Eneagrama de la personalidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esquema de relaciones entre los nueve tipos del eneagrama.

El eneagrama de la personalidad es un sistema de clasificación de la personalidad, que algunos también encuentran útil como camino de superación personal. Esta propuesta es una elaboración histórica por parte de autores occidentales que se basa en ideas anteriores de origen místico y oriental. Debido a las reelaboraciones sucesivas resulta complicado saber exactamente su origen, su estructura y uso original, aunque sí es posible trazar cómo ha sido concebido y usado por diversos autores en occidente. Generalmente se presenta como un método para el autoconocimiento y el desarrollo personal, aunque ha sido cuestionado por la dificultad para ser validado de forma científica.[1]

El sistema del Eneagrama describe nueve tipos de personalidad distintos y sus interrelaciones, asociadas a esta figura. La idea básica es que existe nueve tipos o personalidades arquetípicas con sus estrategias básicas para tratar sus asuntos, y que estas personalidades, según estén frustradas o en un estado proactivo, se integran o desintegran unas en otras. Es decir, una personalidad arquetípica puede degenerar o aproximarse hacia los rasgos de otro tipo de personalidad arquetípica según su grado de frustración o proactividad.

Para algunos autores el eneagrama está relacionado con el Eneagrama del Cuarto Camino[cita requerida]. El Eneagrama es entendido y enseñado, principalmente, como una tipología de personalidad y también se enseña como método para desarrollar estados superiores del ser, la esencia e iluminación.[2] Cada tipo de personalidad asociada al Eneagrama representa un mapa de características que denotan patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento. Uno de los propósitos del Eneagrama es aprender sobre el tipo de uno mismo y los patrones y hábitos asociados a ese tipo con el fin de autocomprenderse y autodesarrollarse.[3]

Los partidarios de esta teoría creen que cada tipo de personalidad del Eneagrama está basado en un patrón de a dónde se dirige la atención. Creen que aprendiendo sobre el tipo de cosas a las que uno atiende y dedica energía habitualmente uno puede observarse a sí mismo de forma más precisa y desarrollar más conocimiento sobre uno mismo, y que mejorando dicho conocimiento, con la ayuda del Eneagrama, uno puede ejercer mayor elección sobre el propio comportamiento en lugar de entrar en patrones de pensamiento, emoción y comportamiento de forma automática, rutinaria e inconsciente.[4]

En las décadas recientes, el término Eneatipo ha sido utilizado en algunas de las principales publicaciones de la materia (abreviando "Tipo de personalidad del Eneagrama"). Este término está siendo aplicado en varias áreas que incluyen psicoterapia, negocios, coaching, desarrollo organizacional, artes, etc.[cita requerida]

Los nueve tipos[editar]

Sensación y empatía[editar]

El Eneagrama de la Personalidad es una propuesta de clasificación de la personalidad o, más exactamente, de las tendencias actitudinales de una persona. El eneagrama postula nueve tipos básicos de personalidad y los representa como los vértices de un eneagrama. Existen diversas maneras de abordar el eneagrama, una de las más simples es considerar los nueve "eneatipos" o personalidades tipo como combinación de dos factores: el cómo aborda su relación con otras personas cada eneatipo y cuál es su sensación mental interna. Como cada factor admite tres valores posibles, resultan nueve combinaciones (9 = 3·3).

En cuanto al abordamiento del mundo las personalidades, se clasifican en antipáticas (o "contra el mundo" o "contracorriente"), apáticas (o "alejadas del mundo", o en posición de "observador externo") y empáticas (o "con el mundo"). En cuanto a su sensación pueden sentirse superiores al mundo (o en posesión de algo que los demás no tienen), iguales, o inferiores (o con carencia de algo que perciben que a otros sí les fue dado). En función de estos dos factores, con tres posibles valores, existen nueve combinaciones posibles:

Tipo de empatía
antipáticos
E-
apáticos
E0
empáticos
E+
Sensación Superior a
S+
Eneatipo 8 Eneatipo 5 Eneatipo 2
Igual que
S0
Eneatipo 3 Eneatipo 9 Eneatipo 6
Inferior a
S-
Eneatipo 1 Eneatipo 4 Eneatipo 7

Téngase presente que los etiquetamientos de las cateogorías son convencionales y no deben tomarse literalmente. Las líneas del diagrama indican las formas en las que los nueve tipos de personalidad humana ("Eneatipos") están conectados en un sentido que se especifica en las siguientes secciones.[5]

Descripción de los eneatipos[editar]

Es habitual referirse a las personas de cada eneatipo por el número del punto del eneagrama (unos, doses, treses, cuatros, etc.) que indica su espacio psicológico y lugar de conexión con otros tipos. A menudo también se les dan nombres que sugieran alguna de sus características más distintivas.[6] A continuación, descripciones breves de los nueve tipos:

  • ENEATIPO 1: Son personas perfeccionistas y en la búsqueda de la perfección pueden tener ira interior que intentan lo más que pueden no exteriorizar, pues no la consideran una cualidad perfecta. Son muy detallistas, ordenados. Suelen hablar en términos de bien / mal. En su estado más sano, son tolerantes y muy éticos. Son muy juiciosos, y comprometidos.
  • ENEATIPO 2: Son personas cuya atención está puesta en los demás y en sus necesidades y en cómo ayudarlos. Esto puede llevarlos a tener bastante "orgullo" pues este es el tipo de personalidad que requiere sentirse necesitada. No están tan enfocados en sus propias necesidades, que suelen postergar por los otros, pero interiormente esperan agradecimiento a cambio. En su estado más sano, son realmente altruistas.
  • ENEATIPO 3: Son personas pendientes de su imagen y del éxito. Son muy laboriosos y trabajadores, muy efectivos y también individualistas. Por su eficiencia y gran actividad pueden poseer una amplia vanidad. Están muy identificados con su trabajo y suelen conseguir lo que se proponen, sobresaliendo en ello, y también a veces usando la mentira. En su estado más sano, son sinceros y muy productivos.
  • ENEATIPO 4: Son personas con intereses artísticos profundos y una sensibilidad muy especial y particular. Se consideran a sí mismos distintos a los demás con quienes no suelen identificarse fácilmente o sentirse comprendidos. Necesitan destacar entre la multitud. Pueden caer en la envidia. Pueden creer que nunca tendrán aquello de lo que carecen y quedarse enganchados al pasado. En su estado más sano son muy empáticos y creativos.
  • ENEATIPO 5: Son personas con intereses científicos de gran profundidad. Son muy ascetas. Son los observadores por antonomasia y suelen ser bastante objetivos. Se caracterizan por la avaricia, porque no saldrán de su introspección hasta no sentirse completamente seguros de su conocimiento sobre el exterior. Son muy autosuficientes y no suelen hablar de sus sentimientos. Son muy claros y comprenden con gran facilidad. En su estado más sano son desapegados y generosos.
  • ENEATIPO 6: Son personas con gran afinidad a las normas, a las reglas y a la moral, por lo que suelen ser muy fieles y leales. Son excelentes asistentes y amigos. A la vez pueden estar cargados de miedos e imaginarse los peores escenarios. Necesitan de la autoridad o de un guía y al mismo tiempo pueden llegar a huir de ella. A veces parecieran mostrarse muy seguros y autoconfiados pero interiormente prevalece la duda y los miedos. Son buenos amigos. En su estado más sano, son valientes y muy buenos compañeros.
  • ENEATIPO 7: Son los epicúreos, atraídos por el placer y llenos de alegría y ganas de disfrutar. Son muy entretenidos, suelen llenarse de planes con mucho entusiasmo y, cuando se aburren, los dejan. Pueden huir del presente y no hacerse cargo de sus compromisos a largo plazo, de situaciones dolorosas o de su propio sufrimiento. Como no se quieren perder nada, no profundizan tampoco en nada. En su estado más sano son muy animadores y capaces de disfrutar del presente como nadie.
  • ENEATIPO 8: Son los justicieros. Se guían por un sentido de la justicia y la injusticia que puede hacerles reaccionar fervientemente. Pueden llegar a caer en la lujuria o en los excesos, así como en el autoritarismo. Son líderes natos pues poseen mucha autoconfianza. Van por la vida necesitando ser fuertes y prevalecer sobre las circunstancias. Tienen fuerte personalidad y se posicionan como defensores de "los suyos". En su estado más sano son protectores y ayudan al otro de forma magnánima.
  • ENEATIPO 9: Son personas pacificadoras y mediadoras. No les gusta el conflicto, del que con frecuencia huyen. Pueden caer en la pereza'. Se mimetizan con el entorno y les cuesta mucho expresar sus necesidades. Entienden todas las opciones y es muy difícil discutir con ellos pues no dan lugar a la discusión. Son tranquilos, serenos y calmos. En su estado más sano son muy buenos mediadores y consiguen calmar los extremismos.

Integración y desintegración[editar]

Eneagrama, mostrando la conexión entre los diferentes eneatipos en casos de desplazamientos de integración o desintegración.

La propuesta del eneagrama no sólo conjetura el que existan nueve arquetipos de personalidad, cuyas características básicas trata de describir, también postula que en una situación insana, estresante o desfavorable, la persona puede presentar una desintegración, "desplazamiento" o "retroceso" de su actitud y temperamento básico hacia otro eneatipo bien definido. Igualmente, el trabajo personal, la disciplina y el crecimiento personal llevan a cada arquetipo a superar algunas de sus limitaciones o uso abusivo de los rasgos típicos de su eneatipo produciendo una integración o "avance" de su actitud hacia otro tipo bien definido. La figura del eneagrama entre los nueve rasgos no es otra cosa que el camino seguido en estos desplazamientos de integración o desintegración.

Los eneatipos cuya sensación es "igual que el resto del mundo" (S0) están equilibrados en ese aspecto, y en su integración o desintegración sólo cambia su tipo de empatía. El resto de rasgos, en integración o desintegración, cambian también su sensación:

Desintegrado Eneatipo
básico
Integrado
4 1 7
8 2 4
9 3 6
2 4 1
7 5 8
3 6 9
1 7 5
5 8 2
6 9 3

Así, por ejemplo, una persona de eneatipo 8, cuando está deprimido, encolerizado o tenso, es posible que tome una actitud en ciertos puntos similar al rasgo 5 (su desintegración) y por tanto se comporte alejado, displicente y quejoso. Mientras que cuando está feliz tiene una actitud proactiva. Es más probable que se ponga a ayudar proactivamente a los demás, a cuidar a los suyos, y adopte actitudes del eneatipo 2. La propuesta del eneagrama predice cómo se desintegra o descompone un tipo de personalidad, y da pautas de hacia qué actitudes debe apuntar un eneatipo en su integración o crecimiento personal. La idea base es que los eneatipos son posibles estrategias de estar y abordar al resto del mundo, pero cada eneatipo tiene tendencias insistentes y rígidas típicas de su rasgo y ocasionalmente debe tratar de equilibrar su propia tendencia con la del rasgo de su integración. Cuando las personas están frustradas dejan temporalmente su estrategia básica o eneatipo y se instalan en el eneatipo que es su desintegración para compensar esa frustración.

Si se unen los puntos de un círculo en el que se han señalado en la periferia nueve puntos equidistantes, la figura del eneagrama surge dibujando las líneas de integración: debe unirse el 1 con el 7, el 7 con el 5, el 5 con el 8, el 8 con el 2, el 2 con el 4 y el 4 con el 1. Por su parte el 3 se une con el 6, el 6 con el 9, el 9 con el 3 formando el triángulo central.

Críticas y observaciones[editar]

El sistema, desarrollado por el psiquiatra chileno Claudio Naranjo a partir de su relación con el difusor boliviano Oscar Ichazo, a quien conoció en el curso de sus experimentos, pretende constituir no sólo una tipología de la personalidad sino también un catálogo de "comportamientos sanos" y "comportamientos insanos" típicos.

La propuesta de Naranjo invita al autodiagnóstico personal como un proceso de autoconocimiento. A partir del descubrimiento del propio eneatipo, Naranjo ofrece un conjunto propuestas basadas en trabajos psicoterapéuticos y meditativos (proceso Hoffmann, meditación budista, laboratorio de terapias, meditación interpersonal, terapia Gestalt, rebirthing, constelaciones personales, etcétera) como un medio terapéutico para afrontar las tendencias, limitaciones y enquistamientos típicos de cada tipo de personalidad. A los nueve tipos — el reformador, el ayudador, el exitoso, el individualista, el investigador, el leal, el entusiasta, el desafiador y el pacificador — corresponden los "vicios" o "comportamientos insanos" de la ira, el orgullo, el engaño, la envidia, la avaricia, el miedo, la gula, la lujuria y la pereza, y así sucesivamente.

Existe una amplia aceptación y aplicación psicoterapéutica de la Psicología de los Eneatipos desarrollada por el Dr. Claudio Naranjo como una caracterología, especialmente en círculos gestaltistas y de la psicología transpersonal, en varios países del mundo, especialmente en España, donde existe una Fundación Claudio Naranjo, que organiza el Programa SAT creado por el doctor, y enfocada al cambio en el sistema educativo.

Historia[editar]

George Gurdjieff[editar]

El símbolo del Eneagrama del Cuarto Camino fue llevado a la atención del mundo moderno por George Gurdjieff, el originador de una escuela de trabajo espiritual cerca de París en la década de 1930. Aunque Gurdjieff utilizó este eneagrama para describir las posibilidades de desarrollo humano, su concepto del diagrama estaba relacionado con la comunicación de conocimiento ancestral y el proceso de "auto-trabajo" a través del cual individuos adquieren conocimiento sobre su propia naturaleza más que con la categorización de tipos de personalidad.[7] [8]

Óscar Ichazo[editar]

Óscar Ichazo asignó descripciones a cada una de las nueve posiciones del Eneagrama, que él llamó Eneagrama de Fijación del Ego y fue el origen de lo que hoy conocemos como Eneagrama de la Personalidad.

Fue Ichazo el que introdujo en el Eneagrama la correlación de sus nueve puntos con nueve tipos de personalidad. Según Ichazo, cada persona nace como "esencia pura", pero para sobrevivir, se encuentra forzado a desarrollar una personalidad. Así, cada ser humano en algún momento de su infancia, antes de los 7 años, escogería en forma inconsciente uno de nueve patrones básicos de personalidad. Ichazo dice haber descubierto los tipos de personalidad del Eneagrama durante un estado de éxtasis y bajo inspiración angélica.

[9]



A partir de la década de 1960, Ichazo impartió un programa de trabajo de desarrollo personal que llamó "Protoanálisis" que utilizó, entre muchas otras ideas y símbolos, el Eneagrama. Ichazo fundó en la localidad de Arica el Arica Institute, originalmente situado en Chile. La Arica School ofrece formación en todo el mundo sobre varios aspectos del trabajo de Ichazo.

Claudio Naranjo[editar]

Claudio Naranjo, nacido en Chile y estudiante de psiquiatría en Estados Unidos, que había explorado extensamente las teorías de la personalidad, estudió con Ichazo y tomó las enseñanzas de Ichazo para seguir desarrollándolas, articulando los nueve tipos en términos psicológicos occidentales. Naranjo llevó su conocimiento del sistema del Eneagrama a la ciudad de Berkeley a principios de los años 1970s, donde se lo enseñó a estudiantes en el contexto de su propio programa de trabajo de desarrollo personal.[10]

Basado en material impartido por Claudio Naranjo, Helen Palmer, Don Riso, Russ Hudson, Patrick O'Leary, Richard Rohr, Elizabetz Wagele y otros publicaron los primeros libros con amplia distribución sobre el Eneagrama a finales de los 1980s y principios de los 1990s.[cita requerida]

A partir de la década de 1980, estos y otros autores generaron una cultura popular o moda del eneagrama que poco tiene que ver con las enseñanzas originales de Claudio Naranjo, recogidas en su libro Carácter y neurosis.

Figura del eneagrama y orígenes[editar]

Don Richard Riso sostiene que la figura del eneagrama tuvo origen alrededor del 2500 a. C.[11] [cita requerida] Lo cierto es que es difícil comprobar dicha afirmación puesto que en todo lo relacionado con el enegrama ha existido tradicionalmente un alto grado de esoterismo y de afirmaciones pseudocientíficas y pseudohistóricas difíciles de corroborar. Algunos autores afirman libremente que el Eneagrama se trata de una antiquísima teoría, nacida hace más de 2000 años en Afganistán y Babilonia, pasando por los griegos Pitágoras y los primeros cristianos y siendo transmitida por la tradición oral sufí. Sin embargo, esas afirmaciones parecen basarse en textos que suponen una gran antigüedad del eneagrama, pero no existen testimonios arqueológicos o históricos independientes que permitan corrobarar muchas de esas afirmaciones.

Otras corrientes más moderadas consideran las tipologías un aporte de Ichazo pero atribuyen la inspiración de las mismas al ocultista Georges Ivanovich Gurdjieff. Otros autores, como Claudio Naranjo, piensan que independientemente de su origen o usos en el pasado, algunas de las ideas básicas contenidas en el enegrama pueden ser usadas por los psicoterapeutas modernos, dejando de lado todos los elementos místico-esotéricos irrelevantes que algunos autores asociaron a la propuesta eneagrámica.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kaluzniacky, Eugene (2004). Managing psychological factors in information systems work: an orientation to emotional intelligence. Idea Group Inc (IGI). ISBN 978-1-59140-198-8. 
  2. Claudio Naranjo, Transformation Through Insight
  3. Daniels, The Essential Enneagram, p. 1
  4. Palmer, The Enneagram, Understanding Yourself and the Others in Your Life, pp.26-35
  5. Daniels, The Essential Enneagram
  6. Baron, Renee (1998). What Type Am I: Discover Who You Really Are. New York, NY: Penguin Books. p. 162. ISBN 0 14 02.6941 |isbn= incorrecto (ayuda). 
  7. Palmer, The Enneagram, Understanding Yourself and the Others in Your Life, p.xii
  8. Maitri, The Spiritual Dimension of the Enneagram, pp.4-5
  9. http://archive.today/wUoON
  10. Riso, Wisdom of the Enneagram, p.24
  11. Riso, Wisdom of the Enneagram, p.19

Bibliografía[editar]

  • Naranjo, Claudio.Carácter y Neurosis, Ed. La Llave; El Eneagrama de la Sociedad. Males del Mundo, Males del Alma, Ed. La Llave; La mente patriarcal, RBA Libros.