Félix Bracquemond

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Homenaje a Delacroix. Félix Bracquemond (el penúltimo parado del lado derecho)

Félix Bracquemond (París, 1833Sèvres, 1914) fue un pintor, grabador y diseñador francés. Parte de su fama se debe a su esposa, Marie Bracquemond, destacada pintora impresionista, con quien se casó en 1869.

Se formó en su juventud como litógrafo industrial, hasta que Guichard, discípulo de Ingres, le llevó a su estudio. Allí se inició en la pintura. Un retrato de su abuela, pintado a los 19 años, llamó la atención de Théophile Gautier en el Salón (certamen anual de arte) que se celebraba en París.

Bracquemond se inició en el grabado en metal y al aguafuerte hacia 1853, y tuvo un papel clave en la recuperación de dicha técnica en Francia. Para ello, dejó de pintar. Produjo más de 800 planchas, de retratos, paisajes, escenas de la vida contemporánea, y estudios de aves, así como copias de numerosos artistas, desde Tiziano hasta Corot, Ernest Meissonier, Jean-François Millet, William Adolphe Bouguereau y diversos impresionistas (incluida su esposa).

Tras una relación con la factoría de porcelana de Sèvres en 1870, aceptó un empleo como director artístico en la sede parisina de la firma Haviland de Limoges. Introdujo novedades en el diseño de vajillas, como la estética oriental, gracias a las estampas japonesas que se empezaban a poner de moda.

Fue amigo de múltiples artistas, como Manet y Whistler, y apoyó a los impresionistas. Coincidiendo con el triunfo de esta corriente artística, Bracquemond recibió diversos galardones, como la medalla de la Legión de Honor en 1889.