C. B. Macpherson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Crawford Brough Macpherson (1911 - 1987) profesor canadiense de Ciencias Políticas de la Universidad de Toronto. Considerado junto con Harold Innis y Marshall McLuhan uno de los más influyentes en la historia de esta Universidad.

La asociación de Ciencias Políticas Canadiense emite cada año un premio en su honor al mejor libro sobre política escrito por un canadiense.

El trabajo de Macpherson puede ser estudiado para discutir si la tradición socialista y marxista puede aplicarse en la sociedad actual en contra de los postulados de Francis Fukuyama.

Pensamiento[editar]

El pensamiento de Macpherson tiene algo en común con Marcuse y Arendt, y especialmente con el primero, pues ambos pueden ser definidos como neomarxistas, si bien el de Macpherson es, antes bien, un marxismo humanista. Respecto a sus logros, Macpherson propone una extensa y detallada elaboración de la teoría marxista de la ideología, aplicándola a los pensadores políticos más significativos de la era capitalista, tratando de ampliar este análisis histórico y extrapolarlo a la construcción de su crítica moral de la sociedad capitalista y a su propia visión de una sociedad mejor.

La tesis de Macpherson es que la democracia liberal, de la cual se siente tan orgulloso Occidente, no es sino un profundo error a causa de sus raíces históricas y sociales ligadas al individualismo posesivo. En su obra Teoría política del individualismo posesivo (1962), traza el surgimiento y desarrollo de las líneas de este individualismo posesivo en el marco de la filosofía política del siglo XVII (Hobbes y Locke). En concreto, este individualismo posesivo es una concepción del hombre a la que corresponde una cierta clase de sociedad, denominada por Macpherson “sociedad posesiva de mercado”.

Fue en el siglo XVIII cuando esta filosofía, que Macpherson denomina individualismo posesivo, se consolidó, sobre todo gracias al trabajo de dos grandes pensadores liberales de la Ilustración escocesa, David Hume y Adam Smith. Con estos dos autores, este individualismo posesivo se convierte en utilitarista, lo cual habrá de permanecer así hasta el siglo XIX.

En este siglo, el liberalismo del que formó parte el individualismo posesivo empezó a transmutarse en democracia liberal. La discusión de Macpherson respecto a este desarrollo se encuentra principalmente en su obra Vida y épocas de la democracia liberal (1977), también puede encontrarse en ciertos ensayos clave de su Teoría democrática (1973). Él percibe que en la historia del pensamiento se han desarrollado dos planteamientos alternativos de la “esencia humana”: el del hombre como un ser “esencialmente consumidor de servicios”, y el del hombre esencialmente “como hacedor y creador”. En este sentido, la teoría que justifica la teoría de la democracia liberal pretende hacer justicia a ambas concepciones, creando un “frágil compromiso”.

Macpherson, al igual que Marcuse y Arendt, critica el éthos “consumista” del capitalismo contemporáneo avanzado. Ahora bien, lo que añade a estas críticas es su objeción de que el capitalismo moderno (la democracia liberal) fracasa a la hora de maximizar las utilidades (poderes) individuales. Para él, el mercado no supone un intercambio de poderes justo, dado que la propiedad de “los medios de trabajo” es monopolizada por una minoría. El problema de la democracia liberal moderna es que descansa en una sociedad de mercado posesiva y en esa medida nunca ha podido escapar del éthos individualista posesivo (esto se ve en los teóricos de la democracia moderna como Jeremy Bentham, James Mill y John Stuart Mill).

Macpherson propone como alternativa a la propiedad privada, la propiedad común, y apela al “modelo socialista” como un modelo en el que “ninguna red de transferencia de poderes” resulta necesaria.

Libros[editar]

Bibliografía[editar]

“La filosofía política del siglo XX”, Michael H. Lessnoff (1999); Editorial Akal, Nuestro Tiempo, 2001.