Crocodylus moreletii

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Cocodrilo de Morelet
Morelets.crocodile.arp.jpg
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Crocodilia
Familia: Crocodylidae
Subfamilia: Crocodylinae
Género: Crocodylus
Especie: C. moreletii
Distribución
Distribución de Crocodylus moreletii
Distribución de Crocodylus moreletii

El Cocodrilo de Morelet o Cocodrilo Mexicano (Crocodylus moreletii) es una especie de cocodrilo de pequeño tamaño distribuido por Guatemala, Belice y todo el golfo de México en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Se llama así en honor al naturalista francés Pierre Morelet (1809 - 1892), quien describe científicamente a la especie en 1850. Por lo general crece hasta unos 3 metros de longitud.

Historia[editar]

El cocodrilo de Morelet o cocodrilo mexicano fue descubierto en México en 1850 y lleva el nombre del naturalista francés que hizo el descubrimiento, el P.M.A. Morelet (1809-1892). Se confunde mucho con el cocodrilo cubano y el cocodrilo americano, porque son de características similares, comunes entre las especies. No se dieron cuenta de que eran una especie totalmente diferente hasta la década de 1920. Los cocodrilos actuales provienen de un antiguo linaje que comprende más de 125 géneros.

Apariencia[editar]

El cocodrilo de América Central es conocido como el cocodrilo de Morelet o el "cocodrilo mexicano." Es de tamaño pequeño en comparación con algunos otros cocodrilos. Los machos pueden llegar a ser más grandes que las hembras, lo que se conoce como dimorfismo sexual. Los promedios de cocodrilos adultos son de alrededor de 3 metros de longitud, con un máximo de 4,3 metros hasta el momento confirmado y es similar a los cocodrilos americanos y cubanos en apariencia.

Hay características de esta especie que lo distinguen y lo hacen fácil de identificar. Tiene un hocico muy amplio, con 66-68 dientes cuando están completamente maduros. Los cocodrilos se pueden distinguir de los lagartos a causa de sus dientes tanto en su mandíbula superior e inferior. Sus dientes en ambas mandíbulas están perfectamente alineados. El cuarto diente de la mandíbula inferior del cocodrilo es visible cuando su mandíbula se cierra debido a que es ligeramente más grande que el resto de sus dientes.

Cocodrilo de Morelet en el Lago Coba, Quintana Roo, México.

Las fosas nasales se encuentran en frente de la boca, y luego directamente detrás de ellas están los ojos, seguido por las orejas, los tres están en la parte superior su cabeza. Cuando está casi totalmente sumergido, todavía tiene la capacidad de oler, oír y conocer sus alrededores. Los cocodrilos pueden ver bajo el agua debido a su membrana nictitante que rodea el ojo. Se trata de un párpado transparente que puede proteger los ojos del cocodrilo y le permita ver.

Los cocodrilos de Morelet son de un gris oscuro-marrón. Tienen bandas oscuras y manchas en el cuerpo y la cola. Esto es similar a otros cocodrilos, como el cocodrilo americano, pero el Morelet es algo más oscuro. Los cocodrilos jóvenes son de color amarillo brillante con algunas bandas oscuras. El cocodrilo del iris es de color marrón plateado. Tienen 4 patas (2 delanteras y 2 traseras), junto con una larga cola que utilizan para nadar. Las patas traseras de los cocodrilos están unidas por una membrana. Las patas son cortas por ello los cocodrilos siempre se encuentran muy cerca de la tierra. Tienen capacidades muy explosivas a causa de sus fuertes músculos y que son corredores rápidos.

Hábitat[editar]

Cocodrilo Moreletii en la reserva de la biosfera Pantanos de Centla, en Tabasco, México.

El cocodrilo de Morelet se puede encontrar en hábitats de agua dulce en América Central y en la costa del Golfo de México, se extiende a través de Belice, Guatemala y México. En los hábitats de agua dulce prefieren sus zonas desoladas, que se encuentren aisladas. Esta especie de cocodrilo se puede encontrar en gran parte; en pantanos de agua dulce y pantanos que se encuentran tierra adentro, y en los grandes ríos y lagos. Ambos de estos hábitats cubiertos de bosques para ayudar a agregar la cubierta.

El pantano también se pueden encontrar a lo largo de la costa, en aguas salobres. Las aguas salobres son las zonas donde el agua salada del mar se mezcla con el agua dulce de tierra adentro. En estas zonas, el hábitat es ligeramente diferente a los pantanos de agua dulce boscosos del interior. También habitan en las sabanas cubiertas de hierba en la Península de Yucatán. Estos cocodrilos se distribuyen mucho más durante las temporadas de lluvias, cuando las inundaciones se producen y es más fácil para ellos trasladarse a otro lugar. Los cocodrilos jóvenes viven en cubierta muy densa para protegerse de otros depredadores que podrían estar en la zona y permanecen allí hasta que sean mayores y capaces de valerse por sí mismos. Los cocodrilos adultos se sabe que cavan madrigueras durante los tiempos asociados a las estaciones secas en su área. La gama de este cocodrilo se puede solapar con el cocodrilo americano, que a veces puede dar lugar a que se confundan uno con el otro.

Dieta[editar]

Los cocodrilos son animales carnívoros. Capturan a su presa con sigilo, como técnicas, reduciendo furtivamente a su presa. Cuando un cocodrilo captura a su presa primero tiene que acabar con ella antes de comer. Los cocodrilos matan a la mayoría de sus presas sujetándolas con sus mandíbulas musculares y arrastrándolas de nuevo al agua para ahogarlas.

Los cocodrilos se alimentan en gran medida de los peces y los insectos. Esta es la dieta de la mayoría de los cocodrilos jóvenes hasta que se vuelven más grandes y más capaces de derribar una presa más grande. Los cocodrilos se alimentan de pequeños mamíferos, de aves e incluso otros reptiles. Estos pequeños mamíferos pueden incluir los animales domésticos como gatos y perros, así como otros animales salvajes. Los cocodrilos han sido conocidos por ser caníbales, esto incluye comer a sus crías.

Reproducción[editar]

Un Cocodrilo de Morelet con 6 meses de edad.

Su reproducción se lleva a cabo entre abril y junio, y los huevos o los establecimientos antes del inicio de la temporada de lluvias. Los cocodrilos de Morelet son únicos entre los cocodrilos de América del Norte que construyen nidos de montículo solamente y no un montículo con los nidos de agujeros. Estos nidos son montículos de unos 3 metros de ancho y 1 metro de altura y se encuentra cerca del agua o en la vegetación flotante. La hembra puede poner entre 20 y 45 huevos. Han encontrado nidos que contienen huevos de más de una hembra. Los huevos son enterrados y los nidos son protegidos por las hembras, que protegen a sus crías antes de que nazcan de los depredadores. Los huevos generalmente eclosionan después de 80 días de incubación y las crías son normalmente de unos 17 centímetros de largo. Después de que los huevos han eclosionado, el cocodrilo hembra mete sus crías dentro de su boca y las lleva dentro del agua donde estarán protegidos por ambos padres y más tarde los dejarán a su suerte.

Amenaza de la especie[editar]

El Cocodrilo de Morelet, ha sido amenazado por la destrucción de su hábitat y la caza ilegal. Ambos factores han reducido significativamente sus poblaciones. Se le cazaba por su piel durante los años 1940 y 1950, con el fin de ser utilizado para hacer carteras, abrigos y zapatos.

Conservación de la especie[editar]

El Cocodrilo de Morelet es una especie considerada en peligro de extinción. Uno de los principales protectores de los cocodrilos de hoy en día es el CSG (Crocodile Specialist Group), o en español Grupo de Especialistas en Cocodrilos, que comenzó en 1971. Esta es una organización mundial de biólogos y otros profesionales que se unen para la conservación de las 23 especies de lagartos y cocodrilos. El CSG controla todo el comercio de pieles de cocodrilo. Ellos ayudan a determinar si las pieles son legales o si han sido tomadas de forma ilegal. Cuando comenzó esta organización todas las especies de cocodrilos estaban amenazadas o en peligro de extinción. Hoy esas cifras han cambiado mucho.

"En 1996 un tercio de las especies de cocodrilos eran lo suficientemente abundantes para apoyar regulados cosechas anuales, otro tercio ya no estaban en peligro de extinción, pero el final de un tercio de las especies todavía permanecen en peligro de extinción."

Referencias[editar]

  1. Ross, J.P. 2000. Crocodylus moreletii. In: IUCN 2010. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2010.1. . Consultado el 22 de Mayo de 2010