Eleosoma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Semillas de Acacia dealbata, algunas portando todavía los eleosomas que sirven de recompensa a ciertas hormigas.

Un eleosoma es una reserva de substancias nutritivas (usualmente aceites, de ahí el nombre, del griego έλαιον, aceite, y σωμα, cuerpo) dispuesta en el exterior de la semilla de una planta superior. Su presencia está usualmente asociada a una dispersión zoócora, fundamentalmente por parte de ciertas especies de hormigas (mirmecocoria), que utilizan el eleosoma como alimento, quedando el resto de la semilla oculto bajo tierra y en disposición de germinar.

Los eleosomas se desarrollan de diversas formas a partir de tejidos de las semillas (chalaza, funiculus, hilum, raphe-antiraphe) o de tejidos del fruto (exocarpo, receptáculo, tubo de flor, perigonio, estilo o espiculo).[1] Los diversos orígenes y vías de desarrollo aparentemente sirven a la misma función, que es atraer a las hormigas. Debido a que los eleosomas se encuentran presentes en por lo menos 11,000, y posiblemente hasta 23,000 especies de plantes, los eleosomas son un ejemplo muy relevante de evolución convergente en las plantas de flor.[2]

Referencias[editar]