Misioneros del Espíritu Santo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Origen[editar]

La Venerable Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida, laica, mística mexicana, esposa y madre de familia, es la inspiradora de las cinco Obras de la Cruz. Con el paso del tiempo, Dios le dio a conocer, que la quinta obra serían los Misioneros del Espíritu Santo, es por esto, que tras encontrarse con el Venerable Siervo de Dios P. Félix de Jesús Rougier, el 4 de febrero de 1903, ambos empezaron a trabajar por la nueva Congregación, la cual, se fundaría 10 años después.

Ambos fundadores, se encuentra en proceso de beatificación. Los dos han sido declarados "Venerables", sin embargo, el proceso continúa avanzando en Roma.

Fundación[editar]

El 25 de diciembre de 1914, en la extinta Capilla de las Rosas del Tepeyac, nació para la Iglesia y el mundo, la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. En plena persecución religiosa y tiempos revolucionarios, nacía una nueva Congregación. En la fundación, desde luego, estuvieron presentes el P. Félix Rougier y la Sierva de Dios Concepción Cabrera de Armida, al igual que Moisés Lira Serafín (el primer novicio de la Congregación) y Monseñor Ramón Ibarra y González, Primer Arzobispo de Puebla, quien presidió la celebración, además de un reducido número de invitados.

el P. Félix Rougier Olanier tuvo que enfrentarse a muchos desafíos, entre ellos, la persecución religiosa, para poder conseguir nuevas vocaciones. Por iniciativa de Monseñor Ramón Ibarra y González, los primeros Misioneros del Espíritu Santo se establecieron en la humilde casa de los "Tepalcates", en la cual, se hospedaban los peregrinos que iban rumbo a la Basílica de Guadalupe.

Con una fe infatigable, el P. Félix de Jesús, abrió el primer noviciado, contando únicamente con un solo novicio, es decir, con el Hno. Moisés Lira Serafin quien, más tarde, se convertiría en el fundador de las Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. A pesar de la falta de vocaciones, el P. Domingo Martínez, también se unió a la naciente Congregación, después de solicitar los permisos pertinentes.

Fue hasta el año de 1917, cuando llegó una nueva oleada de vocaciones, las cuales, permitieron el desarrollo de la Congregación, pues el noviciado empezó a tener un número creciente de jóvenes entusiastas y decididos. Ciertamente, esta nueva oleada de vocaciones, fue resultado del gran trabajo vocacional del P. Félix, es decir, de las visitas que él realizó a varias ciudades de la República, con el fin de dar a conocer el carisma y misión de la nueva obra.

El 10 de enero de 1938, falleció el Venerable P. Félix de Jesús Rougier, quedando como nuevo Superior General, el R.P. Edmundo Iturbide fundador de dos congregaciones religiosas femeninas (las misioneras de Jesús sacerdote y las Hermanas de la Vera Cruz Hijas de la Iglesia) quién, a su vez, fue sucedido por el P. Ángel Oñate.

A pesar de las dificultades, la Congregación ha seguido adelante con un fuerte compromiso, principalmente, con la santidad de los sacerdotes y consagrados, seguido por un fuerte trabajo en favor de la santificación de los laicos y de la pastoral juvenil, a través de la dirección espiritual, una fuerte vida litúrgica, la atención y acompañamiento a grupos y movimientos y la predicación de retiros y ejercicios espirituales; todo esto conforme al carisma y misión que les son propios según el carisma fundacional y las constituciones y determinaciones de la obra.

Organización actual[editar]

Actualmente la Congregación ha crecido en varias partes y se ha organizado en Tres Provincias: la Provincia Félix de Jesús (norte de México e Italia), la Provincia de México (Sur de México, Sudamérica y España) y la Provincia Cristo Sacerdote (en Estados Unidos de Norteamérica).

En este momento, hay tres Obispos y un Arzobispo que pertenecen a la Congregación:

Mons. José de Jesús Madera, M.Sp.S.

Mons. Felipe Tejeda García, M.Sp.S.

Mons. Gustavo García-Siller, M.Sp.S., Arzobispo de San Antonio Texas

Mons. Eusebio Elizondo Almaguer, M.Sp.S.

La Congregación, a través de diversos apostolados en Parroquias, Templos, Centros de Espiritualidad (como los "Centros de Espiritualidad Félix de Jesús Rougier" (CEFEJ) y los "Centros de Espiritualidad Cruz del Apostolado" (CECAP)), ha realizado una gran labor pastoral, promoviendo la santidad de la Iglesia, trabajando en la promoción de la juventud cristiana y la santidad de los sacerdotes y consagrados, además de trabajar en la capacitación de los laicos como agentes de pastoral. Uno de los grandes aciertos de la misión apostólica de la Congregación, ha sido saber trabajar junto con todos los laicos, favoreciendo su integración y participación activa en la vida de la Iglesia, desde un compromiso de transformación personal, para desde ella, ayudar a la transformación de la realidad y a la santificación de aquellos que los rodean.

Superiores Generales[editar]

Es Importante señalar que el primer superior general de la obra fue el mismo fundador: el Venerable Siervo de Dios P. Félix de Jesús Rougier M.Sp.S.(1914-1938), seguido por uno de sus hijos predilectos: el P. Edmundo Iturbide Reygondaud M.Sp.S (1938-1944 y 1944-1950)

R.P. Melecio Picazo, M.Sp.S. ( -1992)

R.P. Jorge Ortiz González, M.Sp.S. (1992-1998 y 1998-2004)

R.P. Doménico Di Raimondo, M.Sp.S. (2004-2010)

R.P. Fernando Torre Medina Mora, M.Sp.S. (2010-2016)

Misioneros del Espíritu Santo destacados[editar]

Es importante mencionar que la Congregación ha contado, a lo largo de su historia, con miembros destacados como el P. Ricardo Zimbrón Levy M.Sp.S.; el P. Salvador Carrillo Alday M.Sp.S., quien es reconocido mundialmente por la gran variedad de libros que ha escrito, además de ser el fundador del Instituto de Pastoral Bíblica (que forma parte del CEFEJ de la ciudad de México); el P. Alfonso Navarro Castellanos M.Sp.S., fundador del Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE), presente en distintas diócesis de México, Centro y Sudamérica, Estados Unidos y otras partes del mundo; el P. Alberto Aranda M.Sp.S., escritor de distintos libros y artículos sobre liturgia; y el P. Juan Gutiérrez González M.Sp.S., destacado teólogo y escritor de numerosos libros de teología y espiritualidad de la Cruz. De hecho, Monseñor Luis María Martínez Rodríguez, quien fuera Arzobispo Primado de México, murió perteneciendo a la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo.

La abreviatura M.Sp.S., significa "Misionero del Espíritu Santo", de esta manera se puede saber quiénes son los sacerdotes y religiosos que forman parte de esta Congregación religiosa.

Moisés Lira Serafín, primer novicio en la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo, nació en Zacatlán, Puebla, el 16 de septiembre de 1893, en el seno de una familia humilde. Desde temprana edad manifestó su amor a Dios como Padre. A partir del día que hizo su primera comunión sirvió al Altar como acólito y pasaba largas horas ante el Sagrario. Fue el primer seguidor del P. Félix de Jesús Rougier Olanier en la fundación de los Misioneros del Espíritu Santo, viviendo juntos una gran Fe y una extrema pobreza. Fue ordenado el 14 de mayo de 1922. Acuñó la frase: “es necesario ser muy pequeño para ser un gran santo”. Estando en Roma el P. Moisés vivió una crisis espantosa y es cuando hace su voto de abandono. Fue un insigne promotor vocacional, tuvo un carisma especial para los niños; una gran caridad para los sacerdotes, los pobres, los enfermos y los desamparados. El 29 de marzo de 1934 funda, en la Ciudad de México, la Congregación de Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. El 25 de junio de 1950 muere en olor de santidad por su vida sencilla, alegre, caritativa y confiada en el Padre. La causa de canonización del padre Moisés inició el 4 de febrero del 2000 en la Arquidiócesis de México y actualmente se encuentra en la fase romana, esperando el decreto de Venerabilidad. Ma. del Rayo Guzmán

Enlaces externos[editar]