Calícrates de Leonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Calícrates de Leonte fue un político griego del siglo II a. de C. Fue estratego de la Liga Aquea en varias ocasiones. Se caracterizó por su postura en favor de los intereses romanos en Grecia.

Biografía[editar]

Nacido en torno a 220 a. de C., la primera mención a su persona en las fuentes histórica se refiere a una embajada aquea ante el senado romano en 181 a. de C., con motivo del conflicto que enfrentaba a la Liga Aquea con Esparta, el asunto espartano. En su intervención solicitó abiertamente a los senadores una mayor implicación de Roma en los asuntos griegos, a la vez que criticó con aspereza la política nacionalista de líderes como Filopemén.

En 180 a. de C. fue elegido estratego de la Liga, sucediendo al líder de su propio partido Hipérbato, y aplicó literalmente las indicaciones romanas en la resolución del conflicto que en ese momento enfrentaba a la Liga con Esparta. Tras su mandato no tenemos más información sobre la política interna de la Liga Aquea hasta la Tercera Guerra Macedónica.

En 173 a. de C. la facción pro romana había perdido de nuevo el poder, dominado otra vez por los nacionalistas, dirigidos ahora por Arcón y Licortas. Calícrates, ya líder indiscutido de los pro romanos, conspiró a lo largo de toda la guerra entre Roma y Perseo de Macedonia, acusando a los nacionalistas de aplicar una falsa neutralidad que beneficiaba a Perseo. Con la victoria romana en 168 llegó su oportunidad.

En 168-167 a. de C., aprovechando su posición como aliado de confianza de los romanos en la política interna aquea, maniobró para conseguir de éstos poderes para purgar a la Liga de sus opositores políticos. Personalmente confeccionó una lista de acusados, aproximadamente un millar, entre los que se encontraban los principales líderes nacionalistas -uno de ellos Polibio de Megalópolis-, que se vieron forzados a presentarse a juicio en Roma y fueron relegados en diversas ciudades de Italia.

Desde 167 a. de C. fue el líder indiscutido de la Liga Aquea, jugando con el apoyo de Roma y el de los aristócratas propietarios del Peloponeso. Eso provocó el odio a su persona de una gran mayoría de la población aquea, singularmente de los ciudadanos pobres, que lo veían como icono de la sumisión a Roma y de la mala situación económica.

Calícrates murió en 149 a. de C., cuando viajaba hacia Roma en una embajada para tratar el resurgimiento del asunto espartano. Su muerte causó un vuelco en la política de la Liga Aquea, en la que recuperaron el poder y el apoyo popular los líderes más nacionalistas y anti romanos, como Dieo o Critolao.

Referencias[editar]

Fuentes[editar]