Breda M30

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Breda M30
Breda 30.jpg
Una Breda M30.
Tipo Ametralladora ligera
País de origen Flag of Italy (1861-1946).svg Italia
Historia de servicio
En servicio 1930 - 1945
Operadores Flag of Italy (1861-1946).svg Italia
Guerras Segunda Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñada 1930
Fabricante Breda Meccanica Bresciana
Producida 1930 - 1945
Variantes Breda M37 (emplea cartuchos 7,35 x 51 Carcano)
Especificaciones
Peso 10,6 kg
Longitud 1.230 mm
Longitud del cañón 450 mm

Munición 6,5 x 52 Mannlicher-Carcano
Calibre 6,5 mm
Sistema de disparo Retroceso de masas, cerrojo cerrado
Cadencia de tiro 500 d.p.m
Alcance efectivo 800 m
Cargador plegable recto, con capacidad para 4 peines de fusil con 5 balas (20 balas)

Velocidad máxima 630 m/s

El Fucile Mitragliatore Breda Modello 30 (Fusil Ametrallador Breda Modelo 30, en italiano) fue la ametralladora ligera estándar del Ejército italiano durante la Segunda Guerra Mundial.

Diseño[editar]

La Breda M30 era una ametralladora ligera, alimentada desde el lado derecho mediante un cargador. El cargador era plegable y estaba unido al arma mediante una bisagra. Este era alimentado mediante peines de fusil Carcano y tenía una capacidad de 4 peines.

Una de las ventajas de este sistema era que cualquier soldado podía proveer munición para la ametralladora, manteniendo el cargador lleno en todo momento.

Era accionada por retroceso de masas y disparaba a cerrojo cerrado. Tenía una culata de madera y un bípode plegable bajo el cañón.

Desventajas y problemas técnicos[editar]

La Breda M30 es ampliamente considerada como una ametralladora muy poco fiable. Su cargador plegable era frágil (si se malograba, la ametralladora era inutilizada), tenía una baja cadencia de fuego, empleaba un cartucho poco potente y era propensa a bloquearse. También tenía un cañón de cambio rápido, pero al no tener una manija para asirlo, dificultaba su cambio.

Esta ametralladora es interesante, porque dispara a cerrojo cerrado a pesar de ser accionada por retroceso de masas. Este sistema de disparo favorece el rápido sobrecalentamiento de la recámara y el cañón, lo que provoca el "encendido" del cartucho antes que este se halle completamente dentro de la recámara. También tiene una pequeña bomba de aceite que lubrica cada cartucho antes de ser introducido en la recámara. El aceite de la bomba lubricante atraía tierra y polvo, haciendo que la Breda M30 fuese muy susceptible a bloquearse en frentes arenosos como el Nor-Africano.

Al disparar a cerrojo cerrado, la Breda M30 se sobrecalentaba con facilidad y "encendía" cartuchos apenas estos entraban en la recámara. Cualquier ametralladora puede "encender" cartuchos debido al sobrecalentamiento, aunque las que disparan a cerrojo abierto generalmente se enfrían con mayor rapidez.

Esto es un grave problema, porque cuando un cartucho se "enciende" (algo normal después de abrir fuego continuo) los soldados pueden estar reubicando la ametralladora y existe la posibilidad que el cañón de esta pueda estar apuntando a uno de ellos (a pesar del entrenamiento y el sentido común).

Algunas ametralladoras ligeras Breda recibieron la denominación M37 y fueron recalibradas para emplear el cartucho de 7,35 mm que las Fuerzas Armadas italianas trataron de adoptar, pero tuvieron una corta producción debido a que el inicio de la Segunda Guerra Mundial no permitió la completa adopción del nuevo cartucho.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]