Fortaleza (cristianismo)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fortaleza, de Sandro Botticelli (1470).

En la doctrina cristiana, la fortaleza es una de las virtudes cardinales que consiste en vencer el temor y huir de la temeridad. La fortaleza asegura la firmeza en las dificultades y la constancia en la búsqueda del bien llegando incluso a la capacidad de aceptar el eventual sacrificio de la propia vida por una causa justa.[1]

La fortaleza es la virtud que da valor al alma para poder afrontar con coraje y vigor los riesgos, moderando el ímpetu de la audacia. Siempre manteniéndose en la recta razón al obrar. Su fin es ordenar el apetito a la razón y así la voluntad seguirá la recta razón ante los peligros o dificultades.[2] El don de fortaleza lleva a la persona a vencer día a día en lo grande y pequeño. En fin, a la fidelidad en el cumplimiento de los pequeños deberes de cada instante.

Naturaleza de esta virtud[editar]

La virtud de la fortaleza es:

  1. condición necesaria de toda virtud

Referencias[editar]

  1. Catecismo de la Iglesia Católica. Artículo 7, Las virtudes.Tercera Parte, La vida en Cristo. Accesible en: http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s1c1a7_sp.html
  2. A. Sarmiento-T. Trigo, «Moral de la persona», Apuntes, Instituto Superior de Ciencias Religiosas, Universidad de Navarra, Pamplona 2002. Accesible en: http://www.almudi.org/Recursos/Virtudes/ID/1767/Las-virtudes-humanas