Concepción Cabrera de Armida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María Concepción Cabrera de Armida ("Conchita")
Venerable
Nacimiento 8 de diciembre de 1862.
San Luis Potosí.
Fallecimiento 3 de marzo de 1937.
México D.F.
Venerada en México.
Beatificación En trámite.
Canonización En trámite.
Festividad 3 de marzo.


María de la Concepción Loreto Antonia Cabrera Arias Lacavex Rivera (nació en San Luis Potosí, México, 8 de diciembre de 1862 - México, D. F. 3 de marzo de 1937) era una laica católica seglar, esposa y madre de familia mexicana, fundadora de las Obras de la Cruz.

Biografía[editar]

Infancia y Adolescencia[editar]

María Concepción Cabrera de Armida o Conchita (nombre con el que fue conocida), nació el 8 de diciembre de 1862 en el seno de una familia acomodada en la ciudad de San Luis Potosí, México. Sus padres Octaviano Cabrera Lacavex y Clara Arias Rivera, eran de posición acomodada pero sencilla. Contando con 21 años de edad firmó compromiso con Francisco Armida, contrayendo nupcias en la Iglesia del Carmen el 8 de noviembre de 1884. El matrimonio tuvo entre 1885 y 1899 nueve hijos. El 17 de septiembre de 1901 muere Francisco Armida. Concepción Cabrera se dedicó, tras quedar viuda, al estudio y al apoyo del estudio de sus hijos, nunca entró a la vida religiosa. Su primera obra fue el Apostolado de la Cruz en 1895, para aquellas personas que desean santificar los actos de su vida.

Fue una niña sencilla y común, noble y traviesa como cualquiera otra, refiere: "Desobedecía a mis padres, les pegaba a mis hermanos, me robaba el dulce y la fruta", sin embargo profesaba un amor especial a la Eucaristía.

Sus Obras como seglar[editar]

1. Apostolado de la Cruz, la cual impulsa a los que quieren santificar todos los actos de su vida.
2. La Congregación de las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús, cuyo principal propósito es la adoración al Santísimo Sacramento día y noche y expiar las injurias inferidas al Corazón de Jesús.
3. La Alianza de Amor con el Corazón de Jesús, para laicos quienes se esfuerzan en cultivar en el mundo el espíritu de las Religiosas de la Cruz.
4. La La Fraternidad de Cristo Sacerdote, que trata de reunir a los sacerdotes diocesanos que participan de las Obras de la Cruz.
5. Su quinta obra y la de mayor auge es la fundación de la congregación sacerdotal de los Misioneros del Espíritu Santo en 1914 junto con el padre Félix Rougier Olanier. Con presencia en México, Estados Unidos de América, Colombia, Costa Rica, Chile, España e Italia. En la república mexicana tiempo después un Misionero del Espíritu santo, el Padre Luis Manuel Guzman Guerrero fundaría en la solemnidad del pentecostés el grupo Círculo del Espíritu Santo y de la Cruz, conocido como C.E.C. que también es una rama de las obras de la cruz.

Combinó la vida marital con una vida laica espiritual. Al respecto, Conchita decía: "A mí nunca me inquietó el noviazgo en el sentido de que me impidiera ser menos de Dios. Se me hacía tan fácil juntar las dos cosas. Al acostarme, ya cuando estaba sola, pensaba en Pancho y después en la Eucaristía que era mi delicia. Todos los días iba a comulgar y después a verlo pasar. El recuerdo de Pancho no me impedía mis oraciones, me adornaba y componía sólo para gustarle a él, iba a los teatros y a los bailes con el único fin de verlo. Todo lo demás no me importaba".

Conchita escribió un legado teológico de sesenta y seis volúmenes manuscritos, el cual representa una obra tan amplia como la de Santo Tomás de Aquino.

Su muerte y su proceso de beatificación[editar]

Murió el 3 de marzo de 1937, a la edad de 75 años. Actualmente sus restos mortales, se encuentran en la cripta del Templo San José del Altillo en la Ciudad de México.

El Arzobispo de México inició la Causa de beatificación y canonización con el Proceso Ordinario instruido en los años 1956-1959, a este proceso se añadió el proceso rogatorial de San Luis Potosí. La Congregación para las Causas de los Santos aprobó el decreto el 27 de febrero de 1986. El 19 de octubre de 1999 el congreso de teólogos y el Cardenal Alfonso López Trujillo, declararon que "la Sierva de Dios María de la Concepción Cabrera había observado las virtudes teologales, las cardinales y las anexas a éstas en forma heroica". Fue reconocida como Venerable en Roma el 20 de diciembre de 1999 por Juan Pablo II.

Bibliografía[editar]

Concepción Cabrera de Armida, Marie-Michel Philipon. Diario Espiritual de una madre de Familia. Ed. Ciudad Nueva.

Enlaces externos[editar]