Espina (botánica)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aguijón (botánica) también es tratado en este texto.
Esquema de la sección longitudinal de un tallo que muestra la diferencia anatómica entre una espina (A) y un aguijón (B). En la espina, los tejidos vasculares, esquematizados en rojo, continúan a los del tallo. El aguijón, en cambio, está formado solo por tejidos corticales, sin participación de los tejidos vasculares, por eso puede arrancarse con facilidad.[1]
Espinas de cactus (Trichocereus spachianus.

Las espinas son formaciones agudas, aleznadas, a veces ramificadas, provistas de tejido vascular, muy ricas en tejidos de sostén y, como consecuencia son rígidas. Las espinas pueden tener su origen como transformación del tallo, es decir, que son ramas reducidas, como sucede en Prunus spinosa y Gleditsia triacanthos, y se denominan espinas caulinares. En este caso, el tejido vascular de la espina es una continuación del leño del tallo. Hydrolea spinosa, planta palustre típica de humedales, es un ejemplo ilustrativo de espina caulinar, ya que sus espinas a veces llevan hojas diminutas, al igual que un tallo. Las espinas también pueden ser el resultado de la transformación de una hoja, como es el caso de las cactáceas y de las especies del género Berberis, y se denominan espinas foliares. Finalmente, en casos muy raros, las espinas pueden ser el resultado de la modificación de la raíz a través de un intenso proceso de lignificación y se denominan espinas radicales. Varios términos comúnmente utilizados en Botánica derivan de la palabra espina. Así «espinoso/a» se refiere a un tejido, órgano o a una planta que presenta espinas; «espinuloso/a» o «espinescente», cuando las espinas que muestra son pequeñas.[2]

La presencia de espinas es un carácter que se halla difundido sobre todo en plantas típicas de las regiones áridas, como desiertos, estepas, bosques secos y espinares. En estos casos las espinas son en general el resultado de la transformación de hojas y permiten reducir la transpiración de la planta y auxiliar a la economía de agua debido a que no presentan estomas. En otras regiones climáticas y en plantas no xerófitas también aparecen espinas ya que estas estructuras duras y afiladas con ápices puntiagudos, algunas con puntas en forma de lezna, anzuelo o gancho, son una excelente defensa contra los animales herbívoros.[1]

Aguijón[editar]

Aguijones en un rosal.

En Botánica se denomina aguijón o acúleo a la púa que nace del tejido epidérmico de algunas plantas.[2] A diferencia de las espinas, los aguijones carecen de tejido vascular, por ello son fáciles de arrancar. El ejemplo típico de aguijón es el de la rosa; asimismo, los aguijones de Ceiba speciosa, el palo borracho, y de Fagara rhoifolia son emergencias formadas por tejidos corticales del tallo.[3] [4] [5]

Espinas en la cultura[editar]

Se sabe que los hombres primitivos utilizaban espinas como herramientas. La historia humana registra gran variedad de referencias culturales a esos agudos mecanismos de defensa vegetales.

El libro de Génesis cuenta la creación de las espinas como uno de los castigos impuestos a Adán y Eva por su pecado. Una de las imágenes culturales más perdurables es la corona de espinas que, según la Biblia, fue colocada sobre la cabeza de Jesús antes de su crucifixión.

Un mito popular en el que está también implicada una espina es el de Androcles, un esclavo fugitivo de la antigua Grecia de quien se cuenta que entabló amistad con un león al extraerle una espina de la pezuña.

Referencias[editar]

  1. a b Strassburger, E. 1994. Tratado de Botánica. 8.ª edición. Omega, Barcelona, 1088 p. ISBN 84-7102-990-1.
  2. a b Font Quer, Pío (1982). Diccionario de Botánica. Barcelona etc.: Labor. pp. XXXII + 1244. ISBN 84-335-5804-8. 
  3. Van Wyk, Braam (2007). How to Identify Trees in Southern Africa (illustrated edición). Struik. p. 184. ISBN 9781770072404. 
  4. Jones, Steve (13/01/2009). «Thorns & Prickles & Spines, Oh My!». Pacific Southwest District of the American Rose Society. Consultado el 27-04-2009.
  5. Sengbusch, Peter (31-07-2003). «Cross-Section Through the Prickle of a Rose». Consultado el 27-04-2009.

Enlaces externos[editar]