Casa de Dunkeld

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Casa de Dunkeld es el nombre de la construcción historiográfica creada para ilustrar la sucesión de los reyes de Escocia desde 1034 hasta 1040, y desde 1058 hasta 1290.

Dinásticamente, es una continuación de la "raza de Fergus" de Cenél nGabriain del Reino de Dalriada, concepto celta que expone la rivalidad entre dos clanes rivales de la Escocia altomedieval, y fue fundada por el rey Fergus I de Dalriada. Este clan ha debido luchar durante cuatro siglos por lo menos en Dalriada y luego en Alba contra Loarn de Dalriada, quien dio lugar a la Casa de Moray.

Los Cenél nGabriain fueron representados primero por la Casa de Alpin, y luego por la Casa de Dunkeld. Ésta, parte de Duncan I, que pertenece a un clan distinto al de su predecesor y abuelo materno Malcolm II.

Características[editar]

En la época de la Casa de Dunkeld, la sucesión al trono escocés pasó de un sistema típicamente gaélico, la tanistría (de sistema hereditario indirecto) a un sistema de primogenitura. Se pueden observar algunas características de la sociedad escocesa en este periodo:

  • Escocia es un país más influenciado por las culturas vecinas que anteriormente o posteriormente, cuando esté bajo dominio de la Casa de Bruce o la Casa de Estuardo. El reino está situado entre otros bien establecidos: Inglaterra y Noruega. Varios reyes escoceses prestarán homenaje a monarcas ingleses, y por otra parte, los vikingos controlan Caithness, las islas Hébridas, Orcadas y la isla de Man. Los reyes de esta dinastía han buscado una posición estable entre sus poderosos vecinos, aliándose a veces con otros países, como Francia, por lo que han sostenido tanto guerras como alianzas y acuerdos con aquéllos.

La Dinastía Dunkeld llega al poder en un periodo en el que el reino está fragmentado y hace frente a amenazas exteriores cada vez mayores, y varias monarcas intentan un gobierno más centralizado. Los Dunkeld llegan al poder tras dos siglos de levantamientos civiles con los Alpin. Malcolm III, uno de los primeros reyes de la dinastía piensa firmemente en que la sucesión del trono debe recaer en el hijo mayor del rey, desafiando las reglas tradicionales de la tenistría. Esta decisión política reduce los conflictos sucesorios al interior de la familia real. Los Dunkeld consolidan la independencia de Escocia, a pesar de las frecuentes escaramuzas con Inglaterra.

La dinastía se acaba cuando Alejandro III muere sin hijos varones en un accidente de Caballo. Tan solo queda una nieta de tres años, Margarita, princesa de Noruega. Temiendo la influencia que pudiera tener el padre, Erico II de Noruega, y el comienzo de una guerra civil, los nobles escoceses llaman a Eduardo I de Inglaterra. Margarita es prometida al hijo de éste, el futuro Eduardo II de Inglaterra, pero muere poco después.

Con el fin de esta dinastía comienza la primera guerra de independencia escocesa con Inglaterra.

Enlaces externos[editar]