordinada al gobierno del estado.

Otras Fuerzas de Seguridad[editar]

Força Nacional de Segurança Pûblica (Fuerza de Policía Nacional Pública).
  • Los municipios pueden crear Guardias Municipales. Tienen el deber de proteger los bienes, servicios e instalaciones de los gobiernos locales.[7] No son instituciones de policía y no tienen funciones de mantenimiento del orden u otras obligaciones de ley. Por lo tanto, no están enumerados en el artículo 144 de la Constitución Federal como una unidad de policía autónoma. Hay más de 700 municipios con Guardia Municipal.
  • La Fuerza Nacional de Seguridad Pública (Força Nacional de Segurança Pública) fue creada mediante el decreto presidencial 5.289 el 29 de noviembre 29 de 2004. No es una fuerza de seguridad per se. Más bien, es un programa federal de cooperación entre todas las fuerzas de la policía brasileña para situaciones de emergencia o de naturaleza excepcional.[8]
  • Las unidades policiales del Ejército, Marina y Fuerza Aérea no deben confundirse con la Policía Militar del Estado. Estas son las unidades de seguridad interna de cada rama de las Fuerzas Armadas. No tienen funciones de mantenimiento del orden general o de aplicación de la ley. Otras unidades internas pueden ser creadas para la protección de determinados organismos o entidades administrativas, tales como las guardias de las casas legislativas, que no son instituciones de la policía. Sin embargo, en tiempos de emergencia han habido ocasiones en que el Ejército ha sido llamado a mantener el orden, especialmente en Río de Janeiro.[9]

Ingreso[editar]

El acceso a todas las posiciones en cualquier cuerpo de policía se obtiene a través de exámenes de ingreso. Estos normalmente consisten en pruebas académicas, pero en algunos casos también puede incluir pruebas físicas. Los candidatos deberán cumplir con los requisitos físicos y académicos mínimos que varían de acuerdo a cada institución y cargo. Todos los jefes de policía deben tener título universitario en Derecho. Para el ingreso a algunos otros cargos, también puede ser necesario que el aspirante sea profesional en Derecho.

Controversias[editar]

La frecuente brutalidad policial y la corrupción generalizada han dañado la reputación de las instituciones policiales en Brasil, especialmente de las fuerzas del Estado.[10] [11] Existen casos conocidos de empleo de la violencia contra sospechosos y de efectuar ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía.[12] En las ciudades de São Paulo y Río de Janeiro, la Policía Militar ha participado en controvertidas masacres de civiles, efectuadas por lo general en los barrios pobres donde tienden a ocultarse delincuentes de alto perfil. También han habido masacres en los centros penitenciarios. Uno de los casos más notorios es la masacre de Carandiru de 1992. La tortura sigue siendo utilizada como medio de interrogación y castigo.[13]

La ineficiencia en la aplicación de la ley es alta, debido a la falta de infraestructura adecuada y de personal cualificado. La investigación cuidadosa es la excepción y no la regla. En 2003, por ejemplo, en el estado de São Paulo al menos un 85% de las investigaciones de homicidios se encontraban archivadas antes de haber llegado a un procedimiento judicial debido a la falta de pruebas suficientes.[14] El mantenimiento del orden es considerablemente ineficiente también, con niveles de violencia en los mayores centros urbanos que se compara con los de zonas de guerra, de acuerdo a algunos estudios.[15] [16]

Según la revista TIME de Diciembre de 2009 - Enero de 2010, la policía brasileña ha asesinado a 11.000 personas en las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo entre 2003 y 2009. Sólo se han hecho cuatro condenas contra la policía, y la gente no va a denunciar por temor de ser asesinada por los mismos policías.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. "ADIn n.236-8/RJ" Published June 1, 2001. Accessed September 5, 2007. (Portuguese)
  2. Rio de Janeiro Civil Police "Historical Data" Accessed September 5, 2007.
  3. Minas Gerais Military Police "Histórico" Accessed September 5, 2007. (Portuguese)
  4. Tourinho Filho, F. 2004. Processo Penal vol.1. p.190. São Paulo: Saraiva. ISBN 85-02-04597-0
  5. Brazilian Federal Police Department "Histórico do DPF". Accessed September 5, 2007. (Portuguese)
  6. Silva, J.A. 2004. Curso de Direito Constitucional Positivo. p.758. São Paulo: Malheiros. ISBN 85-7420-559-1
  7. a b c d e f g «Brazilian Federal Constitution, article 144». Brazilian Government (official text). Consultado el 05-09-2007. See also: "Brazilian Federal Constitution in English", text translated to English (unofficial). Accessed September 5, 2007.
  8. Ministério da Justiça "Força Nacional de Segurança Pública" Accessed September 5, 2007. (Portuguese)
  9. Jornal da Globo "Exército nas ruas do Rio" Accessed September 13, 2007. (Portuguese)
  10. Human Rights Report "Police brutality in urban Brazil" Accessed September 5, 2007.
  11. "Amnesty International reports on Violence in Brazil", SEJUP (Servico Brasileiro de Justica e Paz), News from Brazil, No. 489, 29 May 2003, Accessed September 5, 2007.
  12. http://www.latimes.com/news/nation-and-world/la-fg-brazil-cops9-2009dec09,0,7783978.story
  13. Amnesty International "Brazil - Police Brutality" Accessed September 5, 2007.
  14. Ministério Público do Paraná "MP na Imprensa" Accessed September 5, 2007. (Portuguese)
  15. Transnational Institute "Drugs and Democracy in Brazil" Accessed September 5, 2007
  16. BBC News "Rio 'worse than a war zone'" Accessed September 5, 2007

Enlaces externos[editar]