Cottage

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un tarro grande de queso cottage.
Queso cottage casero.

El cottage es un queso producido con cuajada que tiene un sabor suave. Se escurre pero no se prensa, por lo que retiene algo de suero de leche y no queda compacto porque necesita aún un poco más de agitación hablando de la extracción de este lácteo. La cuajada suele lavarse para quitarle la acidez y obtener un queso suave. No se cura ni tiñe. Algunos estilos de queso cottage se hacen de leches con diferente contenido graso y preparaciones de cuajada fina o gruesa. El cottage que se prensa pasa a ser queso fresco.

El cottage puede comerse solo, con fruta, con puré de fruta, sobre tostada, en ensaladas verdes, o usarse como ingrediente en recetas de lasaña, ensalada de gelatina y diversos postres.

Se cree que la expresión cottage cheese (‘queso de cabaña’) surgió de la costumbre de elaborar quesos sencillos en casas rurales a partir de cualquier leche sobrante tras preparar la mantequilla. El término fue usado por vez primera en 1848.[1]

Se cree que el Cottage es lo más parecido al primer queso creado en su historia, según la leyenda.

Grosor de la cuajada[editar]

El grosor de la cuajada es el tamaño de los trozos del queso cottage. Los dos principales tipos de cottage son el ácido de cuajada fina sin cuajo y el más popular queso de cuajada gruesa, poco ácido y hecho con cuajo.

Nutrición[editar]

El cottage es bajo en grasa e hidratos de carbono y rico en proteína.

Una porción de 4 oz (113 g) con un 4% de grasa tiene unas 120 calorías, 5 g de grasa (3 g saturada), 3 g de hidratos de carbono y 14  de proteína. También contiene unos 500 mg de sodio, 70 mg de calcio y 20 mg de colesterol.

Los fabricantes también producen variedades bajas en grasa y desnatadas. Una porción parecida de cottage desnatado tiene 80 calorías, 0 g de grasa, 6 g de hidratos de carbono y 14 g de proteína. Para compensar el sabor de la grasa retirada, las versiones bajas en grasa y desnatadas suelen incorporar más azúcar. También se producen variedades muy bajas en sodio, que pueden salarse antes de consumirse.

Es popular entre dietistas y algunos defensores de la alimentación sana. El cottage también es preferido por culturistas y levantadores de peso gracias a su alto contenido en caseína y relativamente baja proporción de grasa. Es seguro consumirlo durante el embarazo.[2]

Notas[editar]

  1. «Definition of cottage» (en inglés). Online Etymology Dictionary. Consultado el 11 de noviembre de 2008.
  2. «Eating cheese during pregnancy» (en inglés). Consultado el 18 de noviembre de 2009.

Enlaces externos[editar]