Contra la pared

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gegen die Wand
Título Contra la pared
Ficha técnica
Dirección
Dirección artística Sırma Bradley
Nergis Çalışkan
Producción Stefan Schubert
Ralph Schwingel
Diseño de producción Tamo Kunz
Guion Fatih Akın
Música Alexander Hacke
Maceo Parker
Maquillaje Nursen Balcı
Daniel Schröder
Fotografía Rainer Klausmann
Montaje Andrew Bird
Vestuario Katrin Aschendorf
Protagonistas Birol Ünel
Sibel Kekilli
Catrin Striebeck
Meltem Cumbul
Zarah McKenzie
Stefan Gebelhoff
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Alemania
Turquía
Año 2004
Género Drama, Romántica
Duración 121 minutos
Idioma(s) alemán, turco y inglés
Ficha en IMDb

Contra la pared (en alemán Gegen die Wand, en turco: Duvara Karşı) es una película alemana del año 2004 del director turco-alemán Fatih Akın. Recibió varios premios como mejor film en el Festival Internacional de Cine de Berlín en el año 2004, así como el premio de mejor película en la 17 edición de los Premios Europeos de Cine del mismo año. Estreno en Alemania: 11 de marzo de 2004. Estreno en España: 26 de noviembre de 2004.

Argumento[editar]

Cahit Tomruk (Birol Ünel) es un cuarentón alemán de ascendencia turca, tremendamente deprimido por la muerte de su esposa Katharina; una noche más de alcohol, cocaína, fastidio y depresión, decide chocar su automóvil con un muro... si la suerte le sonríe no saldría con vida.

Pero la suerte de Cahit no fue lograr su propia muerte, sólo quedar bastante golpeado y, en una vuelta del destino, en el lugar de rehabilitación para suicidas (algún tipo de psiquiátrico), es encontrado por Sibel Güner (Sibel Kekilli), una hermosa joven que apenas ajusta veintitantos, alemana-turca como él, que también se había intentado suicidar cortándose las venas y que ve en él la posibilidad de escapar de su conservadora y represiva familia (donde su hermano hasta la golpea cuando la ve dándole la mano a un hombre, siendo que a ella le gustaría ir mucho más lejos y con varios) proponiéndole un matrimonio de conveniencia, como los que celebran los inmigrantes para legalizarse.

Cahit se esfuerza por mandarla al demonio y librarse de ella, no quiere su misma vida y aún menos andar cargando con la de alguien más, hasta que ella le demuestra y convence de que intentaría suicidarse de nuevo si no accede a su petición, que sólo quiere su ayuda para salvar su vida y felicidad y que él es el indicado sólo por ser también turco, no por nada más, porque su familia aceptaría sólo a alguien así; que no interferirá para nada en su vida y sólo serán compañeros de departamento... ¿será?

Así, por compasión a la pobre de Sibel, acepta no de muy buena gana, pero tiene un motivo para seguir viviendo, ayudar a sobrellevar su vida a su compañera de departamento, un poco menos alcohólica y cocainómana que él, pero mucho más promiscua