Botella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una botella es un recipiente fabricado en material rígido, habitualmente vidrio o alguna variedad de plástico que tiene habitualmente un cuello más angosto que el cuerpo del recipiente y que se usa para contener productos líquidos, como agua, leche, vino, etc. También hay botellas metálicas que se utilizan para contener gases a presión pero su uso es más específico y menos generalizado. Según la cuarta acepción del Diccionario de la Real Academia Española, una botella también es una medida de capacidad para ciertos líquidos, equivalente a cuartillo y medio, o sea a 756,3 ml.[1]

Botella de vidrio[editar]

Botellas reusables de vidrio, para leche.
botella de vidrio para vino

Se suele utilizar para aquellos productos cuyas propiedades no se alteran bajo los efectos de la luz. En caso contrario, se precisa utilizar envases opacos como latas o bricks.

La botella de vidrio debe llevar robada una o varias etiquetas de papel en las que se específica el producto y la marca así como las informaciones legales: composición, razón social del fabricante, fecha de caducidad, etc. [1]

Partes de la botella[editar]

La botella se compone de las siguientes partes (de arriba abajo):

  • Boca, orificio por donde se vierte el líquido
  • Hilo o hélice
  • Anillo
  • Cuello
  • Espalda
  • Cuerpo
  • Fondo
  • Anillo de apilamiento

Tipos de cierre[editar]

  • Para líquidos envasados sin presión
    • Rosca estándar
    • Rosca inviolable. Para abrir la botella es necesario forzar el precinto de la rosca.
    • Tapón de corcho. El propio tapón es el que ejerce la presión lateral.
  • Para líquidos envasados con presión


La botella de vino se cierra tradicionalmente con tapón de corcho. Por ello se recomienda que se mantenga en posición horizontal durante su almacenaje para mantener húmedo el corcho ya que si se seca, permite la entrada de aire y el vino corre el riesgo de oxidarse.

Botella Codd[editar]

Botella Codd.

1872: el fabricante de bebida gaseosa Hiram Codd diseña y patenta una botella para bebida carbonatada. La botella de cuello Codd, incluía un anillo de goma y un bola de vidrio en su interior. Las botellas se llenaban boca abajo y la presión del gas carbónico en la botella forzaba la bola contra el anillo de goma situado en la parte inferior del cuello, sellándola. Estando llena la botella era como la foto de la derecha, se ve la bola prieta contra el anillo del cuello, cerrando pero quedando una cámara dentro de la cual el tapón podía ser empujado hacia dentro para abrir la botella. Una vez empujada la bola hacia el interior de la botella se podía servir el contenido, ya que la bola caía al fondo debido a su peso. En la parte inferior del cuello existe un resalte que hace que al volcarse la botella para servir el líquido, la bola de vidrio quede detenida allí para no dificultar el vaciado. Su gran inconveniente era que una vez abierta la botella ya no se podía cerrar convenientemente, perdiéndose la presión de la gaseosa. Este era el motivo principal por el cual las botellas eran de poco contenido, para ser bebidas en poco tiempo, no sobrepasando normalmente el de un tercio de litro.

Tras su introducción, la botella se hizo extremadamente popular en Europa, Asia y Australia, mientras que los bebedores de alcohol desdeñaban su uso. El término codswallop originado en cerveza vendida en botellas Codd, hizo que la cerveza se hiciera popular y conocida como wallop, aunque no hay definitiva evidencia de este dato.

En Argentina, la marca de bebida gaseosa que la popularizó se llamaba "Chinchibira".

El envasado Codd se produjo regularmente durante muchas décadas, pero gradualmente se hizo anticuado. Como los niños rompían las botellas para extraer los tapones de bola de vidrio, se han hecho muy raras y aparecieron coleccionistas, particularmente en Reino Unido. Una botella Codd color cobalto cuesta miles de libras esterlinas en el mercado de antigüedades. El diseño del cuello Codd aún se usa en Japón en bebidas soft ramune.

Botella de plástico[editar]

Las botellas de plástico son muy utilizadas en la comercialización de líquidos en productos como de lácteos, bebidas o limpia hogares. También se emplea para el transporte de productos pulverulentos o en píldoras, como vitaminas o medicinas. Sus ventajas respecto al vidrio son básicamente su menor precio y su gran versatilidad de formas.

El plástico se moldea para que la botella adquiera la forma necesaria para la función a que se destina. Algunas incorporan asas laterales para facilitar el vertido del líquido. Otras mejoran su ergonomía estrechándose en su parte frontal o con rebajes laterales para poder agarrarlas con comodidad. Las botellas con anillos perimetrales o transversales mejoran su resistencia mecánica al apilamiento. Las estrechas y anchas mejoran su visibilidad en el lineal al contar con un facing de mayor superficie.

El tapón de rosca, también de plástico, es el cierre más habitual de las botellas de plástico. Su diseño puede incrementar sus funcionalidades actuando como difusor en spray, dispensador de líquido, medida de dosificación o asidero, en este caso, por ejemplo, para garrafas pesadas.

Historia[editar]

En la antigua Roma con el término ampulla, botella, se designaba una vasija que tuviera cualquier forma y que estuviera hecha de cualquier materia, pero sobre todo el nombre servía para designar un recipiente con el cuello largo y estrecho y el cuerpo inflado. En las excavaciones de la ciudad de Roma se han encontrado botellas de muy diferentes modelos. En relación con esta palabra podemos mencionar los siguientes términos:

  • La ampulla olearia: botella que servía para contener aceite y se llevaba a los baños para verter sobre el strigilis, que era una especie de almohaza que servía para limpiarse la piel después del baño.
  • La ampulla rubida: estaba recubierta de cuero y se empleaba en los viajes para conservar algún tipo de líquido.
  • Ampullarius: era el artesano cuyo oficio consistía en cubrir con cuero las botellas de vidrio.
  • Ampulla: tercio superior del oviducto, lugar donde se lleva a cabo el proceso de fecundación.

Capacidades[editar]

En enología, la "botella tipo" es, sin duda, la de 75 cl., llamada comúnmente "tres cuartos". Sin embargo, existen multitud de botellas, con nombre propio, según su capacidad, y siempre con referencia a la estándar (75cl). En orden creciente, son las siguientes:

  • Benjamín - 0´1875 l. - Un cuarto de botella
  • Tres octavos - 0´375 l. - Media botella
  • Tres cuartos - 0´75 l. - 1 botella
  • Magnum - 1´5 l. - 2 botellas
  • Jerobán (originalmente, Jéroboam, creado en Burdeos (Francia) par Pierre Mitchell, en 1725 - 3 l. - 4 botellas
  • Rehobán - 4´5 l. - 6 botellas
  • Matusalén - 6 l. - 8 botellas
  • Salmanzar - 9 l. - 12 botellas
  • Baltasar - 12 l. - 16 botellas
  • Nabucodonosor - 15 l. - 20 botellas
  • Salomón - 18 l. - 24 botellas
  • Souverain - 26´25 l. - 35 botellas
  • Primat - 27 l. - 36 botellas
  • Melquisedec - 30 l. - 40 botellas

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

un botella tambien puede ser la esposa de el bote