Dermatilomanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dermatilomanía
Derma me.JPG
Una persona con dermatilomanía que presenta múltiples escoriaciones.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F63
CIE-9 312.3
MeSH D007174
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

La Dermatilomanía (en inglés compulsive skin picking) (también conocido como escoriaciones neuróticas, pellizcado cutáneo patológico, pellizcado cutáneo compulsivo o escoriación psicógena) es un trastorno del control de impulsos caracterizado por el impulso repetitivo de rascar, pellizcar o excoriar la propia piel, y que suele provocar lesiones. La investigación ha sugerido que la necesidad compulsiva de rascar es similar al trastorno obsesivo-compulsivo, pero otros argumentan que es más parecido a un trastorno de adicción. Las dos estrategias principales para el tratamiento de este trastorno son la intervención farmacológica y la conductual.

Los episodios de pellizcado de la piel a menudo son precedidos o acompañados por sentimientos de tensión o ansiedad. En esos momentos, hay una necesidad compulsiva de tomar, morder, o rasguñar una superficie o región del cuerpo, a menudo en el lugar donde se percibe un defecto de la piel.

Signos y síntomas[editar]

La región más comúnmente elegida es el rostro, pero otros lugares frecuentes son brazos, piernas, espalda, encías, labios, hombros, cuero cabelludo, estómago, pecho y extremidades, como uñas y cutículas de manos y pies. La mayoría de afectados por dermatilomanía informa que tiene predilección por un área del cuerpo en el que centran su focalización para pellizcar, pero que a menudo trasladan el acto compulsivo a otras zonas del cuerpo para permitir que las otras áreas pellizcadas sanen. La frecuencia y duración del comportamiento compulsivo varía de una afectado a otro; algunos lo hacen brevemente varias veces al día, mientras que otros pueden realizar sesiones que pueden durar horas. La forma más común de pellizcarse es utilizando los dedos, aunque una minoría significativa de personas utilizan herramientas tales como pinzas o agujas.

Pellizcar la piel a menudo es resultado de alguna otra causa desencadenante. Algunos factores desencadenantes comunes pueden ser percibir irregularidades en la piel o albergar sentimientos negativos como ansiedad, estrés o de otro tipo.

Las complicaciones derivadas de la dermatilomanía incluyen: infecciones, daño tisular y septicemia. Los daños causados ​​por los pellizcos puede ser tan severos que requieran un injerto de piel; y de forma severa puede causar abscesos epidérmicos. Los casos graves de dermatilomanía pueden causar lesiones potencialmente mortales.

La dermatilomanía puede causar sentimientos de vergüenza y culpa, y esto aumenta considerablemente el riesgo de autolesionarse. Los estudios han demostrado que los afectados por la dermatilomanía presentan ideación suicida (12%), intentos de suicidio (11,5%) y hospitalizaciones psiquiátricas (15%).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Este artículo incluye material de la versión en inglés de wikipedia: Dermatillomania