El Castellar (Torres de Berrellén)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Castellar
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Visión general del castillo.jpg
Visión general desde la cumbre del Molino
Declaración Decreto de 22 de abril de 1949
Figura de protección Zona Arqueológica y Monumento
Coordenadas 41°47′7.99″N 1°3′40.21″O / 41.7855528, -1.0611694
Ubicación Torres de Berrellén, (Zaragoza)

El Castellar (Torres de Berrellén) es un conjunto de restos arqueológicos situado junto al río Ebro a su paso por la Ribera Alta del Ebro (Zaragoza, España), sobre los montes de El Castellar.

Se trata de un yacimiento muy extenso y de difícil acceso que agrupa restos de culturas y épocas muy diversas, y que se incluye en un conjunto de yacimientos arqueológicos que abarca desde la granja de Pola en occidente hasta Juslibol en oriente, sobre los escarpes del Ebro.

Actualmente se encuentra incluido en el campo de maniobras militares de San Gregorio, el campo de maniobras más grande de España y uno de los mayores de Europa.

Historia[editar]

Orígenes[editar]

La primera ocupación de El Castellar probablemente tuvo lugar con la llegada a la zona de las tribus célticas del centro de Europa en el siglo VII a.C., iniciando la Edad del Hierro en la región. Restos de estas antiguas poblaciones se han conservado tanto en Valdemoro (Pola) como en el poblado de Miranda. Aguas arriba del Ebro y al otro lado del Jalón comenzaba la Celtiberia a la llegada de los romanos, con las colectividades de belos y lusones, y ciudades como Bílbilis (Calatayud); mientras que en la zona de la vega comprendida entre el Jalón y Guadalope estaban asentados los sedetanos. Los montes de El Castellar supusieron el límite meridional de la zona de asentamiento de los vascones, existiendo junto al antiguo asentamiento en El Castellar el extremo de un largo camino tradicional de trashumancia hasta el Pirineo, que explicaría la posible existencia de un fortín (o castellar) vascón con fines defensivos y territoriales. Existen algunos restos entre las actuales ruinas que podrían confirmar esta suposición.

Más adelante, en torno al 77 a.C., pudieron ubicarse en la zona los cuarteles de invierno de Castra Aelia, levantados por Quinto Sertorio en el contexto de la guerra civil, según relata Tito Livio. Tito Livio parece sugerir que Castra Aelia se trataba de un núcleo urbano anterior, posiblemente el propio Castellar, junto al cual se levantaron dichos cuarteles. También existen ruinas romanas posteriores (de la época imperial) que evidencian la existencia de un núcleo urbano de este período, que posiblemente se dedicó a la explotación y comercio de la sal de las minas de la zona.

El asentamiento romano de El Castellar pudo ser abandonado entre los siglos IV y V, información que está todavía por comprobar en el caso de que hubiera seguido estando poblado hasta la época visigoda.

Véase también[editar]


Referencias[editar]