Doña Florinda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Doña Florinda
Personaje de El Chavo del Ocho
Primera aparición La Fiesta de la Buena Vecindad (1972)
Última aparición Un baño para el Chavo (1991)
Causa/razón • Los siguientes capítulos fueron en la escuela
Creador(es) Roberto Gomez Bolaños y Florinda Meza
Interpretado por Florinda Meza en el El Chavo del Ocho Y Erica Edwards en El Chavo animado
Información
Alias Vieja Chancluda, Vieja Fodonga, Doña Fodonga, Vieja Pegona, Chancluda del 14, Momia Viviente, Cara de Vela Derretida, Patas de Gallo, Monstruo del espacio, Doña Traidora, Macarron con patas
Sexo Femenino
Edad Aproximadamente 40 años
Nacimiento 1949
Ocupación Ama de casa, pero también tiene su propio restaurante
Familia Quico (Hijo único)
Don Federico (Esposo, Fallecido)
La Popis (Sobrina)
Madre de la Popis (Hermana)
Pareja(s) Es viuda, pero está enamorada del Profesor Jirafales
Hijos Quico
Residencia Departamento 14 de la vecindad del Chavo junto a su hijo Quico (Hay capítulos donde el mismo departamento tiene el número 81).
Religión Católica
Nacionalidad Mexicana
Perfil en IMDb

Doña Florinda, cuyo nombre completo es Florinda Corcuera y Villalpando Vda. de Mátalas Callando, es un personaje interpretado por la actriz mexicana Florinda Meza, en el programa El Chavo del Ocho. Su voz en la serie animada es personificada por Erica Edwards.

Se trata de una mujer viuda, de aproximadamente 40 años de un carácter soberbio, engreído, altanero, prepotente y muy despectivo hacia los demás integrantes de la vecindad. Sin embargo, hay veces que se da cuenta de que sus actos pasan el límite de lo vergonzoso, por lo que reconoce sus errores y termina ofreciendo disculpas, tal como sucediera en el capítulo "El Cumpleaños de Quico", cuando luego de apurar a su hijo a que apague las velas para que los niños pudiesen irse lo más rápido posible de su casa, termina apareciendo delante de todos aconsejando a su hijo pedir como deseo que sean un poco más generosos con los demás.

Además de ser muy agresiva, Doña Florinda también muestra su costado sentimental al hacer su aparición en escena el Profesor Jirafales, de quién está profundamente enamorada.

Personalidad[editar]

Doña Florinda es una mujer refinada de aproximadamente unos 40 años, quién estuvo casada con un importante marino, Don Federico Mátalas Callando, con quién tuvieron a su único hijo, Quico. Lamentablemente, Doña Florinda quedó viuda muy poco tiempo después, luego de que el barco en el que viajaba su esposo naufragara y fuera devorado por un cachalote, llevandosé también la vida de él. Es así que debió hacerse cargo de la crianza de Quico, a quién le enseñó que solo debía juntarse con niños de su clase y que era muy superior a los demás.

Cuando llegó a la vecindad, propiedad del Señor Barriga, siempre intentó mantenerse alejada de lo que ella llamaba "los ajetreos de la chusma", aunque siempre de alguna u otra forma terminaba participando, inclusive con mayor énfasis que aquellos a los que ella llamaba "La Chusma". Se caracterizó siempre por tener un carácter muy fuerte y por tener de menos a sus vecinos, considerándose a sí misma "una mujer de la alta sociedad", y por este mal carácter casi constante, es que muchos fanáticos no la quieren como a los otros personajes. De la misma manera, inculcaba a su hijo Quico que debía seleccionar mejor a sus amistades en claro desmedro de los niños de la vecindad (El Chavo, la Chilindrina, etc.). Una muestra de su carácter se daba en todos los encuentros que tenía con Don Ramón, a quién siempre o lo tenía de menos, o lo trataba a golpes, entre los que se destacan sus clásicas cachetadas, aunque ella en un capítulo confiesa que es "una mujer que abusa de su condición para abusar de..." cuando Don Ramón aparece y la escucha. A pesar de esto, en varios capítulos mostró compadecimiento por la mala suerte de Don Ramón, como en el capítulo "El álbum de fotos", donde Don Ramón corría el riesgo de quedarse sin casa y ella se mostraba compadecida con su suerte.

También, además de todo esto, Doña Florinda no puede ocultar su lado sentimental al aparecer en escena el Profesor Jirafales (o ferrocarril parado, maestro longaniza), su eterno enamorado. Cada vez que se observan, siempre repiten el mismo recitado de saludo, donde a veces el Profesor, por estar prestándole atención a un evento inmediatamente anterior al encuentro con Doña Florinda, confunde varias palabras generando una situación graciosa que intenta remediar usando su buena voluntad. Un ejemplo cómico de esto, fue cuando inmediatamente luego de una discusión entre Jirafales y el Señor Barriga, donde el arrendatario trató al Profesor Jirafales como "Profesorcillo Jubilado", al aparecer Doña Florinda e iniciar el recitado, el Profesor la llama "Doña Jubilada"; en una ocasión, tras corregir por un largo rato al Chavo para que dijera "mascota" en lugar de "masacota", terminó llamando a Doña Florinda como "Doña Masacota", y en otra ocasión, en la que Doña Florinda disparó un escopetazo al aire para asustar a un supuesto fantasma, la llamó "Doña Escopeta".

Muchas escenas graciosas son montadas alrededor de Doña Florinda, entre las que se destacan los golpes que le propina a Don Ramón, las continuas burlas de los niños por su aparente edad avanzada y su forma de vestir (igual situación pasa con Doña Cleotilde), o por su aspecto físico por el cual recibe los apodos de "La Vieja Chancluda" o "La Momia Viviente". Debido a su fuerte temperamento, Doña Florinda es considerada la villana de la vecindad del Chavo, aunque así y todo logró meterse en el corazón y se ganó el cariño de todo su público.

Vestuario[editar]

A pesar de que se considera a ella misma, una mujer de la alta sociedad, el vestuario de Doña Florinda parece el de una persona lo más normal y corriente. Siempre está vestida con un vestido color rosa, con un delantal blanco con estampas estilo escocés y con ruleros en el cabello. Combina todo esto con chanclas o sandalias negras (de ahí el apodo de la "vieja chancluda" que le da Don Ramón).

En los sketches que realizó para la serie Chespirito, donde usualmente salía a la calle para atender su restaurant (que era como le llamaba, pese a que todos los demás le decían "fonda"), vestía también un abrigo color café.

Sin embargo, hay capítulos donde su vestuario cambia completamente, dejándose el cabello sin ruleros y utilizando un vestido largo de color negro. A diferencia del anterior, este vestuario sí parece corresponder a su aparente clase social y toma un aspecto mucho más coqueto que el anterior. En Acapulco ella usa un traje de baño azul celeste con un lazo negro, además usó un vestido largo similar al de Doña Clotilde pero de color café y de manga corta.

Enlaces externos[editar]