El jinete polaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El jinete polaco es una novela narrativa escrita por Antonio Muñoz Molina en 1991 y publicada por Editorial Planeta. Fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX del periódico español «El Mundo».[1]

Esta novela está urdida en torno a unas circunstancias biográficas, que se transforman en una peripecia histórica surcada por tramas que se entrelazan con la principal, que enriquecen la obra.

Una novela de extraordinaria complejidad, El jinete polaco es una ficción autobiográfica donde se destaca el esfuerzo del autor por reconstruir su memoria personal, emprendiendo una refiguración de sí mismo. El diálogo de la obra es una evocación a recuerdos propios y ajenos. Los continuos saltos en el tiempo y espacio, la evocación de recuerdos y la falta de diálogos, favorecen la complejidad de la obra. La novela empieza por el final. El protagonista y Nadia, la hija tardía del comandante Galaz, se encuentran en una habitación de Nueva York, y allí un narrador polifónico arranca la narración a partir de las fotografías de personajes de Mágina contidas en un viejo baúl que Nadia hereda de su padre, el comandante Galaz, quien a su vez fue depositario del mismo cuando Ramiro retratista decidió deárselo a él al marcharse de Mágina.

Sinopsis[editar]

El protagonista, que es un intérprete simultáneo, va evocando en este relato, a lo largo de cuatro generaciones, como en un rompecabezas en el que todas las piezas acaban por encajar, la vida en el pueblo andaluz de Mágina, donde nació. Su bisabuelo Pedro, que era expósito y estuvo en Cuba, el abuelo, guardia de asalto que en 1939 acabó en un campo de concentración, sus padres, campesinos que llevaban una vida resignada y oscura, él mismo en su niñez y adolescencia, testigo de la gran transformación que sufre el lugar con el paso de los años. Van apareciendo también otros muchos habitantes de Mágina, como el jefe de policía, poeta vergonzante, Ramiro retratista, el fotógrafo, un periodista, el comandante Galaz que en 1936 reprimió la sublevación militar, y el anciano médico, extrañamente relacionado con el descubrimiento de la momia de una mujer joven emparedada. En el curso de un largo período, entre el asesinato de Prim en 1870 y la guerra del Golfo, estos personajes forman un apasionante mosaico de vidas a través de las cuales se recrea un pasado que ilumina y explica la personalidad del narrador. Antonio Muñoz Molina, en una historia admirablemente bien trabada y escrita con una seguridad y brillantez de estilo y de lenguaje excepcionales, nos da en El jinete polaco, Premio Planeta 1991, una obra única en el panorama de la literatura española contemporánea.

Premios[editar]

Referencias[editar]

  • El jinete polaco en Lecturalia [1] Obtenido el 19-2-2010